Home || Hasta el momento || Operan con éxito a Erik, el niño que resultó con el cerebro expuesto tras el 19-S

Operan con éxito a Erik, el niño que resultó con el cerebro expuesto tras el 19-S

Operan con éxito a Erik, el niño que resultó con el cerebro expuesto tras el 19-S
Semar

miércoles 16 de mayo de 2018

Médicos navales operaron con éxito el cráneo de un menor que resultó herido durante el sismo del pasado 19 de septiembre de 2017.

El 19 de septiembre de 2017, un poderoso sismo cimbró el centro de México. Cientos de personas murieron y miles resultaron damnificadas. De entre el sin fin de historias dramáticas, la de Erik Antonio, un niño de 11 años, ha sido sin duda una de las más desgarradoras.

La mañana del terremoto, Erik se dirigió como siempre a la escuela en Jojutla, Morelos. A las 13: 14 horas, cuando el menor regresaba a casa, la tierra bajo sus pies se movió violentamente. La fuerza del sismo de 7.1 grados fue tal que varias de las casas de su vecindario de vinieron abajo, fue en ese momento que una teja de una de las casas se incrusto en su cabeza.

Te puede interesar: Alerta sísmica de la CDMX se activa por un sismo de magnitud 5.3

Lo que siguió fue el terror, varios vecinos ayudaron a Erik, pero éste no se podía mover, ni comunicar. Más tarde se supo el ominoso diagnóstico, la teja le provocó una fractura craneoencefálica que le causó daño en el cerebro.

Erik tuvo atención médica de inmediato, fue operado en un hospital de Morelos y pasó seis semanas en terapia intensiva. Tuvo una rápida recuperación, sin embargo, una hernia se formó en su cabeza, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por segunda ocasión en un hospital morelense.

Fue sometido a varias terapias de rehabilitación para mejorar su movilidad y el habla, pero pese a su recuperación, el menor necesitaba una cirugía especializada para mejorar su salud.

De vida o muerte

La decisión, no obstante, no era sencilla. Esta tercera operación era considerada de alto riesgo, ya que podría costarle la vida a Erik. Finalmente, tras varios días de debate médico y de diversas propuestas, se solicitó el apoyo de la Secretaría de Marina-Armada de México para que sus Neurocirujanos Navales hicieran la intervención en el Hospital General Naval de Alta Especialidad, en la ciudad de México.

Esa cirugía se realizó el 9 de mayo pasado. El milagro ocurrió, el menor salió en perfecto estado de la operación, en la que médicos especialistas navales colocaron una placa de titanio en el cráneo de Erik, con la que se espera que presente una mejora en su recuperación neurológica.

“La cirugía consiste en cubrir nuevamente esa parte del cerebro que se encuentra desprotegida y expuesta a la presión atmosférica. La operación en la que nosotros ayudamos a Erik, se llama craneopatía, evidentemente después de que se hace la cirugía al quedar un hueco en el cráneo el cerebro queda desprotegido, el cerebro es una estructura que se encuentra en una caja cerrada y que requiere de situaciones fisiológicas específicas y una de esas es la presión intracraneal”, explicó el Capitán de Fragata Alfonso Vega, Médico Neurocirujano Naval.

Ahora, Erik no sólo ha regresado a casa, sino que ha presentado una mejoría física y emocional, y se espera que siga mejorando día con día.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*