Home || Hasta el momento || No dormir causa los mismos efectos en el cerebro que emborracharse

No dormir causa los mismos efectos en el cerebro que emborracharse

Un estudio confirma que los procesos cerebrales se vuelven lentos y confusos por la falta de sueño
No dormir causa los mismos efectos en el cerebro que emborracharse. Foto: Flickr-The Creative Commons/You Me

martes 14 de noviembre de 2017

Un estudio confirma que los procesos cerebrales se vuelven lentos y confusos por la falta de sueño

Un estudio desarrollado por la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de Los Ángeles, California (EE.UU.) y la Universidad de Tel Aviv (Israel) y publicado por la revista Nature Medicine, confirma que no dormir lo suficiente tiene un impacto negativo en las funciones cerebrales, no descansar adecuadamente es como haber consumido demasiado alcohol.

“Descubrimos que matar de sueño al cerebro también priva a las neuronas de la capacidad de funcionar adecuadamente. Esto allana el camino para los lapsos cognitivos de cómo percibimos y reaccionamos ante el mundo que nos rodea”, señala el líder de la investigación Itzhak Fried.

Durante el estudio se trabajó con 12 personas con epilepsia, a quienes se los colocó un implante de electrodos en su cerebro, a fin de conocer el origen de sus ataques epilépticos en el período previo a cirugía.

También te puede interesar: Comer tacos es más sano que comer una barra de granola

Se les indujeron convulsiones por insomnio, al mantenerse despiertos durante la noche hasta que experimentasen un ataque y la actividad eléctrica en el cerebro fuese registrada por el implante, además, debían ordenar diferentes imágenes en categorías lo más rápido posible.

Los resultados indican que entre más somnolientos estaban tenían mayor dificultad para ordenar las imágenes y más lenta era su reacción. Se puede comparar la falta de sueño con beber en exceso y los procesos cerebrales se vuelven lentos y confusos, tal como en una persona borracha.

“Las neuronas respondieron lentamente y sus transmisiones se prolongaron más de lo habitual. Las ondas lentas de sueño interrumpieron la actividad cerebral de los pacientes y la realización de tareas. Este fenómeno sugiere que las regiones seleccionadas de los cerebros de los pacientes estaban dormitando, causando lapsos mentales, mientras que el resto del cerebro estaba despierto y funcionando como de costumbre”, señala Fried.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno

x

Check Also

El hombre somnoliente

El hombre somnoliento

La sociedad que alguna vez se jactó de gozar del esplendor de la lucidez, de haber dejado atrás el oscurantismo del Medioevo, se redujo a una masa adormecida que deambula entre la realidad y el sueño, entre la verdad y la mentira.