Home || Hasta el momento || Renuncia de Carlos Urzúa ¿Cambio de piezas o resquebrajamiento en el gobierno?

Renuncia de Carlos Urzúa ¿Cambio de piezas o resquebrajamiento en el gobierno?

Renuncia de Carlos Urzúa

martes 9 de julio de 2019

La férrea defensa del presidente de México de su política de Austeridad Republicana genera fuertes cambios y la salida del secretario de Hacienda cimbra la estructura de gobierno y siembra la duda: ¿un cambio de piezas o resquebrajamiento del proyecto?

 

A menos de un año de haber asumido la posición, la fuerte, concisa y directa carta de renuncia de Carlos Urzúa es un duro mensaje para el gobierno de López Obrador que tanto insiste en la lucha contra la corrupción y el conflicto de intereses.

Y es que la empecinada postura del gobierno por defender sus políticas públicas, llevó a Urzúa al extremo de la renuncia, imputando a la toma de decisiones políticas sin el debido análisis económico.

“Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencias, cuidado de los diversos efectos que ésta puede tener y libre de todo extremismo”, se lee en la misiva del ex secretario de Hacienda compartida en Twitter.

La presentación de renuncia vía Twitter y su ausencia en el mensaje emitido por el presidente al nombrar al Arturo Herrera como el nuevo responsable de las finanzas públicas del país, deja una sensación de discrepancia entre el Carlos Urzúa y el titular del Ejecutivo, percepción alimentada con el presunto conflicto de interés subrayado en las causas de la dimisión.

“Me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés.”

Una apreciación que resultaría certera después de que el presidente resaltara las inconformidades de ex secretario de Hacienda con la estrategia de su gobierno.

“Carlos Urzúa no está conforme con las decisiones que estamos tomando y nosotros tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 36 años,” dijo López Obrador al aceptar la renuncia de Urzúa.

“Es una transformación y a veces no se entiende que no podemos seguir con las mismas estrategias, no se puede poner vino nuevo en botellas viejas y es cambio de verdad, no simulación, no más de lo mismo.”

Mientras las políticas de austeridad parecen no estar alcanzando sus objetivos y mantienen en duda las aspiraciones de crecimiento económico prometidas por el gobierno, el presidente insiste en que su fórmula es suficiente y descalifica los análisis económicos que ponen en duda las proyecciones de dinamismo y aspira a un PIB del 4 por ciento a la alza al cierre de sexenio.

“Pensamos que va a haber crecimiento económico solo combatiendo la corrupción y no permitiendo los lujos en el gobierno, con una política de austeridad. Esta es la fórmula que se está aplicando y nos está dando buenos resultados.”

La renuncia de Carlos Urzúa no es un hecho menor para la estructura del gobierno. En buena medida la confianza de los inversionistas estaba depositada en la mesura y objetividad del economista matemático y su salida podría traducirse en un resquebrajamiento del cual el gobierno no saldrá bien librado, ni le será tan fácil reparar.

Tras el anuncio de la renuncia de Urzúa, el peso mexicano registró una pérdida de 30 centavos pasando de 18.90 pesos por dólar al inicio de la jornada a 19.19 pesos a poco antes del cierre del martes.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Adriana Murillo

Adriana Murillo
Economista por la UNAM, coordinadora editorial de noticias en medios digitales, amante del café y con un profundo amor por México.