Home || Hasta el momento || Verificado 2018: Historia de migrante contada por Anaya no es precisa

Verificado 2018: Historia de migrante contada por Anaya no es precisa

Verificado 2018: Historia de migrante contada por Anaya no es precisa
Captura vídeo Internet

martes 22 de mayo de 2018

Ana Laura López no fue deportada recientemente, no se reunió con Anaya en un albergue y no fue esposada de pies y manos durante su repatriación.

El segundo debate presidencial, que se llevó a cabo este domingo, dejó algunos momentos más icónicos entre los candidatos. Uno de ellos fue cuando Ricardo Anaya, abanderado de “Por México al Frente”, contó la supuesta historia de una migrante que fue deportada de Estados Unidos a México.

Sin embargo, el relato del panista, no es del todo fiel a los hechos, según pudo comprobar el portal Verificado 2018, plataforma que tiene como objetivo identificar las noticias falsas durante el periodo electoral en México.

Te puede interesar: Sobre IED y empleo ¿quién dijo la verdad en el debate?

“Acabo de estar en el albergue de Santa María la Rivera con Ana Laura, (…) la deportaron recientemente, se quedaron allá sus dos hijos, uno de 14, uno de 16. Está condenada a 20 años a no poder regresar, no le permitieron ni si quiera hacer una llamada al consulado, llegó aquí esposada de pies y manos y lo que le dieron fue este costal, para que metiera sus pertenencias”, relató Anaya en el debate realizado el domingo.

Imprecisiones

Aunque en general el relato se apega a lo ocurrido, lo cierto es que Ana Laura López no fue deportada recientemente, no se reunió con Anaya en un albergue y no fue esposada de pies y manos durante su repatriación.

Ana Laura fue deportada el 30 de septiembre de 2016, cuando iba a abordar un avión de Estados Unidos a México para tramitar una visa de trabajo y regularizar su situación. Agentes de la aduana la hicieron firmar una orden de deportación, con la que tiene restringido por 20 años el acceso al país vecino y su repatriación fue en el mismo vuelo que ya tenía programado.

Laura se reunió con Anaya no en un albergue, ya que en la Ciudad de México no existe esta clase de espacios para deportados, sino en un taller de serigrafía que pertenece al colectivo “Deportados Unidos en la Lucha”, que hospeda a varios deportados que no cuentan con apoyos en nuestro país.

Es cierto que sus dos hijos, ahora de 16 y 14 años, viven en Estados Unidos y que durante su deportación no le permitieron hacer una llamada al consulado mexicano, pero nunca dijo que fue esposada de pies y manos durante su regreso al país.

La ahora activista ha denunciado que comentó que algunos repatriados son regresados a México en vuelos privados, viajan en calidad de detenidos y minutos antes del aterrizaje se les retiran las esposas, pero no señaló un caso particular.

Sobre el saco que mostró Anaya, fue el mismo que Ana Laura le entregó. Durante su encuentro con el candidato, la migrante dijo que el saco es con lo único con lo que regresan los deportados, pero nunca aseguró que haya sido usado por ella.

Con información de Verificado

Síguenos en Facebook – Twitter – Telegram 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*