Home || Mundo || Charles Chaplin y su postura política en la pantalla grande

Charles Chaplin y su postura política en la pantalla grande


martes 16 de abril de 2019

A través del humor como herramienta de subversión, Charles Chaplin hizo lo que pocos, criticar el sistema social y político que oprimía a los más desfavorecidos.

 

Uno de los rostros icónicos en la historia del cine es el de Charles Chaplin. Su nombre real era Charles Spencer (Inglaterra, 1889 – Suiza, 1977), y desde muy pequeño vivió las precariedades que trajo consigo haber perdido a sus padres desde pequeño.

A los 19 años inició su carrera como actor  y viajó con la compañía Karno a EE. UU., lugar en que se estableció para probar suerte en la industria del cine. Tres años después de haber pisado tierras americanas, hizo su aparición en  la película Charlot periodista.

Desde la interpretación de este primer personaje, Chaplin ya abordaba temas como la injusticia social y la explotación de las clases sociales bajas. Después de colaborar en otros proyectos, el comediante decide crear su propia empresa y tener el control total de sus películas, desde la escritura del guión hasta la distribución de las mismas.

A partir del cortometraje El inmigrante (1917), Chaplin es puesto en la mira de los norteamericanos  más conservadores, pues sus trabajos contenían una critica social explícita; por ello, en 1952 no pudo regresar a EE.UU., incluso, el FBI lo tachó de comunista tras el estreno de la película El Dictador.

Ningún trabajo del comediante está exento de poseer no sólo sentido del humor, sino una clara postura política ante una sociedad que se perfilaba hacia  la banalidad comercial, la manipulación por parte de los políticos y la crueldad de los propios ciudadanos; para Chaplin, el humor resultó ser la herramienta subversiva de la que podía valerse para poner en jaque al sistema opresor.

Si bien el actor nunca se declaró comunista, siempre se mostró a favor de las luchas de los más desfavorecidos alrededor del mundo y, como pocos, tuvo el valor de asumir una clara postura política en pantalla grande en tiempos donde la tensiones entre los gobiernos de los países terminaban en guerra.

En 1971, el trabajo de Charles Chaplin fue reconocido por la Academia de los Premios Oscar, y recibió una estatuilla honorífica. Ocho años más tarde, el actor dejó este mundo mientras dormía apaciblemente.

Nota relacionada: Karla Luna Cantú; la joven mexicana que se ha ganado un lugar clave en la industria del cine

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Yarazai Simbrón

Egresada de la licenciatura Escritura Creativa y Literatura, Universidad del Claustro de Sor Juana