Home || Ocio y Cultura || «El rey del erotismo» visitará la Cineteca

«El rey del erotismo» visitará la Cineteca


jueves 21 de noviembre de 2013

La controversial vida de Geoffrey Quinn, que era su nombre real, es la de un chico humilde de Liverpool “que llegó con cinco chelines en el bolsillo a la ciudad de Támesis” y logró todos sus sueños, se presenta dentro de la 55 Muestra Internacional de Cine en la Cineteca Nacional.

Ciudad de México.- A pesar de que durante los años sesenta, época de la psicodelia y las libertades, surgió una gran revolución sexual, el tema del erotismo siempre ha sido motivo de controversia, al igual que la historia del primer empresario dedicado al sexo, Paul Raymond, el más grande magnate de la industria erótica en Inglaterra durante esa época y las posteriores. Su vida es llevada a la pantalla por el director inglés Michael Winterbottom con el título El rey del erotismo (2012).

La controversial vida de Geoffrey Quinn, que era su nombre real, es la de un chico humilde de Liverpool “que llegó con cinco chelines en el bolsillo a la ciudad de Támesis” y logró todos sus sueños, se presenta dentro de la 55 Muestra Internacional de Cine en la Cineteca Nacional. 

En esta material que cuenta con la actuación de Steve Coogan en el protagónico, se retrata de manera dramática los matices de la vida de Raymond, pues a pesar de llegar a ser el hombre más rico de Inglaterra por sus negocios de bienes raíces en el barrio del Soho londinense, fue más conocido como el primer empresario del erotismo que retó a la sociedad conservadora inglesa.

Elegante, fino, decidido y con una gran visión para los negocios del espectáculo, Raymond estuvo rodeado de lujos y excentricidades. Sin embargo, sus relaciones personales con su esposa e hijos estuvieron marcadas por la inestabilidad, y sobre todo, en el caso de su hija Debbie (Imogen Poots), por la dependencia del uno por el otro y la complicidad destructiva que mantuvieron.

La fundación de la revista erótica Men Only con su amante Amber, interpretada por Tamsin Egerton; los espectaculares montajes músico teatrales en el centro nocturno Raymond Revue’s Bar, y el show de variedades Follies a partir del cual se transformó su relación con su hija Debbie, son el eje dramático de la pieza que tiene una duración de 101 minutos.

Dedicado al erotismo, Raymond también fue débil ante las mujeres y eso le significo algunas separaciones. La trama inicia justo en una de las pérdidas que más le dolió a lo largo de su vida y que fue el resultado de una vida caótica y nocturna, enmarcada por el sexo, las drogas y el alcohol.

De manera paralela a sus conflictos familiares, en la película que en inglés lleva el título de La mirada del amor, el también director deNueve orgasmos (2004) y Everyday (2012) narra, con algunos saltos en el tiempo hacia el pasado y el presente, la construcción de un imperio surgido de los primeros centros nocturnos nudistas y de las primeras publicaciones sexuales, y cómo estos dos negocios   molestaron a la sociedad.

Se trata de un material en el que se cuestiona la vida del empresario, que falleció en 2008, y a quien le costó pérdidas y decisiones alcanzar sus sueños. Es una biografía que permite al espectador tener una posición respecto al negocio de la pornografía, a partir de la vida de una de sus leyendas.