Home || Hasta el momento || Cambio climático causará aumento de defectos congénitos en recién nacidos

Cambio climático causará aumento de defectos congénitos en recién nacidos

Un bebé recién nacido en una cuna
Nuestro descendientes sufrirán los efectos del calentamiento global. Foto: Pixabay

viernes 1 de febrero de 2019

Un estudio encontró un nuevo motivo para preocuparnos por el calentamiento global, ya que además de quedarnos sin recursos y afectar el medio amnbiente, este puede causar defectos de nacimiento en las nuevas generaciones.

El cambio climático podría causar que más niños nazcan con defectos cardíacos potencialmente mortales. Según investigadores, estar expuesto a temperaturas inusualmente altas durante el embarazo aumenta la posibilidad de dañar los órganos internos.

La investigación predice que podría haber 7 mil casos adicionales de defectos cardíacos entre los años 2025 y 2035 en ocho estados de los EE. UU., con una población combinada de aproximadamente 110 millones de personas.

Ampliado a la población mundial, esto sugiere que el cambio climático podría contribuir a alrededor de 40 mil defectos cardíacos congénitos por año.

Investigadores de la Universidad de Albany en Nueva York hicieron sus predicciones usando pronósticos del número de nacimientos y aumentos de calor durante el período de 11 años. Los científicos utilizaron datos de los estados de Arkansas, Iowa, Texas, California, Nueva York, Carolina del Norte, Utah y Georgia.

Ellos no están seguros exactamente por qué el aumento de calor hace que un bebé tenga más problemas de corazón; pero estudios en animales sugieren que exponer a un feto a temperaturas fuera de la experiencia normal de la madre puede desencadenar muerte celular o dañar las proteínas utilizadas en el desarrollo.

Para hacer sus predicciones, los científicos de Nueva York consideraron la cantidad de días excesivamente calurosos durante el embarazo de una mujer, la frecuencia de las olas de calor que duraron tres días o más y la duración de las olas de calor.

“Sería prudente para las mujeres en las primeras semanas de embarazo evitar el calor extremo”, dijo el Dr. Shao Lin, director de ciencias de la salud ambiental en Albany.

El Dr. Wangjian Zhang, autor principal del estudio, agregó: “Nuestros resultados resaltan las formas dramáticas en que el cambio climático puede afectar la salud humana. Y sugieren que la enfermedad cardíaca pediátrica derivada de malformaciones estructurales del corazón puede convertirse en una consecuencia importante del aumento de la temperatura”.

La investigación se produce después de que expertos en salud de este mes advirtieron que el calentamiento global matará a muchas más personas de lo que la Organización Mundial de la Salud predice.

Sir Andrew Haines, de la London School of Hygiene and Tropical Medicines, y la profesora Kristie Ebi de la Universidad de Washington dieron su advertencia en el New England Journal of Medicine.

Dijeron que la estimación de la OMS de 250 mil muertes adicionales por año debido a las elevadas temperaturas era demasiado “conservadora”. Además de las muertes por estrés por calor y la malaria causadas por la creciente población de mosquitos, hay otros factores que la OMS no tuvo en cuenta, dijeron.

La pobreza extrema, las condiciones pulmonares causadas por una peor calidad del aire, la reducción del acceso al agua potable, los rendimientos de las granjas más pequeños y la violencia provocada por la migración se sumarán a las muertes, advirtieron Sir Andrew y la profesora Ebi.

Los defectos cardíacos congénitos son problemas de desarrollo que ocurren cuando el bebé está en el útero y evitan que el corazón funcione correctamente. Se encuentran entre los defectos de nacimiento más comunes, y afectan a unos 40 mil bebés por año en los EE. UU., ocho de cada mil bebés.

Los defectos incluyen orificios en el corazón, estrechamiento de las arterias más grandes, válvulas restringidas o un corazón poco desarrollado. Las señales de que un bebé podría tener una cardiopatía congénita incluyen latidos cardíacos rápidos, respiración rápida, hinchazón de las piernas o el estómago y cansancio y fatiga extremos.

El estudio fue publicado en JAHA: The Journal of the American Heart Association.

 

También te puede interesar: Científicos inventan dispositivo que convierte pensamientos en palabras

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Hector Moreno