Home || Hasta el momento || Deuda de Pemex; la ordeña que mató a la gallina de los huevos de oro

Deuda de Pemex; la ordeña que mató a la gallina de los huevos de oro

Pemex
Petróleos Mexicanos /Imagen: Onexpo

miércoles 27 de febrero de 2019

Petróleos Mexicanos (Pemex) es la petrolera más endeudada del mundo, resultado de más de una década de baja producción y una mayor carga fiscal. La ordeña a sus finanzas que ha causado una caída en picada.

 

Ciudad de México.- La gallina de los huevos de oro está cansada y desplumada, fue tan explotada que ahora más que una gallina parece un galliforme moribundo que apenas y puede respirar.

Durante 80 años, poder y negocios fueron los ejes que caracterizaron a la industria petrolera en México, siendo la expropiación de 1938 el evento que marcó la economía mexicana del siglo XX, con el primer boom petrolero registrado en la década de los 20.

De la mano del general Lázaro Cárdenas, nace Pemex tres meses después de que se decretara la expropiación petrolera y, ante los bloqueos externos para la exportación del petróleo, el gobierno mexicano decidió utilizar su producción para el desarrollo interno del país y la modernización agroindustrial.

“Debemos acostumbrarnos a administrar la abundancia”

Fue el presidente José López Portillo que en 1977 se encargó anunciar con bombo y platillo el descubrimiento de Canterell, filón petrolero más grande de América y el segundo del mundo,

Hacia 1979, López Portillo inició la explotación de Canterell con la que logró extraer 37 mil barriles de petróleo diario, lo que convirtió a México en el séptimo productor a nivel mundial. Naciendo la gallina de los huevos de oro para la economía mexicana que creó una dependencia hacia la industria tan estrecha que los precios del barril determinaban la abundancia o crisis del país.

Miriam Grunstein, profesora de la Universidad Panamericana, lo describe perfecto: “la fortuna y desgracia”, fortuna por la providencia geológica y desgracia por la incapacidad de Pemex y el gobierno de administras los ingresos petroleros de forma eficiente y transparente.

La falta de inversión en la infraestructura petrolera y los excesos fiscales sobre la paraestatal, comenzaron a dibujar el oscuro panorama por el que ahora atraviesa Pemex.

En 2004, Canterell alcanzó su máximo productivo de 3.4 millones de barriles de petróleo diario y a partir de ese año inició su declive y baída brutal de la producción; la gallina se estaba quedando sin fuerza y cada día ponía menos huevos.

Después de una década de producción en declive, Pemex se convirtió en 2019 en la petrolera más endeudada del mundo, con una reducción del 50 por ciento en su producción y la caída en tres cuartas partes de su reserva.

En lugar de priorizar el mantenimiento de los yacimientos petrolíferos y los nuevos descubrimientos, los gastos ineficientes se maximizaron y el monstruo de la corrupción invadió hasta los pasillos más recónditos del sector.

Al finalizar el sexenio de Enrique Peña Nieto (2018), las seis refinerías funcionaban a un tercio de su capacidad y perdió más de mil millones de dólares en plantas de fertilizantes compradas en 2014 y 2016 y despilfarró millones de dólares en una unidad de generación de electricidad creada en 2015 y ya desaparecida, señaló un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en febrero; según datos rescatados por Bloomberg.

Pemex ha sido duramente ordeñado en sus finanzas y ha representado el 20 por ciento del presupuesto federal anual. En los últimos diez años, el 95 por ciento de las ganancias antes de impuestos de la petrolera han sido destinados al Gobierno.

Los retos de la  4ta Transformación

A pesar de que en 2019 la llegada de Andrés Manuel López Obrador coloca a Pemex como una de las joyas de su llamada cuarta transformación, los planes de inversión y rescate a su infraestructura no llegan a convencer a los inversionistas.

Los analistas ven insuficientes los 107 millones de pesos que López Obrador busca inyectar a la petrolera, además las calificadoras están en duda de que el plan de rescate a Pemex sea viable. Moody´s ve a la codependencia de Pemex con el gobierno federal como un riesgo y considera que la posibilidad de que la calificación al soberano de México baje de nivel en el corto plazo, presionado sobre todo por Pemex y su interminable necesidad de recursos.

Sin embargo, López Obrador insiste en que el combate a la corrupción, la lucha contra el robo de combustibles y quitarle peso fiscal a Pemex, hará de la petrolera una empresa rentable en el corto y mediano plazo.

Habrá que esperar los resultados de su estrategia, mientras tanto, los costos de riesgo se siguen sumando y el futuro de Pemex y la economía mexicana se mantiene en vilo.

 

 

2 comentarios

  1. pemex se puede rescatar de dos maneras:

    1.-Que todos los mexicanos aportemos de cacuerdo a nuestras posibilidades al rescate de pemex.

    2.- Que el gobierno federal recuepere el dinero saqueado por los gobiernos anteriores y con ello abonar a la causa.

  2. JONATHAN HERNANDEZ MERCADO

    Estoy de acuerdo de que las causas de su gran endeudamiento actual, han sido la enorme carga fiscal y la falta de transparencia en el uso de los recursos, un sindicalismo rapaz y corrupto.

    La eficacia del uso de los recursos habra que abordarlo con mas cuidado, porque podemos caer en la trampa de verlo de manera muy simplista inversion vs produccion y entonces hacer un jucio equivocado. Porque la sobreexplotación que sufrió Cantarell no fue decisión de @PEMEX, fue dictado por los gobiernos en turno en el afan de producir mas de un campo tan vasto como Cantarell, pero con sus limitaciones naturales.

    No fue la eficiencia de la empresa de manera particular, fue la sobreexplotacion, aceleraron su declinación, lo poncharon como se dice coloquialmente.

    Ahi se generó el barril sin fondo de las inversiones se obligo a seguir perforando y perforando sin entender entonces el comportamiento del yacimiento que necesitaba mantener su presion y estabilizar su declinacion.

    La ingeniería mexicana tiene las soluciones y PEMEX siempre las ha tenido, pero mientras se sigan tomando decisiones en favor del gobierno y no de la empresa, no se lograra un cambio significativo que logre rescatar a nuestra mas grande empresa energética.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*