Home || Economía || La incertidumbre, el gran verdugo de la economía mexicana

La incertidumbre, el gran verdugo de la economía mexicana

México en desarrollo.
Imagen: Sistema Michoacano de Radio y Televisión.

martes 13 de agosto de 2019

Se entiende por incertidumbre una situación en la cual se desconoce completamente la posibilidad de que ocurra un evento y, en la economía, este factor representa uno de los principales riesgos ya que no hay certeza del futuro de las inversiones en un país.

En México, la incertidumbre ha representado un verdugo para la economía y, dado que las variables macroeconómicas dependen en buena medida de los choques externos y de los eventos políticos del país, se ha convertido en un reto inyectar certeza a los inversionistas de que su dinero en el mercado mexicano está seguro y su inversión será rentable.

Si un país no ofrece condiciones o garantías que inyecten certeza al retorno de la inversión y además muestre indicios favorables de que se lograrán utilidades rentables, es difícil que los capitales se mantengan en los mercados internos. Entre las garantías que el gobierno debe de ofrecer está el equilibrio en el mercado de una competencia perfecta, transparencia en la información, seguridad nacional, tasas estables de inflación y una atractiva tasa de interés que fomente la inversión.

En México, la retórica del presidente Andrés Manuel López Obrador y las decisiones drástica que su administración ha tomado en torno al gasto público y la redistribución del ingreso, han sido causa fundamental de la incertidumbre y representa uno de los más fuertes roces entre el gobierno y el sector privado.

Si bien la intención de ambas partes es reactivar la economía y fomentar el crecimiento del país, la actual administración en México está enfocada en el fomento al desarrollo a través de la redistribución del gasto público con programas sociales de apoyo a los más desfavorecidos. La línea política de López Obrador se contrapone a la que México ha seguido durante décadas; sin embargo, también busca mantener un discurso amigable con los inversionistas.

En el caso más reciente, López Obrador hizo un llamado a las empresas mineras para que eviten daños al medio ambiente y mejores las condiciones de sus trabajadores en el país, además de advertir que no se otorgarán más concesiones mineras.

Y es que parece ser que los esfuerzos del gobierno y las autoridades financieras autónomas como Banco de México por fomentar la inversión, no están teniendo el éxito obtenido. A pesar de la alta tasa de interés que Banxico mantiene, en los últimos seis meses, los residentes en el extranjero retiraron cerca de 8 mil 500 millones de dólares gubernamentales de México por la incertidumbre económica que priva en el país.

Hechos como la guerra de divisas entre China y Estados Unidos y el estancamiento que ha registrado la ratificación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte; son otros factores que mantiene a los inversionistas en vilo. La estrecha relación de la economía mexicana con la de Estados Unidos obliga a los empresarios poner suma atención en el país del norte, lo que determina sus proyecciones a futuro.

¿Es viable invertir en México? Pues, por un lado, Banxico hace sus esfuerzos de mantener una inflación estable y defender al tipo de cambio con el manejo de sus tasas de interés, mientras que el país coquetea con sus recursos turísticos y proyectos de infraestructura en el sureste mexicano. Factores que podrían resultar atractivos para la inversión.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Adriana Murillo

Adriana Murillo
Economista por la UNAM, coordinadora editorial de noticias en medios digitales, amante del café y con un profundo amor por México.