Home || Economía || Autonomía de Banxico, dique para impedir una «recesión técnica»

Autonomía de Banxico, dique para impedir una «recesión técnica»

Mandato_Banxico
Banco de México

viernes 2 de agosto de 2019

La idea de otorgarle un doble mandato a Banxico, controlar la inflación y promover el crecimiento, es visto como una iniciativa para menoscabar la autonomía del banco central; pero ¿qué tan cierto es esto?

Una de las funciones del gobierno federal es impulsar el crecimiento de la economía, por su parte el único mandato del Banco de México indica que su principal tarea es mantener el valor adquisitivo del peso mexicano y, aun cuando ambas situaciones parecen que se complementan, las vías para conseguir ambos objetivos regularmente no son las mismas.

En el caso de la administración de Andrés Manuel López Obrador la forma en la que buscan evitar una desaceleración de la economía es mediante la entrega de apoyos monetarios a los sectores más desprotegidos de la población, a la par que planean reorientar parte del presupuesto federal hacia el sector petrolero y al agrícola.

Por su parte el Banco de México intenta mantener la inflación en su tasa clave objetivo del 3 por ciento (+/-1 por ciento de intervalo de variabilidad) y para conseguirlo tiene como principal herramienta la tasa de interés interbancaria, misma que se ubica en 8.25 por ciento desde finales del 2018, comparada con la tasa objetivo de la Reserva Federal de Estados Unidos se ubica en un rango de 2 a 2.25 puntos.

Artículo relacionado: “No les funcionó su pronóstico a los expertos”; El plan económico de AMLO y sus retos de crecimiento

Ambas estrategias cumplen con su cometido; por un lado, el gobierno distribuye ingresos que permiten impulsar la economía, mientras que el Banco Central otorga un rendimiento alto (en comparación con EUA) a quienes invierten en el país, mientras pone un freno al aumento de créditos ya que la tasa de interés de los mismos es elevada.

En precisamente en este último punto es donde nace la confrontación entre la estrategia de López Obrador y Banxico ya que la administración federal desea que un amplio margen de la población acceda a créditos bancarios, mismos que tienen como referencia la tasa de interés interbancaria por lo que sí está fuera menor se estima que más personas buscarían financiarse de este modo.

Pero el Banco de México desea evitar que un aumento desproporcionado del crédito se convierta en un impulso para la inflación. Cuando el mercado cuenta con más efectivo para gastar regularmente aumentan los precios de los insumos debido a la alta demanda que se da en los mismo,

¿Doble mandato para Banxico?

Los riesgos de que no se alcance el crecimiento de 2 por ciento, prometido por Andrés Manuel López Obrador durante primer año de gobierno aún se puede vislumbrar en el horizonte, razón por lo cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció un paquete de medidas, tales como: orientar 485 mil millones de pesos en infraestructura, financiamiento y adelantar licitaciones de bienes y servicios del gobierno programadas para el año 2020 para los meses de agosto, para impulsar la economía.

Ante este panorama complicado, la posibilidad de añadir un mandato más al Banco de México ha sido expuesto en diversos foros donde se señala que esta iniciativa buscaría que Banxico también se enfocará en el crecimiento. Situación comentada por Andrés Manuel López Obrador durante una entrevista con Bloomberg a finales de julio, donde señaló que sería deseable que el Banco Central bajara la tasa de interés, a fin de fomentar el crecimiento.

“Me gustaría que el Banco de México, pero una cosa es lo deseable y otra lo posible, que el Banco de México no sólo son para el control de la inflación, qué pensara también en el crecimiento, el equilibrio”, insistió durante una de sus conferencias matutinas el mandatario mexicano.

Dicho comentario podría ser interpretado como un llamado por parte del gobierno para que Banxico disminuya su tasa y, aun cuando se tenga la noción de que las políticas monetarias del país son planeadas únicamente por el presidente de la república y su gabinete, en realidad la autonomía del Banco de México, otorgada en 1994, le da las atribuciones necesarias de crear su propia estrategia para preservar el valor adquisitivo del peso, por lo que los deseos de Obrador no pueden ser tomados como una orden por los subgobernadores del banco central.

Dique contra la «recesión técnica»

La autonomía de Banxico es uno de los activos a favor que tiene la economía mexicana ante los inversionistas, quienes al conocer sus decisiones en torno a su tasa de interés revisan que estas sean tomadas principalmente desde un punto de vista económico, dejando de lado los deseos de los gobernantes en turno.

Cuando se constata que no existe injerencia en las políticas monetarias de Banxico la certidumbre y la confianza de la industria privada en el país aumenta situación que crea las condiciones necesarias para aumentar la inversión, con lo que poco a poco el país debería de alejarse de un retroceso económico durante dos trimestres continuos, ahuyentando al fantasma de una «recesión técnica».

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia
Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.