Home || Lo más destacado || Fuga de narcotraficantes desata escándalo en Argentina y salpica a México

Fuga de narcotraficantes desata escándalo en Argentina y salpica a México

Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, los prófugos del penal de máxima seguridad en Argentina.Imagen: www.lanacion.com.ar

martes 29 de diciembre de 2015

Los reos prófugos que escaparon de un penal de máxima seguridad, son relacionados con el empresario argentino-mexicano Carlos Ahumada, en su momento preso en México.

Buenos Aires (elsemanario.com).- No sólo en México se producen fugas inverosímiles. En Argentina, la madrugada del pasado domingo, tres reos acusados de narcotráfico y homicidio se fugaron de un penal de máxima seguridad a las afueras de Buenos Aires, un escape que amenaza con convertirse en el primer escándalo político de la presidencia de Mauricio Macri.

De acuerdo con reportes de medios argentinos, los hermanos Cristián y Martín Lanatta junto con Víctor Schillaci salieron por la puerta principal del presidio sin obstáculos después de amagar con una pistola de madera a varios funcionarios, por lo que no se descarta que haya complicidad por parte del personal penitenciario.

Los prófugos purgaban una cadena perpetua por los cargos de tripe homicidio en 2008 vinculado al tráfico de efedrina a México. También se les relaciona con el empresario argentino Carlos Ahumada, quien fue cercano a la política en México a principio de los 2000.

La fuga provocó una gran polémica, enmarcada por el intercambio de acusaciones entre el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la oposición. La gobernadora María Eugenia Vidal destituyó de sus cargos a todo el sistema penitenciario, al tiempo que deslindó responsabilidades.

Martín Lanatta en una entrevista con la prensa argentina, acusó a Aníbal Fernández, candidato a la gubernatura de Buenos Aires y entonces jefe del gabinete de Cristina Fernández de Kirchner de participar en los crímenes que se le imputaban.

El kirchnerista rechazó en su momento categóricamente la acusación, algo que le sirvió de poco pues a la postre terminó perdiendo las elecciones ante la candidata macrista, Vidal. Según sondeos, las polémicas declaraciones sí tuvieron un impacto en la derrota electoral.

El lunes, Fernández calificó la fuga de los narcotraficantes como un pago de favores al afirmar que en

18 días parece que (Macri) pagó a todos los que colaboraron con la campaña. Ahora sabemos cuál era el precio”.

El allegado de la exmandataria argentina se refería a una declaración vertida por el abogado de Lanatta quien dijo que la declaración de su defendido en la entrevista fue una mentira y que “lo hacía para recibir algún beneficio”.

Su postura se sumó a la oleada de cuestionamientos en Argentina por la facilidad con la que escaparon los tres reos. Con un arma de madera (de juguete) sometieron a dos celadores y salieron en una camioneta por la puerta de la prisión, situada a poco más de 200 kilómetros al sur de Buenos Aires.

Pese a la polémica, familiares de los prófugos ahora temen por la vida de ellos. El hermano de Schillaci y la ex esposa de Martín han declarado a medios argentinos que piensan que la única manera que aparezcan es “muertos”. Además, acusaron a la policía de presionarlos para que dejen de inculpar al exjefe de Gabinete de Cristina Fernández.

Schillaci y los hermanos Lanatta, fueron condenados en 2008 por el asesinato de los empresarios Damián Ferrón, Leopoldo Bina, Sebastián Forza, este último investigado por el presunto financiamiento en 2007 de la campaña que llevó a Cristina Fernández de Kirchner a la presidencia.

La conexión con México

El asesinato de los tres empresarios de la industria farmacéutica argentina por parte de los tres prófugos fue por órdenes de Ibar Esteban Pérez Corradi, un hombre que desde entonces está prófugo y señalado como el dirigente del millonario tráfico de efedrina hacia México y relacionado con el grupo del crimen organizado denomiado ‘Cártel de Sinaloa’.

Según reportes de Notimex y medios nacionales como Milenio y La Crónica, Pérez Corradi tenía vínculos con el Cártel de Sinaloa y con el empresario argentino-mexicano, Carlos Ahumada Kurtz, a quien Martín Lanatta dijo –en la entrevista a medios argentinos– haber visitado al menos dos ocasiones en su casa de Buenos Aires.

Ahumada Kurtz es conocido en México por el escándalo que protagonizo al ser captado en video entregando una gran cantidad de dinero a René Bejarano, en 2004. Además, se le asoció al tráfico de uranio a China y al grupo del crimen organizado conocido como ‘Guerreros Unidos’.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*