Home || Hasta el momento || Video muestra la pericia de un conductor para evitar atropellar a un niño

Video muestra la pericia de un conductor para evitar atropellar a un niño

Video muestra la pericia de un conductor para evitar atropellar a un niño
Video muestra la pericia de un conductor para evitar atropellar a un niño/youtube.com

martes 14 de noviembre de 2017

Un incidente que pudo terminar en tragedia fue evitado gracias a la pericia de un conductor que evitó atropellar a un niño, que cruzo imprudentemente una carretera.

Hoyanger,Noruega .- El momento en que un camión realiza una arriesgada maniobra para desviarse de su camino y detenerse antes de arrollar a un niño, que se encontraba justo en medio de la carretera, fue captada por una cámara colocada en la parte frontal de una trailer, el video se compartió en las redes sociales y en poco tiempo se volvió viral.

El suceso ocurrió en la comunidad Noruega de Hoyanger, a las afueras de una escuela primaria, y el accidente estuvo a punto de ocurrir debido a que el menor de edad cruzo la calle sin prestar atención, reportó El País. En las imágenes se aprecia lo cerca que estuvo de ser golpeado el menor por el vehiculo, el cual  detiene bruscamente el camión, mientras el niño continua corriendo para evitar ser alcanzado.

La rápida reacción del conductor de transporte de carga evito que se produjera una tragedia ya que aunque otra persona trata de advertirle al peatón de la cercanía del vehículo no alcanza a detener al niño, y se da la vuelta ya que no desea ver el desenlace del incidente.

Finalmente quien conduce el vehículo baja del mismo para asegurarse que el niño se encuentra bien.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia

Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.

x

Check Also

El hombre somnoliente

El hombre somnoliento

La sociedad que alguna vez se jactó de gozar del esplendor de la lucidez, de haber dejado atrás el oscurantismo del Medioevo, se redujo a una masa adormecida que deambula entre la realidad y el sueño, entre la verdad y la mentira.