Home || Hasta el momento || Jalisco Campus Party: la fiesta no fue para todos

Jalisco Campus Party: la fiesta no fue para todos


lunes 10 de agosto de 2015

 

Pese a los esfuerzos de acercar a los emprendedores con inversionistas, algunos encuentran quien los auspicie, pero algunos otros no corren con tanta suerte.

 

Ciudad de México.- Más de 15 mil asistentes estuvieron presentes en la apertura de la sexta edición  de la llamada “fiesta de la innovación”, Jalisco Campus Party, la cual pretende acercar a los emprendedores con inversionistas, academia e industria; todo ello para impulsar a alrededor de 200 start-ups.

De acuerdo con datos de Jalisco Campus Party, se dieron cita 50 fondos de inversión, nacionales e internacionales, que en su conjunto llevaban 400 millones de dólares para la inversión en algún proyecto.

El objetivo ¿se cumplió?

Luego de cinco días en el Jalisco Campus Party, sólo algunos emprendedores lograron el objetivo de encontrar un inversionista interesado en su proyecto, contactos que les ayudarán a darle seguimiento a sus ideas, sin embargo no todos lo lograron.  

De acuerdo a una encuesta realizada por una revista, se revela que, no todos lo emprendedores en busca de financiamiento lo lograron.

Por un lado, el caso de HolaGus, que tras graduarse de la aceleradora Startup México, y después de un mes de prueba piloto, el servicio registró 500 usuarios en el Distrito Federal. A través de esta aplicación, los usuarios pueden solicitar cualquier producto o servicio que requieran, el staff realiza el pedido y hace la entrega al cliente, quien debe pagar una comisión.

Carlos López, el director de operaciones de HolaGus, aseguró que para conseguir lo que buscas tienes que “ir por ellos”.

Por su  parte, Pablo Herrera Artellano, fundador y director de Gimoti (la start-up de marketing dirigido a través de aplicaciones), considera que hubo una gran falta de integración entre los inversionistas y emprendedores. Señaló que la búsqueda de capital fue compleja, por falta de tiempo y organización durante su presentación, la cual fue un desastre ya que no se encontraba en un área adecuada para tener una conversación clara con el inversionista en potencia.

Ante ello, el emprendedor sugiere que las start-ups puedan tener una reunión previa con los inversionistas para poder explicar a detalle los productos y servicios que ofrecen, por lo que propone dividir las start-ups por categorías para que el inversionista sepa de antemano qué proyectos son de su interés.

Por María Navarro

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Mariana Montell