Home || Lo más destacado || Cuidado con la frustración laboral, puedes padecerla y no saberlo aún

Cuidado con la frustración laboral, puedes padecerla y no saberlo aún

El estrés es un mal que aqueja a todos pero ¿se puede reducir?
El estrés es un mal que aqueja a todos pero ¿se puede reducir? / Freepik

viernes 27 de julio de 2018

Los picos anímicos por los que pasan las personas con respecto a su trabajo, son situaciones que se pueden catalogar como normales, pero cuidado con la frustración laboral ya que puedes padecerla y no saberlo aún.

Ciudad de México.- Complicaciones con las actividades que se realiza, demasiada carga de trabajo, un ambiente laboral tóxico o simplemente un mal momento personal, son factores que pueden influir de manera negativa en la productividad de los trabajadores.

En algunos casos, estos ingredientes se magnifican cuando existe un sentimiento de insatisfacción con respecto al trabajo en cuestión, lo que se traduce en un estado que los expertos lo denominan frustración laboral.

Esto te puede interesar: ¿Qué le da riqueza a nuestra vida diaria?

Sensación de fracaso personal

Andrea Larach, psicóloga de Human Search, define esto como ese momento preciso en donde las exigencias son mayores, pero los resultados no satisfacen al individuo a nivel personal e incluso, la valoración de esto es de fracaso total, a pesar de que en el entorno se perciba algo diferente.

“Los profesionales están constantemente sometidos a presiones y cuando no se tiene éxito en ello, pueden surgir en el individuo diferentes sentimientos, tales como desánimo, rabia y/o pena, entre otros. En ese escenario, estamos frente a un caso de frustración”, dice la especialista.

En México y de acuerdo a un estudio realizado por la consultora Hay Group, 20 por ciento de los empleados pueden sentir ciertos niveles de frustración e impactar la productividad de las empresas hasta en un 40 por ciento.

Una de las razones más comunes de esto, puede ser que el entorno laboral sea tóxico, que las relaciones personales sean dañinas o que la empresa en cuestión no castigue esto ni  promueva de manera efectiva a sus empleados.

No saber qué hacer

Pero también puede ser un error personal al elegir la profesión. “Muchas veces esto tiene que ver con que ha elegido una carrera por su prestigio o porque cree que era la indicada y una vez que está en este ámbito laboral concreto, se da cuenta de que no es lo suyo”, menciona Alain de Matteis, coach de la consultora vocacional Brújula Interior.

En declaraciones para El Economista, la experta asegura que en la mayoría de los casos, las personas permanecen en esos trabajos solo por recibir un salario seguro, aunque esto vaya en contra de sus aspiraciones y expectativas.

“Lo idóneo es tener una buena remuneración y estar en un lugar de trabajo donde te sientas motivado y puedas crecer a nivel profesional y personal”, por lo que de Matteis recomienda que “no hay que ver el trabajo como una fuente de ingreso” ya que “dedicamos demasiadas horas de nuestra vida a él como para que sólo tenga esa función”. 

¿Qué hace a una persona ser exitosa? Conoce los secretos que esto implica

Causa de problemas más graves

Y si bien la frustración laboral es considerada solo como un sentimiento negativo y no una enfermedad como tal, los expertos señalan que puede ser el inicio de problemas más graves que afectan de manera directa la salud, productividad y bienestar de los empleados.

Así, la frustración laboral puede desembocar en altos niveles de estrés, ansiedad, depresión o incluso, somatizar físicamente estos males y provocar enfermedades crónicas degenerativas.

De esta manera, los síntomas de esta situación pueden ser sentimiento de tristeza continúo, ciertos niveles de ansiedad sin motivo justificado aparente; desmotivación laboral y cansancio físico y mental crónico; pero estos malestares no cambian independientemente de la situación.

Para solucionar esto, Alain de Matteis considera que cada persona “debe analizar a profundidad cuáles son sus intereses, qué lo motiva y cuáles son sus talentos, habilidades y debilidades”, para luego “definir qué es lo que realmente quiere hacer”.

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Daniel Higa Alquicira

Daniel Higa Alquicira