Home || Hasta el momento || La CIA fue “más brutal” de lo que informó al Congreso

La CIA fue “más brutal” de lo que informó al Congreso

El reporte de la CIA engañó al Congreso y a los estadounidenses, según el informe del Senado. / Imagen: Reuters

martes 9 de diciembre de 2014

Un informe realizado por el Comité de Inteligencia del Senado de EU documenta la historia del programa de la CIA conocido como Rendición, detención e interrogatorio, tras los ataques del 11-S y denuncia torturas “brutales” como amenazas de carácter sexual y el famoso waterboarding (asfixia simulada por agua).

Washington DC, EU.- Las técnicas interrogatorias practicadas por agentes de la CIA fueron mucho “más brutales”, sin que necesariamente estos métodos fueran efectivos, de lo que la agencia reportó al Congreso de los Estados Unidos y a los estadounidenses.

De acuerdo con el informe del Comité de Inteligencia del Senado revelado este martes sobre el programa de interrogatorios de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) asegura que los agentes cometieron actos de brutalidad contra sospechosos de terrorismo de lo que reportaron a la Casa Blanca y a los legisladores.

El informe realizado por la Cámara alta del Congreso estadounidense, arroja el resultado tras cinco años (casi desde el inicio de la administración Obama) de recopilación de documentos e investigaciones, sobre el programa de la CIA conocido como Rendición, detención e interrogatorio.

Documenta el uso de controvertidos procesos de interrogatorio a sospechosos y miembros de Al Qaida retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.

El temor a un nuevo atentado llevó a la Administración del entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, a permitir el uso de tortura para extraer información de presuntos terroristas.

El documento de más de 500 páginas publicado por el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, que es sólo el sumario de la investigación de más de 6 mil páginas que se mantendrá confidencial, da cuenta de 20 conclusiones sobre las técnicas que usó la CIA en los años posteriores a los ataques terroristas de Al Qaeda contra Nueva York y el Pentágono.

El informe detalla las técnicas para ‘romper’ a los sospechosos y obtener información sobre células de Al Qaeda iban desde la privación de sueño, hasta las amenazas de carácter sexual, el famoso waterboarding (asfixia simulada por agua), o las amenazas de muerte, incluso refiere que a Al Nashiri – sospechoso del bombardeo contra el portaaviones USS Cole- se le amenazó con atravesarle la cabeza con un taladro.

El documento concluye que la CIA engañó a los políticos y a los estadounidenses respecto al programa, buena parte del cual fue desarrollado, llevado a cabo y asesorado por dos contratistas externos.

En contraparte, la CIA y otros altos funcionarios gubernamentales han defendido el programa señalando que era eficaz y que impidió varios complots terroristas.

La CIA refutó que el informe del comité senatorial refleje con precisión la totalidad del programa y sostuvo que la investigación contiene “demasiadas imprecisiones”.

“Debemos cuestionar un reporte que impugna la integridad de tantos funcionarios de la CIA cuando implica (…) que las evaluaciones de la agencia fueron deliberadamente engañosas en un esfuerzo calculado por manipular”, señaló la CIA.

De acuerdo con The New York Times, John Brennan, director de la CIA, está preparando junto a ex altos cargos de la agencia una contraofensiva para rebatir el informe del Senado y minimizar su impacto público. El expresidente Bush y sus más próximos asesores han decidido apoyar a la que era la cúpula de la CIA durante su etapa en la Casa Blanca.

El Semanario con información de agencias y medios

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*