Home || Hasta el momento || “No va a haber charrismo sindical”: la reforma educativa de la 4ta transformación

“No va a haber charrismo sindical”: la reforma educativa de la 4ta transformación

AMLO
Captura de pantalla

jueves 25 de abril de 2019

La Cámara de Diputados aprobó ayer el dictamen paran “cancelar la mal llamada reforma educativa”, decisión que ya ha sido celebrada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El presidente de México negó este jueves que el sindicato de maestros del país pueda intervenir en el reparto de plazas, esto luego de que la noche de ayer se aprobara la reforma educativa en la Cámara de Diputados.

Durante su rueda de prensa matutina de este jueves, Obrador celebró la decisión de los legisladores y descartó que con el nuevo modelo se cristalicen los temores de un sector importante de la población, de la oposición y de los analistas, en el sentido de que se pueda regresar a un modelo de venta de plazas.

Te puede interesar: El destino de la Nueva Reforma Educativa: se vota hoy ante amagos de la CNTE

“No va a haber venta de plazas, no va a haber tráfico con las plazas, no va a haber charrismo sindical, no va a haber sindicatos protegidos por el gobierno, no se aceptan grupos de intereses creados, esto es otra cosa, es un cambio por completo”, aseguró hoy el tabasqueño.

El mandatario mexicano también negó que haya entregado dinero a dirigentes magisteriales a fin de “mantenerlos quietos” y aseguró que habrá libertad de expresión.

“Mi opinión es que qué bien que se avanzó en este terreno, es un problema menos porque para mejorar la educación lo que se necesita es que se tome en cuenta a los maestros, se convenza de que todos debemos de ayudar para que mejore la educación”, señaló.

La entrega de plazas

Las plazas para docentes han sido uno de los temas más espinosos en materia educativa. En el país, históricamente, el sector educativo se ha visto lastrado por prácticas como la venta o el traspaso de plazas para laborar como maestro, todo esto bajo el control de los sindicatos.

Se trató, en el pasado, de un negocio que producía millones de pesos que se intentó derrotar con la reforma educativa impulsada por Enrique Peña Nieto. Con la derogación de la reforma educativa, muchos temen que se regrese a ese viejo modelo, algo que ha negado categóricamente el presidente López Obrador bajo el argumento de que “los maestros no son corruptos”.

“No va a haber sindicatos protegidos por el gobierno. No se aceptan grupos de grupos de intereses creados. No va haber entrega de dinero a dirigentes”, sentenció.

También criticó de nueva cuenta la reforma del expresidente Peña Nieto, cuyo interés real, dijo, “era avanzar en la privatización de la educación”.

“Antes habían sindicatos corporativos, es decir, al servicio del Estado, entonces, mientras les convenía protegían a los dirigentes y cuando ya no les servían los dirigentes lo desechaban; le toleraban todo mientras les ayudaban, mientras les servían. Ya cuando habían diferencias o caían de la gracia del Presidente, pues entonces se les destronaba y se les hacían juicios y aparecían todo lo que significaba, de repente; caían de la gracia, así era”, consideró.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Erik Escudero

Egresado de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo por la FCPyS de la UNAM. Amante de la literatura, el cine y la cultura pop.