Home || Colaboradores || Los Adame

Los Adame


miércoles 13 de julio de 2016

Día tras día, de Europa llegan las noticias de tres hermanos toreros,  que por ahora cada uno en su carril, van moviendo su carrera taurina,  en aras de enfilarse a los más altos escalafones del toreo universal, en México ya tiene un lugar especial el mayor de la dinastía Joselito Adame pues es la figura de referencia mexicana, más ahora que El Zotoluco con gran éxito en su largo periplo de despedida de los ruedos.

El peso del mayor, es específico,  a mí me tocó por ejemplo cuando era apenas un adolescente encontrármelo junto quién lo llevó a España, Roberto Fernández El Quitos,  en la estación del metro Puerta del Sol en Madrid, tenía 15 años y se marchó a Europa con la ilusión de trascender y vaya que lo ha logrado, aunque todavía allá le falta incorporarse a los carteles que ocupan aquellos de los que cuando vienen a México, sobre todo en Aguascalientes, solicitan que sea su compañero de cartel.

Esperemos que el tiempo que es justiciero y vengador, le permita algún día ser insertado donde deben se ubican las figuras del toreo en Europa.

La familia de Joselito se integra por tres hermanos y dos hermanas, pues bien, los tres varones, empezando por José, han decidido que su vocación como seres humanos es la de hacerse toreros y cada día lo van logrando, los triunfos de puerta grande del mayor, luego de Luis David como novillero por ejemplo en Pamplona y Alejandro en la categoría de novillero sin picadores, por ejemplo en Soria reflejan que apoyados por el mayor, los menores van en franco crecimiento.

Ya se empiezan a hacerse comparaciones y desde luego no se libran de crítica, alguno por ejemplo; después de la rotunda actuación en Pamplona de Luis David, comentó que si bien le deslumbró en Madrid, le había parecido que toreó a distancia en Pamplona el novillero y aunque esa es una impresión de alguno, no está por demás tome nota el torero pues el crecimiento siempre implica mayor atención y menos halagos.

El camino de lo Joselito ya está cimentado y el Alejandro y Luis David apenas comienza pero como todo en la vida se construye día a día la carrera.

A los novilleros les queda ese trecho cubierto por el matador quién apoya y aunque cada uno tiene su  administración no deja de ser emotivo la cercanía y afecto que se demuestran.

Recuerdan a otra prolífica familia de toreros como lo son los Girón que tal vez sea la más numerosa y solo seguida por los de la familia Bienvenida y Dominguín en España, los venezolanos Girón fueron un hito en el toreo.

Los más reconocidos César el mayor de la dinastía por cierto apadrinado por Carlos Arruza como matador de toros gran amigo del Ciclón y que como él, desafortunadamente murió en accidente de carretera.

A César le siguió Rafael y luego el tercero en edad Curro, pero fue el segundo taurinamente hablando de la saga, los tres coincidieron en el escalafón superior pero no fue fácil que actuaran en conjunto y se contrataban por separado.

Luego siguió Efraín y Freddy, después de varios años algunos de los hijos de los Girón se hicieron matadores pero no alcanzaron las cuotas de los padres y tampoco uno de los nietos que nació en Sevilla.

Pero regreso a los hermanos Adame de Aguascalientes y les deseamos que sus carreras como matadores coincidan en el futuro y sea para brillo de su apellido y el toreo.

De Víctor Barrio expresar consternación, le saludé en Madrid días después de lo que fue su última actuación y se le veía optimista, Dios lo cobije en su paseíllo a la Gloria era un hombre con la mira puesta en trascender en su profesión y desafortunadamente el destino le tenía reservado un camino insospechado para lograrlo. Así de complejo es ser o querer ser torero.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Luis Ramón Carazo

Luis Ramón Carazo
Hijo del inolvidable cronista taurino José Luis Carazo “Arenero”, de quien heredó su pasión por la tauromaquia, convirtiéndose en cronista de toros y periodista de diversos medios impresos, radiofónicos y electrónicos como TDN (Televisa Deportes Network) y el Diario Reforma (Sección Negocios). Además de ser experto en Negocios Deportivos, es consultor y Consejero de Empresas. Actualmente también se desempeña como profesor de asignatura del ITAM en sus programas de Maestría de Negocios y Sistemas.