Home || Hasta el momento || ISA desmiente daño de endulzantes artificiales en la salud humana

ISA desmiente daño de endulzantes artificiales en la salud humana

Endulzantes artificiales en una mesa
Llos edulcorantes son seguros y no tóxicos. Foto: Flickr/stevensnodgrass

lunes 8 de octubre de 2018

Los edulcorantes son seguros y no tóxicos para la salud de acuerdo a un organismo que regula su uso, asegurando que un estudio que afirma lo contrario no ofrece evidencia de que puedan afectar la microbiota intestinal humana.

 

En respuesta a un reciente estudio que afirma que los edulcorantes son tóxicos para nuestro intestino, la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado rechazando los resultados de la investigación, alegando que el estudio no se puede aplicar en “la vida real”.

La organización dijo en su comunicado que la publicación no proporciona evidencia de que los edulcorantes bajos en calorías puedan ser tóxicos para los microbios intestinales digestivos en los seres humanos.

Agregan que los hallazgos fueron el resultado de un experimento in vitro, que expuso a las bacterias a concentraciones muy altas de edulcorantes bajos en calorías fuera del cuerpo humano. Por lo tanto, afirman que con estas condiciones de prueba se podrían haber causado reacciones que no se verían con las condiciones de exposición de la vida real en humanos.

Te podría interesar: Endulzantes artificiales son tóxicos para nuestro intestino

La semana pasada, un estudio publicado en Molecules encontró que varios edulcorantes, todos con permiso de uso en comidas y bebidas en Estados Unidos y en la Unión Europea, son tóxicos para nuestra bacteria intestinal.

Ellos incluyeron el controversial aspartamo, que ha estado en el centro de atención desde hace décadas debido a algunos reportes críticos, este es utilizado en los refrescos de dieta. Los investigadores, de Israel y Singapur, advirtieron sobre sus descubrimientos y ofrecieron “más evidencia” sobre cómo los endulzantes artificiales pueden dañar la salud.

Los científicos estudiaron el aspartamo, la sucralosa, la sacarina, el neotame, el advantame y el acesulfamo de potasio. Para el estudio, dirigido por un equipo de la universidad de Ben-Guiron del Negev y la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, también se analizaron diez suplementos deportivos que contienen estos edulcorantes.

En su estudio clínico, los seis edulcorantes fueron expuestos a bacterias que se encuentran comúnmente en el intestino humano. Estas fueron modificadas genéticamente para contener compuestos fluorescentes que brillan cuando detectan toxinas. Los investigadores descubrieron que las toxinas se liberan cuando las bacterias intestinales se exponen a los edulcorantes artificiales en el laboratorio. Solo se necesitó 1 mg/ml de los edulcorantes artificiales para convertir las flora intestinal en bacterias tóxicas, es decir, cuanto mayor es la cantidad de edulcorante, más toxinas se liberan, según el equipo dirigido por el profesor Ariel Kushmaro.

En su declaración, la ISA afirmó que un conjunto de estudios bien diseñados y robustos realizados in vivo en animales y humanos confirmó la seguridad de los edulcorantes bajos en calorías.

La ISA respondió con un comunicado que respalda el uso de los edulcorantes:

Respuesta de ISA al estudio de Harpaz et al.

En respuesta al reciente experimento in vitro realizado por Harpaz et al., a la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA, por sus siglas en inglés) le gustaría declarar que los edulcorantes aprobados han sido de los ingredientes más investigados en todo el mundo. Previo a su aprobación de lanzamiento al mercado, los edulcorantes deben someterse a minuciosas evaluaciones de seguridad llevadas a cabo por autoridades de inocuidad alimentaria, como el Comité Científico Mixto de la FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), la Administración de Alimentos y Drogas de EU (FDA) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Tras extensas pruebas y una gran cantidad de evidencia científica, los cuerpos regulativos de inocuidad alimentaria de todo el mundo confirman su seguridad de manera consistente.

Por el contrario, el estudio de Harpaz et al. no ofrece evidencia de que los edulcorantes puedan ser tóxicos para la microbiota intestinal humana. De hecho, estos hallazgos resultaron de un experimento in vitro que expuso bacterias de diferentes concentraciones de edulcorantes fuera del cuerpo humano. Cabe mencionar que las condiciones in vitro podrían haber causado reacciones que no serían vistas en condiciones de exposición de la vida real en humanos.

Una gran cantidad de estudios bien diseñados y de peso realizados in vivo, tanto en animales como en humanos, ha confirmado que los edulcorantes son seguros y no tóxicos.

 

De acuerdo a este organismo y los estudios que respalda, los endulzantes artificiales no causan daños tóxicos a la bacteria intestinal.

 

También te puede interesar: ¿Es el ayuno la fuente de la eterna juventud?

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno