Home || Lo más destacado || México y el turismo: mochileros, todo un viaje

México y el turismo: mochileros, todo un viaje

Imagen: Flickr

miércoles 5 de agosto de 2015

 

Ser mochilero es toda una forma de vida, es atreverse a lo desconocido, arriesgarte y viajar intensamente.

 

Ciudad de México.- Los mochileros no tienen un lugar de origen, se consideran a sí mismos “ciudadanos del mundo”, hay un destino en mente, pero una manera cómoda para llegar a dicho destino es descartada.

Con poco dinero pero con toda la actitud, estos jóvenes viajan con una brújula insertada en el alma, con limitantes fuera de la mente y el cuerpo. La espontaneidad y la libertad de movimiento son los toques complementarios, la inspiración de los paisajes y las experiencias con la naturaleza y personas que se conocen en el camino son el alimento para estos mochileros.

Experiencias, ahorro y más

El no ser tan “fresa” es una ventaja de ahorro, los mochileros para ahorra en su travesía generalmente eligen alojamientos baratos como hostales, redes de hospedaje gratuitos, ”bed and breakfast” u hoteles de bajo precio que ofrecen una cama para dormir y un desayuno o campings improvisados.

De ello, deriva la convivencia con la gente nativa del lugar o bien con los extranjeros que piensan de igual forma. Entablar conversaciones sobre otros modos de vida, cultura y visiones, alimenta y alienta a conquistar nuevos retos y visitar lugares nuevos.

En cuanto al transporte el famoso “ray” es la opción, en México esta cultura no es muy común, la indiferencia, la apatía y el contexto de violencia que se vive actualmente hacen que las personas dejen de confiar en su igual, lo que hace un tanto difícil conseguir un “aventón”.

Los buses de bajo costo y trenes son lo más habitual en la vida de un mochilero, tal vez es el momento más cómodo para poder dormir y recargar esas energías que se necesitan para enfrentar lo desconocido.

El aprendizaje del viaje puede hacer que tu persona cambie por completo, que recuperes la fe en la humanidad, que tus prioridades vitales cambien o bien un cambio radical que te hará encontrarte contigo mismo, cosa que en las grandes urbes es imposible.

El mal-viaje

Como todo, el ser mochileros trae sus peligros. Existen casos en los cuales los mochileros son acusados de transportar drogas en su equipaje y es algo que en ocasiones resulta cierto, aunque no todos se dedican a este tipo de actividad.

Por otro lado, al pedir “ray” se enfrentan a personas desconocidas que pueden hacerles o no daño, robar el poco dinero y  alimento que se lleva o un desenlace aún peor.

Otro peligro, que no le afecta a los mochileros sino a las personas que lo esperan, es ya no querer volver y es que no los culpo, conocer hermosos paisajes y disfrutar de una vida sin presión alguna es seguramente el deseo de muchos.

Atreverse y buscar nuevas experiencias es lo admirable de estas personas, uno tiende a vivir en el miedo de lo desconocido, a tener siempre algo seguro. El dejarse llevar sin presiones de dinero, tiempo y más, es seguramente una experiencia que todos debemos vivir al menos una vez.

Por María Navarro

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell