Home || Economía || El futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las prisas de Trump

El futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las prisas de Trump

El futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las prisas de Trump
El futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las prisas de Trump / Reuters

sábado 30 de marzo de 2019

Antes fue México el que tenía prisa por la agenda electoral, pero ahora es Estados Unidos y Canadá quienes están en esa posición y en medio de disputas políticas, el futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las rabietas de Trump.

 

Ciudad de México.- Los meses avanzan y con ello las complicaciones para que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se ratifique y entre en vigor, sobre todo porque ya hay una agenda electoral que apresura los tiempos y aumentan las presiones políticas para los canadienses y los estadounidenses.

Y sin duda esto comienza afectar el ánimo de Donald Trump, que fiel a su costumbre asegura que el T-MEC es su prioridad pero no acepta las recomendaciones de los legisladores de su país, ahora otra vez hace declaraciones agresivas contra México y sabe que de no lograr la ratificación de este acuerdo, su reelección está en riesgo.

Tal como lo señala una publicación del The Washington Post, “el objetivo de la administración es lograr que el pacto se apruebe antes del receso anual de agosto del Congreso” y agrega que “no está claro si la línea de tiempo es realista”, pero cualquier retraso “podría aumentar considerablemente el riesgo político debido a la aceleración de la campaña presidencial” en los Estados Unidos.

Esto te puede interesar: México está entre la cerrazón comercial de Trump y las inversiones chinas

Los aranceles a México y Canadá

Pero las cosas en ese país no son las más adecuadas para la aprobación del T-MEC, ya que Donald Trump enfrenta la oposición de los demócratas en la cámara baja y como se esperaba, tienen el deseo de frenar esto como un capital político importante con miras a las elecciones presidenciales.

Sin embargo, parece que también comienza a abrirse otro frente enemigo para Trump y es con los propios legisladores de su partido, quienes también tienen prisa para que este acuerdo avance y por tal motivo, algunos consideran que el gobierno debe eliminar los aranceles al acero y aluminio impuestos a México y Canadá.

Tal es el caso de Chuck Grassley, senador republicano y presidente del Comité de Finanzas de la cámara alta, quien ha expresado su rechazo a estas medidas e incluso ya le pidió a Trump que las elimine como condición para aprobar el T-MEC.

Ante la negativa del presidente, Grassley aseguró que esto es solo cuestión de que Trump “se dé cuenta de que nada va a pasar hasta que los aranceles sean anulados” y agregó que “los gravámenes van a ser suspendidos si quiere obtener una victoria».

Incluso fue más allá al vaticinar que Trump «no tendría más remedio que rendirse” si desea que el T-MEC sea aprobado en la Cámara de Representantes y el Senado.

Con esta posición de Grassley, que es una voz muy respetada entre los republicanos, parece que dentro de ese partido también hay voces disidentes con respecto a la posición del presidente de los Estados Unidos, algo que puede complicar la pronta aprobación del T-MEC, al menos en el tiempo suficiente para que entre en vigor a comienzos del año próximo.

Ratificación del T-MEC está en la lista de altas prioridades de Trump

México se alista para los cambios necesarios

Mientras estas disputas suceden en el país vecino del norte, en México se preparan los cambios necesarios que se tienen que hacer y que son parte de las exigencias del T-MEC, por lo que las autoridades trabajan en ese sentido.

De acuerdo a Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía (SE), aseguró que en el mes de abril estarán listas las leyes secundarias en materia laboral, uno de los temas que están atrasados en el país y en el cual México se comprometió hacer los cambios necesarios para equilibrar las condiciones existentes en los tres países socios.

Esta es una de las principales exigencias que se espera hagan los republicanos, que junto con otros aspectos relacionados con el medio ambiente, han sido los reclamos de este grupo parlamentario, en donde estarían dispuestos a reabrir las negociaciones para alcanzar mejores condiciones que las pactadas.

Con todo este escenario, Luz María de la Mora considera que si todo camina de acuerdo a lo esperado, en los próximos meses podría darse el proceso de ratificación y el T-MEC entraría en vigor el año entrante.

Podría ser que entrará en vigor en el 2020, sería una muy buena noticia para los tres países que pudiéramos tener esto listo antes del receso de agosto en Estados Unidos”, aseguró la funcionaria federal.

Sin embargo y dadas las complicaciones que siguen existiendo en el ambiente, el futuro del T-MEC es otra vez incierto a pesar de las prisas de Trump, para que comience la discusión en el Congreso de su país en la segunda quincena de abril y acelerar así los procesos para su ratificación antes del comienzo de las campañas presidenciales.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira