Home || Salud y desarrollo humano || Defeños depresivos, 4 lugares gratuitos para su atención

Defeños depresivos, 4 lugares gratuitos para su atención

Imagen obtenida por: Tmblr

martes 3 de febrero de 2015

La depresión es considerada como la enfermedad del siglo XXI, su incidencia va en aumento y las mujeres son su ptincipal población principal.

Ciudad de México (elsemanario.com).- La depresión puede ser quizás el trastorno del estado de ánimo más subestimado y peor diagnosticado que existe alrededor del mundo. En México cerca del 20 por ciento de la población, aproximadamente diez millones de personas, padecen de depresión esto según cifras oficiales de la Secretaria de Salud.

Instituciones como IMSS o el ISSSTE aseguran que el 40 por ciento de los casos que reciben son remitidos por depresión, pero en estas instituciones el tratamiento consiste en un medicamento que reestructure los neurotransmisores que se alteran durante esta enfermedad.

Aun cuando muchas personas pueden llegar a sentir tristeza por algún evento, esta es transitoria y no afecta la percepción de otro tipo de emociones ni altera la capacidad para disfrutar de los eventos. La depresión debe diferenciarse de la tristeza, pues la primera consiste en un periodo prolongado, de al menos seis meses, en el que se presenta algunos de los siguientes síntomas:

  1. Sensación de vacío o tristeza la mayor parte del día. en los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable.
    2. Disminución de la capacidad para sentir placer en actividades que antes si lo producían.
    3. Fluctuaciones importantes en el peso
    4. Insomnio o hipersomnia
    5. Agitación o enlentecimiento motor
    6. Fatiga o pérdida de energía
    7. Sentimientos de inutilidad o culpa excesivos
    8. Disminución de la capacidad para concentrarse
    9. Pensamientos recurrentes de muerte

La depresión puede exacerbar el dolor y la angustia asociada a enfermedades físicas, así como afecta desfavorablemente los resultados de su tratamiento. El padecerla, impacta sobre el funcionamiento social y ocupacional. Las relaciones de pareja y familiares son frecuentemente las más afectadas y se ha asociado a la depresión en los padres con el desarrollo de  una crianza negligente y posteriores perturbaciones en los hijos.

La depresión es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la carga mundial de morbilidad, en sus inicios esta puede surgir debido a: estrés excesivo, perdida de algún ser querido o termino de un ciclo. Se relaciona directamente con la poca resiliencia del yo de cada individuo, es decir, de su pobre capacidad para afrontar los problemas y sentir que tiene las herramientas necesarias para abordarlos.

Sin embargo, la depresión es el resultado de una interacción compleja entre los factores sociales, psicológicos individuales y biológicos de una persona. Las personas que la padecen presentan los primeros rasgos de este trastorno reflejados en su apariencia física, muchas de ellas comienzan a aumentar de peso y otras pierden el apetito, también es visible un descuido en su aseo e imagen personal; en lugar de tristeza estas personas manifiestan una enorme perdida de interés o falta de energía para realizar actividades cotidianas.

En el cerebro, los neurotransmisores relacionados con la depresión son conocidos como monoaminos y dentro de estos actúa la serotonina, dopamina y norepinefrina; cuando alguno de estos escasea, el cerebro es incapaz de mantener un estado de ánimo alegre o estable y comienzan los primeros signos de depresión. Existen diversos medicamentos para tratar y restablecer la carga química del cerebro, pero los pacientes a menudo expresan que estos producen una sensación de letargo y provocan sueño; naturalmente estas substancias pueden obtenerse a través del chocolate, los plátanos y ácidos grasos omega 3 (pescados).

Así como existen cosas que podemos ingerir para controlar la enfermedad, también existen otras que la exacerban como el tabaco, alcohol y las grasas transgénicas, esto contribuirá a que problema se mantenga y acelera su evolución.

La depresión no se cura por si sola. Cuando comienza a aparecer, las personas suelen creer que es parte de una etapa y que eventualmente las sensaciones de malestar y cansancio excesivo disminuirán, pero contrario a esto la enfermedad tiene características crónicas degenerativas, lo que significa que con el paso del tiempo se mantiene y se vuelve cada vez más difícil de sobrellevar.

Los tratamientos mas recomendables son las terapias psicológicas de cualquier modelo clínico, ya sea que el paciente decida la rama del psicoanálisis, el cognitivo-conductual, Gestalt o la terapia narrativa para su tratamiento, estas pueden ser individuales o en grupo y muchos profesionales de la salud recomiendan un acercamiento holístico, que conjunte medicamento en los casos más severos.

La edad de inicio de este trastorno es difícil de establecer ya que los primeros rasgos pueden presentarse en la infancia y no ser completamente desarrollados hasta la adolescencia o la adultez temprana, debido a que el primer episodio es leve no suele ser detectado ni mucho menos tratado.

Las consecuencias de la depresión, cuando no es tratada, son: aislamiento, pérdida de compañeros y amigos, peleas constantes con el entorno familiar y una sensación de desconocimiento propio; esta enfermedad culmina con la muerte.

Es importante que las personas que sienten algunos rasgos o presentan sintomatología depresiva se acerquen a sus grupos primarios para apoyo y exploración de posibles acercamientos en el tratamiento deel trastorno. Algunas instituciones de apoyo público y sin costo para todo tipo de problemas del estado de ánimo son:

Centro de Servicios Psicológicos «Dr. Guillermo Dávila» de la Facultad de Psicología UNAM
Edificio. D, sótano, de la Facultad de Psicología.
Atención: lunes, martes, jueves y viernes, de 8 a 20 horas;
miércoles de 8 – 19 horas.
Teléfono 5622-2309

Instituto de las Mujeres del Distrito Federal
Tacuba 76, Col. Centro Delegación Cuauhtémoc
Atención de Lunes a Domingo de 9 – 18 horas.
Teléfono 5512-2845 ext. 122, 123

Línea UAM de apoyo psicológico por teléfono
Atención Lunes a Viernes de 9 – 17 horas.
Teléfono 5804-6444

Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud Unidad Santo Tomás
Av. De los Maestros casi esquina con Calzada de los Gallos Col. Santo Tomas
Atención de Lunes a Viernes de 8 – 20 horas
Teléfono 5229-6000 ext, 63476

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*