Home || Hasta el momento || ¿Por qué tanto escándalo por una boda?: AMLO, Yáñez y los lujos alejados de la austeridad

¿Por qué tanto escándalo por una boda?: AMLO, Yáñez y los lujos alejados de la austeridad

Boda de Cesar Yáñez en portada de la revista HOLA / Foto: Especial
Boda de Cesar Yáñez en portada de la revista HOLA / Foto: Especial

viernes 5 de octubre de 2018

En portada, la revista HOLA muestra a los recién casados y en segundo plano al presidente electo tomando el brazo a su esposa; los protagonistas de un costoso evento social y privado.

 

Ciudad de México.- El pasado sábado 29 de septiembre, la crema y nata de la política mexicana cercanos al gobierno entrante, se dio cita en la Capilla del Rosario, Puebla, para ser testigos de la boda de Cesar Yáñez, uno de los hombres de mayor confianza del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y Dulce Silva. Un enlace matrimonial que ha sido causa de polémica por el nivel de lujos con los que se deleitó a los 600 invitados.

¿Por qué tanto escándalo por una boda?

Uno de los temas centrales de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, fue el combate a la corrupción y la política de austeridad.

Cuando un grupo político levanta la voz para señalar los lujos y derroches que una élite ha ejercido por años a costa del bienestar de la sociedad, lo mínimo que esperan de él es que predique con el ejemplo. La necesidad de un electorado por ver cambios radicales en todos los niveles, lleva a emitir juicios de valor sobre toda decisión y actos públicos que se realicen.

Partiendo de esto, el hecho ocurrido el pasado 29 de septiembre en Puebla, evocó en la sociedad civil hechos similares protagonizados por el gobierno saliente, y los comparativos y reclamos no se hicieron esperar.

Te podría interesar: Así fue la boda “fifi” de César Yáñez, próximo coordinador general de Política y Gobierno

La plataforma principal de juicio fue Twitter, donde los usuarios y críticos políticos compartieron la comparación de un lujo derrochador visto en la boda del presidente Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera, y uno de los hombres de mayor confianza del presidente electo y futuro miembro de su gabinete, César Yáñez.

Ambas parejas fueron protagonistas de una de las revistas de socialité más reconocidas. En las publicaciones, la revista HOLA narra cómo y cuándo surgió el romance entre las parejas, quiénes participaron en la celebración y los detalles de banquete.

Las críticas incluyeron no sólo similitudes entre ambos eventos; sino subrayaron la falta de “austeridad” en el integrante cercano al gobierno entrante.

AMLO se deslinda: “No me casé yo”

López Obrador fue fuertemente cuestionado por la lujosa boda de su colaborador. El enlace matrimonial entre Dulce Silva y César Yáñez, que contó con un menú que incluyó langosta y la participación de una de las más reconocidas bandas de música popular mexicana, fue señalada como un acto que se contrapone a la política de austeridad y cero lujos del gobierno de AMLO.

En respuesta a la prensa, el presidente electo aseguró que la boda no fue realizada como un evento de gobierno, sino privado y su coste no fue cubierto con el erario público.

“Pues no me casé yo, yo fui invitado, asistí, cada quien es responsable de sus actos”, dijo el jueves el futuro presidente izquierdista al ser consultado por los cuestionamientos. “No fue una acción de gobierno, se trata de un evento social privado”.

“Desde luego que están cuestionando, nuestros adversarios, porque andan buscando cualquier posible error para hacernos la crítica (…), tienen derecho a hacerlo, nada más que nosotros no vamos a cambiar, vamos a seguir actuando con integridad, con principios, con honradez y con austeridad republicana”, agregó.

La lección

La agencia de noticias The Associate Press (AP) publicó un artículo retomando el tema de la boda de Yáñez. En su escrito, la afamada agencia señala lo complicado que puede llegar a ser para la clase política alejarse de la ostentosidad y los lujos que los representa, no sólo en México, sino en todo el mundo.

AP destaca que el lujo y magnitud del evento pudo representar la última imagen que los votantes querían ver de parte de los miembros de un gobierno que defiende la austeridad y critica el lujo y derroche político, y que en sus mensajes de campaña aseguró que “No puede haber un Gobierno rico en un país pobre”.

Las 19 páginas que ocupa la boda de Yáñez en la revista HOLA, no mostró lo que la mayoría del electorado que votó a favor de un cambio esperaba.

Lo que tal vez se le está olvidando a la sociedad mexicana que se ha sentido ofendida con este acto, es que la austeridad del gobierno no queda en tela de juicio con la realización de un evento privado, como lo menciona el presidente electo y si bien el estilo de vida de un futuro integrante del gabinete presidencial debe ser reflejo de las políticas de gobierno, lo que debe de importar es la claridad en el manejo del presupuesto público del gobierno entrante y para eso habrá que esperar al 1 de diciembre.

 

Con información de Reuters y AP

 

 

 

Síguenos en Facebook – Twitter – Instagram – Telegram

 

Un comentario

  1. Juan José Morán Llamas

    No hay político bribón! Todos son gorrones! Improductivos! ¿Con un sueldo de 30 000 al mes podría hacervesa fiesta? Ah ella puso! Ella, la que según notas lavaba dinero de procedencia ilícita! O sea andres (sic) usted le prometió a sus fans que le bajarían a la suntuosidad y ostentación…¿ para qué dice cosas que luego no cumplirá? Una vez más: TODOS SIN IGUALES!

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Adriana Murillo

Adriana Murillo
Economista por la UNAM, coordinadora editorial de noticias en medios digitales, amante del café y con un profundo amor por México.