Home || Economía || ¿AMLO tiene razón sobre el modelo neoliberal? Economistas de la UNAM responden

¿AMLO tiene razón sobre el modelo neoliberal? Economistas de la UNAM responden

estabilidad económica
Sigue el bajo crecimiento económico en muchos países, alto desempleo y desigualdad/Imagen: El Semanario

miércoles 13 de marzo de 2019

Cuando el presidente de México habla en sus conferencias matutinas sobre las consecuencias del modelo neoliberal y adjudica la situación actual de la economía a las políticas adoptadas por gobierno en las últimas tres décadas, tiene algo de razón.

 

A pesar de que para muchos el uso del término neoliberal debería cesar en los discurso del presidente de izquierda, por ser un concepto más ideológico que teórico, para otros economistas críticos no es tan errado al considerar al neoliberalismo como un cambio en la configuración de la economía capitalista – que desde el final de la segunda guerra mundial y hasta los años setenta se gestionó bajo una línea keynesiana – y nace como una ideología basada en Friedrich Hayek e impulsada por Milton Friedman con principios como la desregulación del comercio y las finanzas, la privatización de muchos servicios brindados por el Estado, la reducción del gasto social y de impuestos a las empresas, el fomento a contratos temporales y la mercantilización de las grandes empresas; principalmente.

Para el economista e investigador del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Luis Calva, el modelo neoliberal fue causa de estancamiento de la economía por los últimos 36 años y ha generado una dinámica de “freno y arranque, freno y arranque” en los ciclos económicos.

En conferencia de prensa en la que expuso las expectativas de crecimiento económico en México, las cuales han sido revisadas a la baja y los analistas marcan una gran brecha entre la “realidad” y las expectativas de crecimiento del gobierno federal, el economista apuntó que en los últimos 48 años hubo bajas y subidas del Producto Interno Bruto (PIB), pero nunca se cayó a tasas de cero por ciento. En cambio, con el modelo neoliberal, se vivieron caídas bárbaras en 1995, 2009 por mencionar algunas.

Al señalar que el modelo neoliberal adoptado en México ha sido “el peor de los absurdos”, el investigador aclaró que los países con mayor tradición industria y desarrollo económico, son aquellos donde el Estado es el rector del manejo de la economía y exhortó al gobierno de López Obrador a definir  “si México se mantendrá aferrado a la estrategia económica neoliberal, como una realidad inamovible, o se hará cargo del fracaso de esta estrategia para emprender una nueva de desarrollo para el crecimiento sostenido”.

La realidad del crecimiento económico

Para Armando Sánchez, director del IIEc, el modelo macroeconómico imperante en México sugiere un crecimiento económico del 2 por ciento con un índice de inflación del 3.5 por ciento durante el sexenio de López Obrador.

Las estimaciones de los economistas del IIEc apuntan a que México podrá crecer a 3.23 por ciento con inflación del 3.8 por ciento,  de invertir más del 25% del PIB, sin generar presión en el balance primario, ni en la balanza comercial.

Si López Obrador quiere crecer al 4 por ciento que pretende, la economía deberá recibir una inyección de inversión tanto privada, como pública, donde la primera crezca más más de 20 por ciento y la pública más de 5.0 por ciento como porcentaje del PIB y el incremento del gasto público sería viable sólo a través de una reforma fiscal que implique aumento de impuestos.

“Es la única manera que hay de financiar ese crecimiento económico de 4.0% y que no haya presiones de desequilibrios económicos que se traducen en depreciaciones del tipo de cambio”, estimó.

Además, México requiere de una estrategia integral que genere competitividad en las exportaciones, encadenamientos de todas las microempresas al sector industrial para enfrentar un mayor déficit comercial asociado al aumento de gasto público y privado, y al mismo tiempo del aumento de impuestos de acuerdo a los percentiles económicos de la sociedad.

¿Cómo pretende AMLO crecer al 4 por ciento?

En su conferencia matutina del 13 de marzo en Palacio Nacional, López Obrador reiteró su compromiso de crecer al 4 por ciento promedio en su sexenio y aclaró que existe manera de lograrlo sin endeudamiento ni incrementar impuestos.

Basado en su política de austeridad y combate a la corrupción, el primer mandatario señaló que México va a crecer “cada vez más” ya que un 4 por ciento no es una meta inalcanzable.

“Se nos olvida que antes del periodo neoliberal teníamos crecimiento mayores al 4 por ciento anual. Desde los años 30 hasta el 82, 50 años, México creció a una tasa promedio anual del 6 por ciento,” indicó.

La política adoptada por México obligó a transferir bienes de la nación a particulares y el crecimiento cayó al 2 por ciento, por lo que AMLO calificó al modelo como “un rotundo fracaso,” y detalló tres formas de lograr expandir la economía al doble de lo que crece actualmente.

“Ellos (de la escuela neoliberal) no toman en cuenta que la corrupción inhibe el crecimiento. La corrupción impide que crezcamos.”

“Ellos no promueven el desarrollo, no promueven el crecimiento. En sus lecciones no aparece la promoción del desarrollo. Dan por hecho que si se ajustan variables macroeconómicas, la mano invisible del mercado lo resuelve todo. Nosotros apostamos a promover el desarrollo.”

Promover el desarrollo es estar muy pendiente de los inversionistas y apoyar a los trabajadores, que el estado mede en conflictos, cuidar la frente de trabajo e inversión.

Y por último reconoció la importancia de la mezcla de recursos. “No es suficiente la inversión pública, se requiere la IP nacional y extranjera.”

¿Utopía o realidad? Habrá que esperar al menos a diciembre de 2019 para poder analizar las proyecciones, el impacto del combate a la corrupción y las estrategias del gobierno para menguar la muy alterada incertidumbre.

 

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Un comentario

  1. En algo se parece AMLO a Trump y es que ambos viven en su mundo pensando en su Trascendencia. He oído sus conferencias matutinas y están llenas de imprecisión en sus datos, de correcciones a su gabinete como lo es el aplazamiento de la construcción de la refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco. Su crecimiento del 4% sin impuestos, se parece a que bajará el precio de los combustibles. Su ataque a la corrupción es bueno, pero no lo es todo y adicionalmente hay que evitar la impunidad.
    AMLO vive en el pasado al hablar de los años 30 hasta los 50, lo que no se da cuenta es que en esos tiempos había mucho menos competencia de la que hay ahora y eso obliga a tener nuevas estrategias de inversión públicas y privadas; Canceló las promociones al turismo y este ha bajado sobre un 9% en lo que va del año. Canceló la construcción del NAIM por un capricho, como resultado no se tendrán muchos trabajos así como ingresos por turismo y otros rubros además que todos los mexicanos pagaremos esa deuda como pagamos el Fobaproa y otros. También frenó la reforma energética (PEMEX y CFE) donde entrarían tanto inversiones nacionales como extranjeras y en estos momentos y debido a la incertidumbre que se ha generado por esas acciones los inversionistas están indecisos en realizar inversiones. Finalmente se nota que se toman decisiones sobre las rodillas y sin un análisis previo así como se están promoviendo las asignaciones directas y evitando los estudios que requieren todos los proyectos que se pretenden desarrollar como por ejemplo la famosa refinería en Dos Bocas que primero se hablaba de 3-4 mil millones de pesos y últimamente se habla de que son 8 mil millones de pesos.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Adriana Murillo

Adriana Murillo
Economista por la UNAM, coordinadora editorial de noticias en medios digitales, amante del café y con un profundo amor por México.