Home || Hasta el momento || Día del Trabajo, una oportunidad para combatir el síndrome de Burn Out

Día del Trabajo, una oportunidad para combatir el síndrome de Burn Out

Mujer relajándose escuchando música

miércoles 1 de mayo de 2019

El exceso de trabajo y el estrés que genera se han convertido en la principal alerta para muchas organizaciones quienes detectan desgaste físico y emocional en los empleados.

 

Ciudad de México .- Sobresale como fuente de enfermedad el estrés al que se somete un organismo día con día. En México aproximadamente el 40 por ciento de la población sufre de exceso de estrés laboral, lo que en muchas ocasiones se traduce como Burn Out. De acuerdo con  la Facultad de Psicología de la UNAM, las empresas no se esfuerzan por reducir estas cifras.

El síndrome de Burn Out se define como una respuesta natural al estrés laboral crónico que afecta a aquellas personas cuyo trabajo resulta en extremo demandante; esta enfermedad genera en el profesional síntomas que van desde el agotamiento físico, mental y emocional, hasta relaciones conflictivas interpersonales y serios problemas de salud.

El estrés laboral no solo afecta al trabajador de manera directa, también atenta contra la productividad de toda la empresa, pues cuando una persona se encuentra en estado de Burn Out deja de realizar sus labores cotidianas con la misma eficiencia, existe desmotivación y pérdida de interés generalizada. El estrés laboral puede causar pérdidas de entre 0.5 y 3.5 por ciento del PIB en los países de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

Los tres componentes básicos del síndrome de Burn Out son:

Cansancio o agotamiento emocional 

Consecuencias del fracaso frente al intento de modificar situaciones estresantes, se caracteriza por la pérdida progresiva de energía, desgaste y fatiga.

Despersonalización

Es la defensa construida por el sujeto para protegerse frente a los sentimientos de impotencia, indefinición y desesperanza personal.

Abandono de la realización personal 

Aparece cuando el trabajo pierde el valor que solía tener para el individuo.

Equilibrio laboral/familiar

En el contexto del Día del Trabajo, muchas son las organizaciones que pretenden fomentar la reflexión sobre la importancia de equilibrar el desempeño laboral y familiar, con el objetivo de mantener la salud física y emocional de los trabajadores.

“Fomentar una cultura de bienestar y equilibrio profesional y personal debe ser un tema prioritario de responsabilidad social para las empresas, ya que esto se verá reflejado en el estado de salud de los colaboradores, permitiendo que tengan un mejor desempeño en todos los aspectos de su vida y disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades derivadas del estrés”, mencionó el doctor Alejandro Chías, subdirector Médico de GNP y asegura que este es un tema que ha tomado suma relevancia para la Secretaría de Salud, debido al aumento en su prevalencia.

Existen diversas acciones de prevención que ayudan a los empleados a un mejor estado de salud físico y emocional dentro del trabajo, algunas pueden ser realizadas por el propio empleado y otras corresponden a la organización:

-Fortalecer los vínculos sociales entre los trabajadores, favorecer el trabajo en grupo y evitar el aislamiento. Formar estrategias de cooperación y colaboración grupal.

-Establecer sistemas democráticos-participativos en el trabajo.

-Realizar orientación profesional y estar constantemente capacitado.

-Mejorar los recursos de resistencia, mantenimiento de un equilibrio entre la sobre implicación y la indiferencia.

-Trabajar el feedback, reconociendo adecuadamente cada actividad.

– Respetar los tiempos de salida e intentar no permanecer horas extras en el trabajo ni llevarse éste a casa.

Cuidar de la salud, un cuerpo débil ayuda a fomentar una mente débil que tiende a angustiarse y preocuparse más.

-Mantener otras actividades, los hobbies y cualquier tipo de acciones que generen placer fuera del trabajo son recomendables para ayudar a distanciar la mente de la jornada laboral.

-Pedir ayuda, en ocasiones la carga de responsabilidades es tanta que resulta difícil, con el tiempo, mantener bajo control el estrés. Antes de que esto ocurra se debe de delegar y pedir ayuda de compañeros e incluso del jefe.

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*