Home || Hasta el momento || Ser aval no es un problema, siempre y cuando sigas estas recomendaciones

Ser aval no es un problema, siempre y cuando sigas estas recomendaciones

Ser aval no es un problema, siempre y cuando sigas estas recomendaciones, ya que seguramente en al menos una ocasión algún amigo, familiar o conocido, te ha solicitado ser la persona que lo respalde para solicitar algún tipo de crédito.
Ser aval no es un problema, siempre y cuando sigas estas recomendaciones / Banco Santander

miércoles 25 de abril de 2018

Seguramente en al menos una ocasión algún amigo, familiar o conocido, te ha solicitado ser la persona que lo respalde para solicitar algún tipo de crédito o para el contrato de arrendamiento de algún inmueble; para algunos esto causa mucho estrés y miedo ante la responsabilidad que significa, pero ser aval no es un problema siempre y cuando sigas estas recomendaciones.

Ciudad de México.- De manera práctica, la mayoría de las personas entiende qué significa ser aval o lo que conlleva esta situación, legalmente esto puede tener muchas complicaciones en el caso de que el avalado –la personas a la que se le respalda- no cumpla con sus responsabilidades, ya que se tendrá que asumir sus deudas y compromisos porque así se acordó en el contrato.

Siendo positivos, puede ser que no tengas el menor inconveniente si conoces perfectamente a la persona que te pide el favor y sabes que no te ocasionará problemas, pero lo mejor es investigar sus hábitos de pago, su reputación en el medio donde se mueve y si ha tenido complicaciones con otras personas por esta misma situación.

Esto te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre los créditos a corto plazo

Tal como lo explica la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), “pon atención si la persona en cuestión es de confianza, comprometida y con estabilidad económica. Así evitarás un conflicto a futuro ya que “toma en cuenta que siempre existe un riesgo al aceptar dicho compromiso, pues estás comprometiendo tu patrimonio”.

A veces pesa mucho el compromiso moral o emocional que se tiene con la persona que solicita esto, por lo que si estás convencido de aceptar, debes estar siempre cerca para saber cómo van los pagos, los niveles de deuda y anticiparte a una situación contraria.

Por lo mismo, “es necesario comprender los términos y condiciones” que contiene el contrato para “saber perfectamente lo que estás respaldando”, dice la Condusef, además de contar con un ahorro disponible para hacer frente a una situación extrema, ya que recuerda que “la responsabilidad también es tuya con todas sus implicaciones” y tendrás que hacer frente a la deuda para proteger tu patrimonio.

 

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira