Home || Ocio y Cultura || Hallan trinchera histórica en Puebla

Hallan trinchera histórica en Puebla


viernes 28 de febrero de 2014

La trinchera, que mide entre 80 centímetros y un metro de ancho por dos metros de alto, sirvió de refugio para el ejército francés durante la toma de esa ciudad en 1863.

Ciudad de México.- Durante los trabajos de cambio de tuberías en la Ciudad de Puebla se descubrió una trinchera histórica que sirvió de refugio al ejército francés durante la toma de esta ciudad en 1863, confirmaron arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

En un comunicado, el INAH destacó que este hallazgo arroja la primera evidencia material de un hecho histórico muy relevante para Puebla y el país; en tanto que las trincheras construidas para el asedio de la urbe en el siglo XIX están documentadas por los historiadores, pero es la primera vez que la arqueología tiene la posibilidad de explorar y registrar una de ellas.

La trinchera descubierta mide entre 80 centímetros y un metro de ancho por dos metros de alto, y hasta la fecha se ha localizado un tramo de entre ocho y nueve metros de extensión, punto donde se quiebra y al parecer el trayecto regresa, informó el arqueólogo Arnulfo Allende Carrera supervisor de Arqueología del Centro INAH-Puebla.

Este hallazgo ocurrió a tres metros de profundidad de la superficie de la banqueta, en el cruce de las calles 3 Poniente y 17 Sur, en San Sebastián uno de los barrios antiguos de la periferia del Centro Histórico de la ciudad de Puebla.

En 1863, el ejército francés sitió la ciudad y colocó su campamento en las faldas del cerro de San Juan, que entonces eran lotes baldíos, señaló Allende. «Es justo en esta línea imaginaria que va del cerro a la Plaza Mayor donde los invasores ubicaron uno de sus campamentos», de los que se conocen planos históricos del ejército enemigo, ahí están delineadas estas trincheras construidas en el subsuelo y en forma de zigzag.

«El trazo de la trinchera que se encontró es muy claro, corresponde a la forma que refieren en los planos franceses: inclinada y en zigzag, que es la forma que estratégicamente los militares consideraban adecuada para efectuar el ataque», abundó el arqueólogo.

Desde esas trincheras el ejército francés comenzó a entrar a la ciudad de Puebla alrededor del 3 de marzo de 1863, tomó el fuerte de San Javier  ubicado a dos calles de la trinchera encontrada; luego el fuerte instalado en el hospicio Santa Inés y un mes después logró penetrar a la plaza mayor, derrotando al ejército mexicano.

También se encontró en la calle 5 Sur y la avenida 17 Poniente un basurero del siglo XIX con restos de huesos de animales (cerdos, vacas, pollos) y fragmentos de ollas y platos de la época. Mientras que entre las calles 7 y 9 Poniente y la 11 y 9 Sur se encontraron los restos de un piso de laja con ladrillo rojo  que corresponde a lo que fue la plazuela del Convento de San Agustín durante el siglo XVIII y parte del XIX, donde hoy se encuentra un mercado.

Estos descubrimientos arqueológicos son resultado del trabajo conjunto que realiza el INAH con el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (SOAPAP) para cambiar las tuberías de la ciudad, desde diciembre de 2013.

 

El Semanario Sin Límites con información de  medios.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*