Home || Economía || ¿Por qué la economía mexicana no crece? Aquí algunas de las causas

¿Por qué la economía mexicana no crece? Aquí algunas de las causas

Combate a la corrupción y mayor inversión son la clave para que México crezca
Combate a la corrupción y mayor inversión son la clave para que México crezca / Notimex

miércoles 20 de febrero de 2019

La economía mexicana se ha estancado en un crecimiento promedio que ronda el 2.0 por ciento anual y que a todas luces es insuficiente para revertir los problemas que tiene el país, pero hay factores claves que han propiciado esta situación.

 

Ciudad de México.- Instituciones financieras, bancos y organismos internacionales coinciden en que la economía mexicana reducirá su ritmo de crecimiento este año por debajo del 2.0 por ciento, mientras que la proyección más drásticas las hizo Bank of America Merrill Lynch (BOFA), al colocarlo en 1.0 por ciento.

Ahora, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), también ajustó a la baja su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en 2019 y la colocó en 1.5 por ciento, coincidiendo con el grueso de las proyecciones.

De acuerdo al presidente del IMEF, Fernando López Macari, “eventos transitorios impactarán a la economía mexicana este año”, como la falta de suministro de combustibles en 14 estados en los primeros meses del año, la huelga de trabajadores en maquiladoras de Matamoros y Tamaulipas; y el bloqueo de vías ferroviarias en Michoacán.

Todos son temas coyunturales, pero más allá de este tipo de situaciones, hay otros factores estructurales que hacen que la economía de México se estanque y que pierda poder a entre los países emergentes más importantes del mundo.

Esto te puede interesar: Plan de austeridad de AMLO comienza a generar ahorros importantes

Fuera del top ten de economías emergentes

Si bien México es considerado como un país que tiene condiciones apropiadas para avanzar, que su economía muestra solidez ante presiones externas, que tiene un manejo hasta cierto punto responsable de sus finanzas y sobre todo porque ha intentado cumplir a toda costa con las exigencias macroeconómicas y a pesar de esto, su crecimiento pierde fuerza.

De acuerdo a Oxford Economics, “entre las 20 economías emergentes más importantes del planeta, por su aportación al Producto Interno Bruto global, México Argentina y Sudáfrica quedan con las expectativas más bajas para experimentar un auge económico en el 2019”.

Así, “entre las 10 economías de mayor crecimiento y alto potencial para seguir avanzando en esta década son India, Filipinas, Indonesia, China, Malasia, Turquía, Tailandia, Chile, Polonia y Corea del Sur”, dice el estudio elaborado por este organismo.

Mientras que las que tienen “expectativas menos robustas sobre la posibilidad de conseguir un auge económico, se ubican República Checa, Rumania, Hungría, Brasil, Rusia, Sudáfrica, México y Argentina”, dice Oxford Economics en su análisis que retoma El Economista.

Los errores cometidos

Esto significa que México está fuera del top ten de las economías emergentes más poderosas y lo peor de todo, es que las proyecciones se debilitan cada vez más, sobre todo porque estructuralmente no se han atendido ni impulsado temas como el ahorro interno, la innovación y el desarrollo de tecnología.

Esto pudo ser causado debido a que las tendencias macroeconómicas se orientaron al uso de capital importado como base para las inversiones y en atraer sectores industriales como las manufacturas, que según Oxford Economics entre 1992 y el 2018, fue el modelo ideal a seguir para las economías emergentes, situación que la vivimos en México.

“La orientación del sector manufacturero a la exportación es un factor para detonar el crecimiento sostenido, pero no es suficiente para lograr expansiones, mientras no se invierta en tecnología, desarrollo e innovación”, dice el estudio, cosa que también ha padecido la economía mexicana.

Encuesta de Bank of America Merrill Lynch aviva incertidumbre a México

Otra carencia que comienza a cobrar factura es la falta de ahorro interno e inversión, ya que al comparar estos rubros entre las 20 economías emergentes más importantes del mundo, “México se vuelve a colocar al fondo, junto con Argentina, Brasil y Sudáfrica”, asegura el documento.

Y mientras esto sucede en el país, Oxford Economics señala que las naciones emergentes que “registraron mayor crecimiento son los que han logrado aumentar su ahorro interno y canalizar una parte a la inversión productiva”, como es el caso de China, India, Indonesia y Malasia.

Además de todo, la falta de presupuestos y apoyos a temas como la ciencia y la tecnología, han frenado significativamente el desarrollo del país, con daños colaterales como bajos salarios, reducción de la productividad y mano de obra poco calificada.

“En este contexto no resulta sorprendente que países de ingreso medio como Brasil, México, Argentina y Sudáfrica, no hayan logrado importantes expansiones económicas entre el 2008 y el 2017, pues no han privilegiado la innovación, ni han promovido la inversión en el desarrollo tecnológico”, concluye el estudio de Oxford Economics.

De esta manera y con una perspectiva más profunda, no basada en los temas coyunturales, es lógico que la economía mexicana se haya estancado en las últimas décadas, creando un desequilibrio en el entorno social y abriendo una brecha enorme de pobreza en donde se ubican una porción muy grande de la población del país.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira