Home || Metrópoli || Buscarán engrandecer los mercados públicos de la Ciudad de México

Buscarán engrandecer los mercados públicos de la Ciudad de México

“Vamos a dar acompañamiento a la conformación de la nueva Ley de Mercados Públicos" , presidenta de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos en la Asamblea Legislativa capitalina, Socorro Meza Martínez, IMagen:internet

martes 31 de mayo de 2016

Buscarán devolverle a los mercados públicos competitividad y modernización ¿lo conseguirán?

Ciudad de México.- Hablar de los mercados públicos de la ciudad es hablar de historia, color y tradición. La historia nos lleva a la época precolombina en donde las comunidades indígenas empleaban la palabra tianguis, tiantiztli o tianquiztli para referirse al mercado al aire libre.

La compra y venta apareció en estos espacios, según Bernal Díaz del Castillo en su Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, gracias a los xiquipiles -unidad monetaria que equivalía a unos ocho mil granos de cacao-, o las famosas mantas.

Siglos más tarde, durante el proceso de conquista -también llamada invasión-, territorial y espiritual, los españoles dieron el término ‘mercado’ para referirse a los tianguis. Así lo describe Fray Toribio de Benavente, mejor conocido como Motolinía en El Libro perdido:

El lugar donde venden y compran lámanle tiyanztli, que en nuestra lengua le diremos mercados, para lo cual tenían hermosas y grandes plazas y en ellas señalaban a cada oficio su asiento y lugar, y cada mercadería tenía su sitio.

No solo Motolinía mostraba la grandeza de estos espacios, el cronista de la conquista, Bernal Díaz  añadió en el libro citado anteriormente:

…Quedamos admirados de la multitud de gente y mercaderías que en ella había y del gran concierto y regimiento que en todo tenían. Y los principales que iban con nosotros nos los iban mostrando; cada género de mercaderías estaba por sí, y tenían situados y señalados sus asientos. Estaban otros mercaderes que vendían ropa más basta y algodón, y cosas de hilo torcido y cacahuateros que vendían cacao.

Díaz del Castillo era testigo ocular y sensorial de aquellos espacios, lo mismo que Motolinía describiendo como hermosas y grandes plazas. En aquel entonces el mercado más imponente era de Tlatelolco.

Pero, hagamos un brinco hasta este nuevo milenio ¿cómo están ahora las hermosas y grandes plazas a las que se referían estos personajes?

Aun cuando llegaron algunas inversiones a principios de este año, entre retrasos y conflictos internos, llegó la ‘modernidad’ solo a tres, de los 329 mercados públicos existentes de la Ciudad de México: Santa Cruz Atoyac, Beethoven y Río Blanco.

La inversión para el mercado de Río Blanco fue de 36 millones y para el Beethoven doce millones. Este esfuerzo fue compartido pues locatarios aportaron de su bolsillo para embellecer sus espacios, ya que la ‘remodelación’ no fue en función de sus necesidades mercantiles, en aquel entonces la comerciante Lina Ríos comentó para Milenio:

 “Nosotros vamos levantar una plancha. Mi giro es la barbacoa, tacos, consomé y voy a hacer una plancha para atender a mis clientes y un mostrador para la barbacoa. Nos la dejaron en obra negra prácticamente”.

El clamor de algunos locatarios sigue presente pues todos los mercados merecen una remodelación digna y en sintonía con las necesidades, ya que los mercados es una forma de vida de mexicanos y se ha convertido en un festín de sentidos, o como dijo el poeta chileno Pablo Neruda «México está en sus mercados».

Y como México está en sus mercados, la presidenta de la Comisión de Abasto y Distribución de Alimentos en la Asamblea Legislativa capitalina, Socorro Meza Martínez, anunció que dotarán de mayores recursos a los 329 mercados públicos de la ciudad.

“Vamos a dar acompañamiento a la conformación de la nueva Ley de Mercados Públicos y seremos garantes de una mayor dotación de recurso, porque se requiere su modernización y competitividad dentro del entorno comercial tan cambiante”

Los mercados tienen fuerte participación en la pequeña economía por lo que la funcionaria explicó “está en riesgo de que la pequeña economía se quiebre, por ello la necesidad de apoyar a mercados y asignarles más recursos”.

¿Lograrán devolverles a los mercados públicos su grandeza?

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell