Home || Hasta el momento || La luz de tú teléfono y otros dispositivos está afectando tu cerebro

La luz de tú teléfono y otros dispositivos está afectando tu cerebro

Un hombre utiliza un teléfono inteligente acostado en su cama
Utilizar dispositivos personales en exceso provoca daños a la salud. Foto: Flickr/

domingo 31 de marzo de 2019

La luz azul afecta tu visión y suprime una hormona que induce al sueño, afectando tu salud mental y física. ¿Cuáles son los daños que esto conlleva?

 

El número de personas con problemas de sueño sigue en aumento y no es casualidad que va de la mano con la evolución tecnológica y el aumento de dispositivos personales. ¿Afectan los teléfonos inteligentes y las tabletas nuestro sueño y salud en general?

Estudios encuentran relación entre dispositivos y falta de sueño

El profesor de psicología Richard Wiseman, de la universidad de Hertfordshire, realizó una encuesta en línea en la que se demostraba que el 59 por ciento de los adultos en Inglaterra, solo alcanzan siete horas o menos por noche. De acuerdo a Wiseman, una causa potencial de la falta de sueño: (en 78 por ciento de los encuestados y 91 por ciento de aquellos entre 18 y 24 años) es la utilización de una computadora, un teléfono inteligente o una tableta dos horas antes de irse a la cama.

“La luz azul de estos aparatos suprime la producción de melatonina, la hormona que induce al sueño, así que es importante evitar su uso antes de acostarse”, advierte Wiseman, quien considera el aumento en el riesgo del aumento de peso, ataques cardíacos, diabetes y cáncer, como otros factores a consecuencia de dormir mal.

Otro estudio encontró que “quienes usaron sus celulares particularmente en las horas en las que indicaron que ya se iban que van a la cama, presentaron una tardanza mayor tiempo en el tiempo requerido para quedarse dormido, a la vez que registraron una peor calidad de sueño durante la noche”.

El estudio se realizó con personas que accedieron a instalar una aplicación en sus smartphones mediante la cual se registraba la hora y duración que la pantalla estaba encendida, “contamos con cerca de 80 mil voluntarios, de diferentes regiones del planeta”, agregó el también catedrático de la Universidad de California.

De acuerdo con los resultados, los participantes usaron en promedio sus celulares cerca de 38.4 horas durante un periodo de 30 días, tiempo que duró el estudio, aquellos que excedían de ese tiempo eran más propensos a tener una calidad de sueño más pobre y tener menos horas de sueño.

Además los individuos que usaron sus celulares cerca de la hora de ir a dormir tenían una baja calidad de sueño. “No podemos excluir la posibilidad de que algunas personas no pueden dormir por una razón completamente diferente, y como no pueden hacerlo, usan su teléfono sólo para pasar el tiempo”.

Los descubrimientos encontrados en este estudio corroboran anteriores investigaciones que indican que la luz azul emitida por los teléfonos inteligentes, y otros aparatos digitales, puede suprimir la función de melatonina del cuerpo, una hormona que induce al cansancio y contribuye a la sincronización de los ciclos de sueño y vigilia.

Otro estudio realizado por el King College de Londres, también señaló que el uso de celulares, tabletas y computadores en niños y adolescentes está asociado con pérdida del sueño y baja calidad.

¿Qué efectos en la salud tiene el no dormir bien?

En los niños pequeños, pocas horas de sueño provoca más apetito y son propensos a la obesidad. En adultos mayores, la falta de sueño repercute en un mayor deterioro cognoscitivo; en otros casos se activan genes que llevan a la depresión; mientras que dormir en periodos espaciados y no uno continuo provoca el crecimiento de tumores, mientras que la privación de sueño provoca la desaparición de neuronas, al menos eso quedó patentado en el último estudio que realizaron en Brigham and Women’s Hospital de Boston, Massachusetts (publicado en Journal of the American Geriatrics Society).

Los ojos, el órgano más afectado

La vista es el sentido que más afectaciones puede padecer por la constante exposición a la luz de las pantallas de los dispositivos móviles reveló un estudio realizado en la UAS. En declaraciones retomadas por Notimex Emiliano Terán Bobadilla, adscrito a la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas de la UAS y quien colaboró en la investigación, los resultados demuestran que este tipo de luz puede tener consecuencias en el tejido ocular y el ciclo diurno de las personas.

El investigador añadió que una de las principales causas de la perturbación de sueño, así como problemas asociados a la fatiga visual, como son cefaleas y migrañas, tiene que ver con la luz emitida por dispositivos electrónicos como los smartphone. De igual forma detalló que uno de los propósitos de este proyecto era evaluar cuánta luz emiten los teléfonos celulares, ya que la emisión de los haz de luz pueden también dañar a la persona a nivel social.

“Perturba tu ciclo diurno y esto tiene consecuencias en el nivel de atención del usuario, en la forma en la que aprendes y retienes la información a través de la memoria”, aseguró Emiliano Terán.

En relación con la denominada luz azul, la cual ha sido catalogada por neurocientíficos de la Escuela de Medicina de Harvard como la causante, cuando se está expuesto a la misma por más de 6 horas continuas, de suprimir la síntesis de melatonina, conocida como la hormona del sueño, hasta dos veces más que la verde. Terán Bobadilla dijo que los Smartphone reducen el 90 por ciento de la luz azul.

Otro estudio reveló que la luz azul emitida por nuestros celulares puede causar daños irreparables en nuestros ojos. Esta luz es absorbida por moléculas vitales en nuestra retina y desencadena la producción de un químico tóxico que mata las células. Esto provoca la aparición de puntos negros en nuestra visión que son distintivos de la degeneración macular, una enfermedad que conduce a la ceguera.

Mediante un análisis, investigadores probaron lo dañinas que son las células de retinol, las cuales fueron absorbidas por la luz azul cuando fueron inyectadas dentro de otras células como las del cáncer o del corazón, las cuales también murieron. Los investigadores notaron que el retinol que no había absorbido la luz azul no tuvo ningún efecto en las células y no existió actividad cuando la retina se expuso a otras luces de distinto color, como por ejemplo verde, roja o amarilla.

Con todos estos riesgos, se debe moderar el uso de los dispositivos, sobre todo en la noche.

También te puede interesar: La píldora anticonceptiva masculina está cada vez más cerca

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell