Home || Ciencia y tecnología || Las bicis en las metrópolis: una transformación urbanística

Las bicis en las metrópolis: una transformación urbanística

bicis en las metrópolis
Bicicletas ubranas Foto: PxHere

lunes 9 de julio de 2018

Ciudades como Ámsterdam, Copenhague o Malmö son reconocidas mundialmente como algunas de las más bicicleteras del globo terráqueo. Sus habitantes ya disfrutan de todos los beneficios de la movilidad sostenible. Desplazarse de un lugar a otro montado en este popular vehículo de dos ruedas no solo te ayuda a ahorrar dinero y tiempo, sino que tiene consecuencias muy positivas para nuestro entorno.

De hecho, uno de los motivos principales que debería animarnos a todos a coger la bici es la posibilidad de ayudar a reducir la contaminación que rodea las grandes urbes del planeta. Moverse en coche o incluso en transporte público contribuye a la emisión de gases, producto de la combustión de carburantes, que son muy perjudiciales para todos los seres vivos que habitan la Tierra.

Bicis en la ciudad

CC0 Public Domain

Eso se traduce, pues, en una considerable mejora de nuestra propia salud. Son bien conocidos los efectos que la polución puede llegar a tener en forma de cánceres, problemas respiratorios y enfermedades cardíacas. Ir en bicicleta, además, es un buen ejercicio físico que te ayudará a mantenerte en forma, prevenir dolores musculares, fortalecer el corazón y disfrutar de una buena salud mental.

Otra de las ventajas de pedalear es, lógicamente, la presencia de un número considerablemente inferior de automóviles, lo que a su vez significa un porcentaje también menor de accidentes de tráfico. Este escenario ideal, sin embargo, solo se puede conseguir con unas ciudades bien equipadas, en las que los ciclistas tengan prioridad y puedan disponer de carriles bici seguros.

Las bicis en las metrópolis

Las bicis en las metrópolis

Por último, qué duda cabe que optar por la bici también llega a tener una repercusión más que agradecida en nuestra cuenta bancaria. Ahorrarás en gasolina, en revisiones mecánicas, en plazas de parking y en peajes, o en abonos de tren y metro si eres un habitual del transporte público. Y lo mejor de todo es que llegarás puntual a todos sitios.

Iniciativas como la Vía Verde de la Ciudad de México, que propone instalar jardines verticales para absorber la contaminación producida por los coches de las autopistas, son otros métodos que las metrópolis se ingenian para hacer de ellas un lugar más agradable, sostenible y saludable de vivir. Todo el mundo quiere vivir en ciudades así, por lo que no es de extrañar que la gente cada vez quiera contribuir más a ello sustituyendo las ruedas de los coches por pedales.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*