Home || Hasta el momento || Clinton y Trump ven con desprecio al TPP

Clinton y Trump ven con desprecio al TPP

TPP

lunes 15 de agosto de 2016

Increíble, pero cierto, los candidatos a la presidencia de EE.UU. concuerdan en un tema de política exterior, llamado TPP.

Washington, EE.UU.- El Acuerdo Transpacífico (TPP) cuenta con un temeroso e incierto futuro en EE.UU., ya que debido a las insistentes críticas frontales de los dos candidatos a la Casa Blanca, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, han coincidido en  pocos temas en los que los dos rivales están de acuerdo en el caso de tratado comercial más importante en la orbe.

La primera economía mundial no ha estado exenta de los efectos negativos de la globalización, que ha provocado que, como en otras economías avanzadas, puestos de trabajo e industrias se desplacen a otros países en busca de menores costes y mayor competitividad.

Una de los condados donde se han sufrido más de cerca las consecuencias de la desindustrialización y deslocalización es Detroit (Michigan), epicentro de la industria automotriz estadounidense y hasta hace poco uno de los focos manufactureros del país.

Precisamente en Detroit fue donde Trump y Clinton hicieron parada esta semana durante sus campañas para criticar los acuerdos comerciales, especialmente el TPP, firmado a comienzos de año entre EE.UU. y otras once economías de la cuenca del Pacífico (México, Chile, Australia, Japón y Perú, entre ellas).

«Tengo un objetivo fundamental, quiero que los trabajos y la riqueza se queden en EE.UU.», enfatizó Trump, en un discurso en el que insistió en su intención de sacar al país del TPP y renegociar el tratado de libre comercio de Norteamérica (TLCAN).

Días después, Hillary Clinton visitó la localidad de Warren, a las afueras de Detroit, donde prometió detener cualquier acuerdo comercial que destruya trabajos y rebaje los salarios, incluido el TPP.

«Me opongo ahora, me opondré tras las elecciones, y me opondré como presidenta», agregó.

La postura de Clinton en esta materia es controvertida, ya que ha pasado de afirmar que el TPP sería el estándar global de los pactos comerciales cuando era secretaria de Estado, a oponerse frontalmente al acuerdo, y algunos legisladores han insinuado que podría matizar su postura de llegar a la Casa Blanca.

Como causa de este cambio está la lucha por los votos del electorado blanco de clase trabajadora, que ha visto cómo los sólidos trabajos en el sector industrial bien remunerados de antaño han ido desapareciendo y siendo sustituidos por empleos de menor calidad.

De este modo, la política comercial en el país vecino, paradójicamente teñida ahora de proteccionismo en el referente del capitalismo y el libre mercado, se ha convertido en uno de los ejes de la campaña electoral y ha provocado insospechados compañeros de bando en Clinton y Trump.

Aislado queda el actual presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama, impulsor de un tratado que busca agrupar al 40 por ciento de la economía global y mantener la influencia en el Pacífico de EE.UU., ya que China no forma parte del acuerdo.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*