Home || Hasta el momento || La verdadera historia del viernes 13 y sus efectos en las personas

La verdadera historia del viernes 13 y sus efectos en las personas

La verdadera historia del viernes 13 y sus efectos en las personas, ya que este número es incluso considerado como algo negativo para cualquier proyecto.
La verdadera historia del viernes 13 y sus efectos malignos en las personas / Internet

viernes 13 de septiembre de 2019

Para los supersticiosos, no hay peor día que un viernes 13. En realidad el número 13 incluso es considerado como algo negativo y para muchas personas es una señal que a toda costa intentan que evitar, ya sea en habitaciones de hotel, números de identificación o placas de vehículos, ya que tiene una connotación “maligna” que afecta la estabilidad y la energía de las personas.

Ciudad de México.- Esto ha sido parte de las creencias que se han formado a lo largo de la historia, que han impactado tanto los dogmas de las personas, que incluso algunos hoteles o edificios han eliminado de su lista el piso 13 y las habitaciones con ese número como una manera de protección.

A nivel histórico, uno de los eventos que pudieron dar nacimiento a estas creencias, es que justamente un viernes 13 fueron capturados los miembros de la Orden de los Caballeros Templarios, cuando el rey Felipe IV de Francia y el Papa de la iglesia católica Clemente V, ordenaron una redada con tal de dar un golpe mortal a este grupo de religiosos mercenarios.

A partir de ahí, algunas casualidades como el famoso caso del accidente del avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que se estrelló en los Andes el viernes 13 de octubre de 1972, de donde surgió la asombrosa hazaña de supervivencia de algunos miembros de un equipo de hockey que viajaban en la aeronave, han ratificado estas creencias de que algo raro puede pasar en esta fecha.

Esto te puede interesar: Museo de Culturas Populares exhibió amuletos de buena suerte

Y curiosamente, en 2012 el crucero Costa Concordia también se hundió un viernes 13 en las costas del Mar Mediterráneo, cerca de la isla italiana de Giglio y en donde murieron 30 personas en este accidente.

A lo largo de la historia estas creencias han formado parte del mundo de los negocios y de las personas susceptibles a este tipo de leyendas, por lo que muchos usan amuletos para su protección y la de sus proyectos empresariales y profesionales, aunque la realidad indica que además de estos artefactos “poderosos”, se necesita mucho más para alcanzar el éxito.

Pero tal como lo explica el sitio Entrepreneur, aunque un buen emprendedor “sabe que ser exitoso no sólo es cuestión de suerte, sino que de planeación, trabajo y esfuerzo, lo cierto es que la mayoría de los empresarios conservan, ya sea por tradición o por auténtica fe, alguno de estos símbolos en sus oficinas o negocios”; todo esto en pleno Siglo XXI y con avances tecnológicos nunca antes vistos.

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira