Home || Nuestro país || ¿Cuál es el origen de un ataque de ansiedad?

¿Cuál es el origen de un ataque de ansiedad?

Durante un ataque de ansiedad, la gente puede sentir miedo, arritmia cardiaca o falta de aliento.
¿Cuál es el origen de un ataque de ansiedad? Foto: Pixabay/RobinHiggins

lunes 18 de junio de 2018

Uno de los trastornos mentales más graves es la ansiedad, la cual puede detonar ataques de pánico y afectar la vida de quien la padece. Pero, ¿sabes por qué sufrimos estos ataques y cómo tratarlos?

Imagina que estás a unos minutos de hacer una muy importante presentación, de pronto, tus manos comienzan a sudar y a temblar y tu corazón se acelera. Te cuesta trabajo respirar y una sensación de terror se adueña de ti; estás sufriendo un ataque de pánico. Esta es una respuesta normal a situaciones estresantes o peligrosas y todas las personas lo experimentan al menos una vez en su vida.

Sin embargo, una pequeña parte de la población padece del trastorno conocido como ansiedad. Esta enfermedad mental tienen una duración de mínimo de seis meses y se caracteriza por sentir una inexplicable angustia en todo momento, lo cual afecta significativamente la vida de quien la padece.

Los pacientes que sufren de este desorden pueden sufrir de ataques de ansiedad derivados de fobias, las cuales hacen que la persona evite situaciones sociales y/o modifique sus planes o rutinas.

El padecimiento más común es el trastorno por ansiedad social, que consiste en sentirse abrumado y pensar que las demás personas te juzgarán o cometerás un acto vergonzoso en público.

Otros sufren de trastorno de ansiedad generalizado, el cual se caracteriza por por sentir una preocupación y tensión excesiva sin algún motivo en particular. Las personas que padecen de este tipo de ansiedad pueden sufrir ataques de pánico y terror repentinos, muchas veces pensando que la muerte está cerca.

No es lo mismo sufrir ansiedad a sufrir un ataque de pánico, estas son las diferencias.

Durante un ataque de ansiedad, la gente puede sentir miedo, arritmia cardiaca o falta de aliento. Regularmente es muy breve y cuando el estrés que lo causó desaparece, también lo hace el ataque.

El ataque de pánico no viene en reacción a un estresor, ya que no es provocado y es impredecible. Durante un ataque de pánico, el individuo se llena de terror, miedo o aprensión. Puede sentir que va a morir, a perder el control o piensa que va a sufrir un ataque al corazón.

Los ataques de pánico tienen una serie de síntomas físicos que pueden incluir dolor de pecho, dificultad para respirar, mareos y náuseas. Además, la persona vive infeliz en espera del siguiente ataque y sufre de lo que se llama ansiedad anticipatoria.

¿Qué está pasando en el cerebro cuando ocurre uno de estos ataques?

La amígdala cerebral, que es parte del sistema límbico y responsable de controlar el miedo y otras reacciones emocionales, es determinante en este trastorno. La amígdala envía una señal al hipotálamo indicando que hay peligro y que prepare al cuerpo para entrar en modo “lucha o huye”, que es la primera reacción del cerebro cuando enfrentamos una situación peligrosa o desconocida: huir de ella o enfrentarla.

Esta señal provoca la liberación de epinefrina, una hormona y neurotransmisor que incrementa la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. Como respuesta, el sistema nervioso central entra en alerta y produce algunos de los síntomas que vemos en quienes están sufriendo un ataque de pánico.

Un estudio encontró que en los pacientes con ansiedad, su amígdala cerebral no está completamente conectada con las áreas del cerebro encargadas de determinar o “leer” los estímulos cerebrales, lo cual provoca que algunas personas no puedan distinguir entre una situación realmente peligrosa y una que solamente es irritable.

Se desconoce la causa exacta de la ansiedad, pero se sabe que existen dos tipos de detonantes; una situación estresante o una falla en el cerebro, la cual puede existir desde la infancia.

Tratamientos para la ansiedad

Para tratar la ansiedad, existen varios tipos de tratamientos disponibles, entre los que se encuentran psicoterapia y medicamentos.

Desafortunadamente, varios de estos medicamentos pueden causar dependencia, por lo cual se recetan en cortos plazos.

La psicoterapia busca encontrar el origen de la ansiedad para así determinar si se debe tratar de forma natural o con medicina. Además, Varios métodos naturales como; la relajación, la meditación y el ejercicio, ayudan a controlar los ataques de pánico y ansiedad y muchas veces a superarlos.

En México, el trastorno de ansiedad afecta al 14.3 por ciento de la población y es considerada la enfermedad mental más común en el país.

También te puede interesar: ¿Cómo afecta la música nuestra mente y cuerpo?

Síguenos en FacebookTwitterTelegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell