Home || Hasta el momento || Ver televisión provoca mayor obesidad que otras actividades sedentarias

Ver televisión provoca mayor obesidad que otras actividades sedentarias

Representación gráfica de un niño viendo televisión
Ver televisión puede ser perjudicial para la salud. Foto: Pixabay/Uboiz

sábado 16 de febrero de 2019

Jugar videojuegos, usar la computadora o realizar otras actividades sentado son menos propensas a causar sobrepeso que si se ve la televisión, según un nuevo estudio.

Un estudio encontró que ver la televisión pone a los niños en mayor riesgo de sufrir obesidad en comparación con otras actividades sedentarias. La investigación afirma que si un niño está jugando videojuegos, está comiendo o usando una computadora, tiene más impacto en su peso sin importar la duración del tiempo que pasa sentado.

Los investigadores dijeron que existe la urgencia de cambiar los comportamientos de los niños inactivos o con sobrepeso antes de que sea demasiado tarde. Se estima que uno de cada cinco niños comenzarán a asistir a la escuela primaria con sobrepeso u obesidad, y uno de cada cinco niños de 6 a 19 años es obeso en Norteamérica. Algunos países tienen cifras más alarmantes; por ejemplo, en Australia casi una cuarta parte de los niños de 5 a 17 años de edad se consideran con sobrepeso u obesidad.

El estudio, llevado a cabo por la Universidad de Australia del Sur, evaluó los comportamientos sedentarios de 234 niños de 10 a 13 años que tenían un peso saludable (74 niños y 56 niñas) o estaban clasificados como obesos (56 niños y 48 niñas).

Se investigó el impacto de diferentes comportamientos que requieren estar sentado: mirar televisión, jugar videojuegos, usar la computadora, sentarse a comer o viajar en un automóvil. Se encontró que, excluyendo las horas de sueño, los niños pasaban más del 50 por ciento de sus días sentados, y ver televisión dominaba su tiempo de dos a tres horas por día.

Descubrieron que mirar televisión está más asociado con la obesidad tanto en niños como en niñas que en cualquier otro tipo de sesión. Los niños tienden a ser más obesos que las niñas y también pasan más tiempo frente a sus pantallas.

No es sorprendente que cuanto más inactivo es un niño, mayor es el riesgo de tener sobrepeso. Pero no todos los comportamientos sedentarios son creados iguales cuando se trata del peso de los niños. Esta investigación sugiere que cuánto tiempo pasan los niños sentados puede ser menos importante que lo que hacen cuando están sentados. Por ejemplo, algunos tipos de sentarse están más fuertemente asociados con la grasa corporal en los niños que en otros, y el tiempo que pasa viendo televisión parece ser el peor culpable.

-Dra. Margarita Tsiros.

Aunque este fue el caso de ambos sexos, el estudio también encontró diferencias entre los comportamientos sedentarios de niños y niñas. En los varones, los episodios prolongados de comportamiento sedentario y el tiempo dedicado a jugar videojuegos o en la computadora se relacionaron positivamente con la obesidad.

Los niños no solo vieron más televisión que las niñas, 37 minutos extra por día, sino que también pasaron mucho más tiempo jugando videojuegos. Los videojuegos y el uso de computadoras son populares, pero nuestros datos sugieren que estas actividades pueden estar relacionadas con una mayor grasa corporal en los niños. Los niños que están sentados por más de 30 minutos también pueden tener mayor grasa corporal, por lo que es importante controlar su pantalla y el tiempo de sentado y asegurarse de que toman descansos regulares.

Uno de los hallazgos clave fue que las niñas que se involucran en más conductas sedentarias no relacionadas con ver una pantalla pueden tener menos obesidad. Aunque no hubo una relación directa entre el tiempo de ver televisión y la obesidad, la fuerte asociación destacó la importancia de establecer hábitos saludables para los niños a una edad temprana: los niños obesos tienen significativamente más probabilidades de convertirse en adultos obesos.

Es más probable que un niño con sobrepeso se convierta en un adulto con sobrepeso, por lo que la importancia de abordar los comportamientos poco saludables en la infancia es fundamental. Los niños obesos tienen un mayor riesgo de desarrollar trastornos de salud graves, como diabetes tipo 2, presión arterial alta y colesterol. También pueden experimentar problemas de bienestar, sociales y de autoestima, junto con dolor y dificultades con el movimiento y la actividad.

Al comprender las conductas sedentarias de los niños, especialmente aquellos que ponen a nuestros hijos en riesgo, nos aseguraremos de que se encuentren en un mejor camino hacia un peso más saludable.

Una investigación realizada la semana pasada encontró que sentarse frente al televisor durante una hora por día puede aumentar el riesgo de cáncer intestinal en los jóvenes. El estudio, dirigido por el Dr. Long Nguyen en el Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard, encontró que quienes se quedaron frente al televisor durante dos horas al día o más tuvieron un riesgo mayor en casi un 70 por ciento.

 

También te puede interesar: Fumar cannabis durante la adolescencia puede provocar depresión en la adultez

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell