Home || Salud y desarrollo humano || Medicinas y suplementos || 7 curas en la alacena para el resfriado común

7 curas en la alacena para el resfriado común

Imagen obtenida por: Tmblr

martes 3 de febrero de 2015

El resfriado común puede fácilmente convertirse en una enfermedad mas grave. Estos remedios ayudarán a controlarlo de forma natural.

Ciudad de México (elsemanario.com).- El resfriado común es una de las enfermedades que más se presentan durante las épocas de frío; este se caracteriza por una ligera inflamación de las membranas que recubren la garganta y la nariz a causa de alrededor de 200 virus diferentes.

El resfriado común puede durar hasta cinco días y los síntomas más frecuentes son: goteo, congestión nasal, cosquilleo o ardor en la garganta; estornudos, ojos llorosos y fiebre. El resfriado común presenta como rasgo más característico una mucosidad incolora, cuando está espesa y se torna amarilla o verde, este ha sufrido una transformación y puede llegar a presentarse como infección aguda en las vías respiratorias.

La infección aguda en las vías respiratorias  es la primera causa de enfermedad en México y se presenta debido a la mutación del virus hacia una bacteria, la cual se asienta en las partes más profundas de la garganta, generando complicaciones que pueden durar hasta 15 días.

Los síntomas de la infección aguda se agravan y comienzan a presentarse problemas en la laringe, dificultad para respirar, hablar y fatiga, además en algunos casos puede presentarse una coloración morada en la piel de las personas llamada cianosis.

El grupo poblacional más vulnerable son los niños y las personas mayores, ya que son los que tienen un sistema inmunológico más débil y por lo tanto, son más propensos a pasar de un resfriado común a una infección aguda. De enero a marzo es el periodo en el cual mas se debe procurar abrigarse, cubriendo especialmente el cuello, pecho y espalda, también se recomienda consumir altas dosis de vitamina A y C.

El virus puede transmitirse muy fácilmente en las gotas de saliva que las personas expulsan al toser y estornudar, por esto es necesario cubrir con un pañuelo o con el antebrazo la boca, cuando se necesite hacerlo y también lavarse las manos constantemente.

Algunas recomendaciones para controlar el resfriado común y evitar que este se desarrolle hacia una infección de las vías respiratorias son:

  • Mantén las fosas nasales hidratadas: las probabilidades de que el virus se asiente en la nariz aumentan si los pasajes nasales se encuentran secos, esto comúnmente ocurre en invierno, por lo que un spray nasal de solución salina puede ayudar bastante, pues al mantener los canales lubricados el cuerpo puede desechar el virus.
  • Comer pastillas de grosella negra: o propóleo, estos tienen ácidos grasos y gamma-linoleicos que reducen la inflamación en la garganta y permite que los líquidos y alimentos puedan deslizarse con facilidad. Esta es una mejor alternativa a tomar mentol, pues este produce una sensación de frescura, pero rompe la buena mucosa de la garganta.
  • Bebe mucho agua: el agua natural ayuda a aliviar la congestión y lubricar la garganta.
  • Miel de propóleo: consumir dos cucharadas pequeñas de esta miel no solo ayuda con las molestias del resfriado común, sino que además ayuda a mantener fuerte a tu sistema inmunológico, puede ser consumida de forma directa o disuelta en una bebida caliente. Esta tiene un color más oscuro que la miel normal y un ligero aroma a menta, se vende en las tiendas naturistas.
  • Come más hongos: ya sean en te o acompañados de alimento, los hongos como el shitake, maitake y reishi pues estos de hecho evitan a los gérmenes crecer y reproducirse dentro del cuerpo humano.
  • Aceite de orégano: este puede ayudar a limpiar profundamente el aparato respiratorio y mantiene la garganta saludable , al eliminar las bacterias malas que se asientan y las cuales pueden llegar a causar infecciones estomacales.
  • Añade Jengibre a tu dieta: este calienta el cuerpo y ayuda a contrarrestar la acumulación de toxinas en los órganos, particularmente en los pulmones y los senos nasales.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*