Home || Hasta el momento || La industria automotriz china tiembla por el T-MEC y la guerra comercial

La industria automotriz china tiembla por el T-MEC y la guerra comercial

La industria automotriz china tiembla por el T-MEC y la guerra comercial
La industria automotriz china tiembla por el T-MEC y la guerra comercial / Reuters

lunes 18 de febrero de 2019

Los países asiáticos se han convertido en actores muy potentes en el mercado automotriz a nivel mundial, pero con la incertidumbre que priva en el ambiente con el posible de cambios en las reglas comerciales, la industria automotriz china tiembla por el T-MEC y la guerra comercial.

 

Ciudad de México.- Si bien la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sigue pendiente y no hay fecha precisa de cuándo pueda entrar en marcha, esta es una de las principales preocupaciones para la industria automotriz de Asia, sobre todo para China, que se ha convertido en el principal proveedor de autopartes de la región de Norteamérica.

Además, también está la posibilidad de que Estados Unidos imponga aranceles del 25 por ciento a las importaciones de autos nuevos o a productos chinos como parte de la guerra comercial, con lo que se modificaría el mercado de manera considerable y la industria mundial tendría que buscar nuevas opciones para reducir el costo de esta medida.

Esto te puede interesar:  La cuerda floja del T-MEC; México quiere estar seguro que EU y Canadá lo ratificarán

Las reglas de origen del T-MEC

En ese sentido, con los cambios que se estipularon en el T-MEC con respecto a las reglas de origen del sector automotriz, las condiciones presentan modificaciones importantes, al aumentar a 75 por ciento el contenido regional y 40 por ciento del costo del vehículo debe provenir de un lugar de manufactura de 16 dólares por hora.

De acuerdo a la Industria Nacional de Autopartes (INA), China sería el principal afectado por estas nuevas normas una vez que entre en funciones el T-MEC, ya que es el país líder en proveeduría de autopartes en la región de Norteamérica y sobre de los Estados Unidos.

Según cifras del INA, en 2018 China exportó autopartes a la región de Norteamérica por 35 mil 071 millones de dólares; luego le siguió Japón con 22 mil 542 millones;  Alemania  con 16 mil 148 millones y Corea del Sur con 12 mil 114 millones.

“En particular, China exportó autopartes a Estados Unidos en el año pasado por valor de 24 mil 196 millones de dólares; a México por 7 mil 680 millones y a Canadá por 3 mil 195 millones”, de acuerdo a cifras de El Economista.

Con estos números, la industria automotriz china sería uno de los principales afectados a nivel mundial con el T-MEC, aunque tal como lo explica Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes, los cambios por el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá se verán a partir de 2020.

Esto debido a que actualmente “seguimos trabajando con el mismo tratado de libre comercio de hace 25 años” y “si todo se aprueba en tiempos, será a partir del primero enero del 2020 que entre en vigor el acuerdo”, comentó Albín, por lo que los efectos ser irán viendo de manera paulatina.

Ildefonso Guajardo revela secretos de la negociación del T-MEC: Jesús Seade fue la llave que abrió el candado

Los aranceles de Estados Unidos

Lo que se ve más cercano que suceda, es la implementación de aranceles de 25 por ciento a las importaciones de autos nuevos de los Estados Unidos, lo que también afectaría enormemente a China y por lo que tendría que tomar medidas extraordinarias para combatir los efectos de las nuevas medidas tributarias que quiere imponer Trump.

Y por otra parte, si la guerra comercial entre Estados Unidos y China no baja en sus niveles de tensión y el gobierno de Trump impone aranceles del 25 por ciento a los productos del gigante asiático, también es otro riesgo latente que no se dispersa en el ambiente.

“Ya mencionó la Casa Blanca que, en caso de no llegar a un arreglo con China próximamente, se elevarían los aranceles al 25 por ciento, que definitivamente es un arancel imposible de resolver sin un impacto económico hacia el consumidor final o intermedio y hacia el mismo productor”, aseguró Óscar Albín.

Por lo que incluso, una medida de estas dimensiones obligaría a la industria china a buscar territorios que neutralicen de cierta manera los efectos. “Una alternativa que están encontrando algunas fábricas de autopartes de China es relocalizar su punto de manufactura hacia México en la medida de lo posible o bien en Estados Unidos”, aseguró el líder de la INA.

De esta manera, el T-MEC y la guerra comercial ponen a temblar a la industria automotriz china con respecto a su presencia el mercado de Norteamérica, donde es líder en la venta de autopartes a nivel mundial.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira