Home || Hasta el momento || ¿Cómo explicarles a los niños que el dinero no crece en los árboles?

¿Cómo explicarles a los niños que el dinero no crece en los árboles?

¿Cómo explicarles a los niños que el dinero no crece en los árboles? Esto se relaciona con una educación financiera básica para dimensionar que todo es producto de ciertas acciones y hábitos que generan riqueza.
¿Cómo explicarles a los niños que el dinero no crece en los árboles? / Dreamstime

martes 15 de mayo de 2018

La infancia es una etapa de la vida donde se desean muchas cosas y se puede tener acceso a muy pocas; los padres siempre tienen alguna excusa, que generalmente es la falta de recursos para comprarle a sus hijos lo que piden y ellos no entienden esto, por eso es importante explicarles a los niños que el dinero no crece en los árboles y que es un bien limitado a nivel familiar.

Ciudad de México.- La frase de que el dinero no crece en los árboles puede ser una metáfora difícil de comprender, sobre todo por los niños actuales que todo lo entienden a partir de la tecnología, pero en su momento funcionaba en el sentido de que no hay forma de obtenerlo solo por estirar la mano.

Pero en la práctica, esto se relaciona también con una educación financiera básica que deben comenzar a entender los menores, en donde les permite dimensionar que el dinero es producto de ciertas acciones y hábitos que generan riqueza.

Tal como lo explica el sitio Huffingtonpost,es recomendable comenzar explicando el origen del dinero para comprender que es consecuencia de un esfuerzo”; es decir, que nada en esta vida es gratis.

Esto te puede interesar: La sociedad necesita mayor educación financiera para proteger su patrimonio

Por ello, cuando desean algo, hay que motivarlos para que comiencen a comprometerse con un ahorro constante por un tiempo determinado, hasta que tengan lo suficiente para poder comprar lo que quieren y en esa medida, dimensionar lo que significa el buen manejo del dinero.

Esto se liga de manera natural a establecer metas, objetivos y plazos, otra de las bases de la educación financiera y que, en el caso de los niños, puede ser para comprar un videojuego, un smartphone o una salida con sus amigos.

De una manera divertida, se puede crear un calendario donde visualice el avance y el dinero que ha ahorrado, generando una mayor expectativa por cumplir esa meta que se ha planteado.

Así, podrán ir generando hábitos financieros saludables, que den sentido a la frase de que el dinero no crece en los árboles y que sea una base sólida para que en una edad adulta, tengan menos dificultades para lograr sus metas a partir de un buen manejo de su dinero.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira