Home || Hasta el momento || Tiempo que pasan los niños frente a una pantalla no afecta su capacidad para dormir: Estudio

Tiempo que pasan los niños frente a una pantalla no afecta su capacidad para dormir: Estudio

Niños_pantallas
Tiempo que pasan los niños frente a una pantalla no afecta su capacidad para dormir: Estudio/Getty

martes 6 de noviembre de 2018

La creencia de que el uso constante de dispositivos móviles es una factor que altera los patrones de sueño de los menores de edad es refutada por una investigación de la Universidad de Oxford.

Debido a la masificación de la televisión es común escuchar a padres de familiar advertir a los niños que si pasan demasiado tiempo frente a una pantalla sus hábitos de sueño podrían verse alterados dramáticamente, y ante el actual auge de dispositivos móviles esta preocupación parece haberse acrecentado, pero de acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Oxford esta actividad  tiene poco efecto práctico en las horas de reposo de los infantes.

Esta investigación contrasta con reportes anteriores en donde se señalaba que el pasar demasiado tiempo frente a una pantalla, incluso se manejaba el porcentaje de que 50 y 90 por ciento de los niños en edad escolar, no dormían lo suficiente atribuyendo el uso de esta tecnología como la causa.

También te puede interesar : No dormir suficiente puede causar baja de testosterona

Para obtener estos resultados los investigadores usaron datos de la Encuesta Nacional de Salud Infantil de 2016 de Estados Unidos; los padres de familia completaron encuestas de autoinforme sobre ellos mismos, sus hijos y el hogar.

«Los resultados sugieren que la relación entre el sueño y el uso de la pantalla en niños es extremadamente modesta», afirmó Andrew Przybylski, autor de la investigación, al informar que “cada hora de pantalla estuvo relacionada con tres a ocho minutos menos de sueño por noche».

Cuando se compara el promedio de horas de sueño de un adolescente que se abstiene de la tecnología (ocho horas y 51 minutos) con un adolescente que dedica ocho horas al día a las pantallas (ocho horas y 21 minutos), la diferencia es, en general, intrascendente, asegura el estudio publicado en  The Journal of Pediatrics.

Por el contrario el científico señala que «centrarse en las rutinas a la hora de acostarse y en los patrones regulares de sueño, como los horarios de despertar constantes, son estrategias mucho más efectivas para ayudar a los jóvenes a dormir que delimitar el uso de las pantallas«.

Artículo relacionado : Una siesta en el trabajo si es recomendable y saludable

Los expertos destacaron que es importante, al evaluar el sueño, tener en cuenta otras variables cuando se trata de niños y su sueño. Aunque las tecnologías y herramientas relacionadas con la llamada ‘luz azul’, se han involucrado con problemas del sueño, no está claro si desempeñan un papel causal significativo, detalló Przybylski.

Apuntó que continuarán con la investigación sobre los mecanismos precisos que vinculan las pantallas digitales para dormir. Ya que aseguró que «las pantallas están aquí para quedarse, por lo que se necesita una investigación transparente, reproducible y sólida para descubrir cómo nos afecta la tecnología y cómo podemos intervenir mejor para limitar sus efectos negativos».

Con información de Notimex.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Joel Abraham Romero Mejia

Joel Abraham Romero Mejia
Egresado de la UNAM en la Carrera de Comunicación con especialidad en prensa escrita.