Home || Mundo || Primera represión contra trabajadores en la administración Macri

Primera represión contra trabajadores en la administración Macri

Con camiones hidrantes y disparos de balas de goma que dejaron varios heridos, efectivos de la Gendarmería desalojaron a trabajadores de la avícola Cresta Roja/Imagen: Internet

miércoles 23 de diciembre de 2015

Trabajadores de la empresa Cresta Roja, que exigían el pago de sus salarios mediante el cierre de una de las principales autopistas de Buenos Aires fueron reprimidos con balas de goma y gases por gendarmes.

Buenos Aires (elsemanario.com).- La represión por parte de la Gendarmería argentina ordenada por el presidente Mauricio Macri contra una manifestación de obreros avícolas en una de las principales autopistas de Buenos Aires dejó como resultado al menos 10 personas heridas, una de ellas de gravedad.

Según reportes de medios argentinos y agencias, un cuerpo de más de 200 policías militarizados equipados con balas de goma, gases lacrimógenos, tanquetas de agua y toletes, dispersaron el martes a un grupo de trabajadores que bloqueaban el acceso al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, al sudoeste de la capital.

El bloqueo que llevaba activo desde la semana pasada, era realizado por trabajadores despedidos en reclamo del pago de salarios adeudados a la empresa Cresta Roja, que la noche del mismo martes fue declarada en quiebra por la Justicia argentina.

La vicepresidenta Gabriela Michetti justificó la represión señalando que fue una muestra de que

El Estado ha recuperado la posibilidad de regular dos derechos que colisionan, el de la libertad para manifestar y el de la libre circulación”.

Sin embargo, sostuvo que el gobierno no va a obstaculizar las manifestaciones, pero advirtió que sí va a intervenir en casos como éste “porque es el único que puede hacerlo. Si se vuelve a cortar una ruta, vamos a actuar de la misma manera”, dijo.

En tanto, el ministro de Trabajo Jorge Triaca, también justificó el desalojo argumentando que los agentes cumplían con el mandato judicial e informó que la empresa Cresta Roja quedará a cargo de una sindicatura.

Asimismo, anunció que lograron un acuerdo con los trabajadores para que el gobierno argentino les otorgue un apoyo económico de 6 mil pesos (454 dólares aproximadamente) a partir de enero.

A su vez, ,Cristian Villalba delegado de los trabajadores acusó ante los medios que sufrieron una represión “brutal” mientras una comitiva se encontraba negociando poder continuar con su manifestación.

Explicó que el lunes las autoridades les habían autorizado seguir con la manifestación “si dejábamos dos carriles liberados”, pero “hoy (el martes) vinieron y nos dieron cinco minutos para liberar la autopista por orden de Macri”.

Pese a la trifulca, Villalba refirió que luego de la reunión con el ministro del Trabajo que calificó de “favorable”, analizarían levantar el corte a la circulación en la autopista que va al aeropuerto de Ezeiza.

Al respecto, Julio Gramajo, otro de los delegados, afirmó que no habrá más cortes.

Nos dieron una esperanza. Hay cuatro posibles compradores, así podremos volver a trabajar”.

El hecho queda registrado como la primera represión de una manifestación en Argentina en más de diez años –toda la era del Kirchnerismo no hubo una sola–, y forma parte de las múltiples acciones poco populares de Macri al inicio de su administración.

Las críticas no se hicieron esperar. En un comunicado, la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), una de las más grandes centrales obreras reprochó “la brutal represión” contra los trabajadores de la empresa Cresta Roja.

Desde la oposición, el Frente para la Victoria-Partido Justicialista expresó su “absoluto repudio” a la represión por parte del gobierno. Hicieron un llamado a Macri para que “reflexione y que realmente se comprometa al diálogo”.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*