Home || Hasta el momento || Crowdfunding; pequeñas inversiones suman grandes capitales

Crowdfunding; pequeñas inversiones suman grandes capitales


viernes 15 de agosto de 2014

Las grandes ideas no siempre se traducen en grandes negocios, el talento y la innovación no basta para convertir la genialidad en una empresa rentable. ¿Qué es lo que le falta al talento mexicano para figurar en el mercado?

 

La respuesta es capital, hoy en día, gracias en mayor parte al desarrollo de Internet, los modelos de negocios han rebasado a los que figuraban hace apenas unas décadas, donde las grandes inversiones eran el motor de grandes negocios.

A pesar de que existe un gran ecosistema de pequeñas ideas que alcanzan enormes éxitos, éstas enfrentaron en su etapa primigenia los obstáculos que a muchas otras, las han dejado a la mitad del camino; la falta de recursos.

En un entorno donde la falta de capital frena el desarrollo y la puesta en marcha de proyectos rentables, ¿cómo conseguir el financiamiento con tan sólo una buena idea en la mano?

En el “crowdfunding””, una nueva forma de financiamiento, que permite iniciar un negocio o emprender un proyecto a través de su proyección en Internet y capitalizado por la suma de varias aportaciones.

Este nuevo modelo, convierte las aportaciones colectivas en el motor de financiamiento, donde los proyectos se convierten en una suma de inversionistas, cuyo objetivo es apostar por el talento en pequeñas dosis para conformar en conjunto, los capitales que en el pasado sólo podían provenir de grandes inversionistas.

2

Pequeñas inversiones suman grandes capitales

Las plataformas de “crowdfunding” son portales en línea que presentan las ideas a incubar y enfocan las oportunidades de inversiones de impacto, tanto sociales como económicas.
A pesar de la reciente implementación de este modelo en México, ya cuenta con un gran número de casos donde emprendedores y Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) han encontrado el impulso para sus proyectos.

La Semana del Emprendedor organizada por la Secretaría de Economía (SE), presenta e impulsa las ventajas de este modelo y del mercado emergente que ha generado esta nueva forma de financiamiento.

El subgerente del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), Keisuke Nakamura, ha destacado que una economía dinámica como la mexicana puede beneficiarse con el “crowdfunding”, al convertirse en un mecanismo eficaz para democratizar las oportunidades de financiamientos para emprendedores.

En México operan diversas plataformas que vinculan a los emprendedores con los inversionistas, algunas incluso provenientes de otros países.
De acuerdo al proyecto que los emprendedores deseen impulsar, las plataformas pueden ofrecer recursos financieros y no financieros.

FondeadoraMx fue la primer plataforma que implementó el modelo del “crowdfunding” en México en 2011, en la actualidad ha logrado la inversión de 15 millones de pesos en más de 150 proyectos.

FondeadoraMx e Ideame, proporcionan recursos no financieros, otorgando donaciones filantrópicas sin esperar recibir beneficios tangibles.

La contribución se intercambia por un producto promocional cuando el proyecto se hace realidad, ideal para quien desee lanzar un prototipo, un nuevo producto o servicio al mercado.

Prestadero y Kubo Financiero, otorgan recursos financieros, que son devueltos al inversionista con una tasa de interés. Estas plataformas trabajan con personas físicas o morales que necesitan créditos y las conectan con posibles inversionistas.

El dueño del capital recibe un porcentaje de las acciones de la empresa, plataformas ideales cuando se requiere de capital semilla.

FondeadoraMx, Ideame, Kubo Financiero y Crowdfunder México, crearon la Asociación Mexicana de Cowdfunding (AMC), y en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) han impulsado la cultura del financiamiento colectivo con el establecimiento de reglas para fondeadoras.

Un marco legal para el “crowdfunding”

México posee potencial para convertirse en líder de financiamiento colectivo o “crowdfunding” en América Latina, para lograrlo hace falta establecer marcos legales que regulen esta actividad y permitan mayores oportunidades de crédito para emprendedores.

Este potencial puede frenarse por la falta de normativas y el riesgo de fraude, que disminuyen la capacidad de financiamiento de este tipo, de acuerdo con el estudio “crowdfunding” en México, del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

Dicha investigación indica que “las experiencias negativas relacionadas con dicha figura a tan corta etapa podrían ser sumamente perjudiciales para su futuro desarrollo”.

Redes sociales clave del éxito del “crowdfunding”

Proyectos nacidos a través del financiamiento colectivo en línea deben parte de su éxito a “intensas campañas en redes sociales para convencer a sus círculos más cercanos de apostar por sus ideas”, señala Mariana Escobar, encargada de comunicación de FondeadoraMx.

Plataformas y redes sociales impulsan el desarrollo del “crowdfunding” o inversión colectiva al proporcionar contactos con posibilidad de financiar proyectos de emprendedores que las utilizan, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las redes sociales pueden ayudar colectar el capital necesario para lograr consolidar la idea de los emprendedores.

Las campañas de “crowdfunding” pueden generar un potencial de atracción mayor debido al uso masivo de redes sociales.

Tener presencia y generar “más ruido” dentro de estas plataformas ha sido una tendencia generalizada en los casos de éxito.

En México, los emprendedores que apuestan por el fondeo colectivo tienen un mercado potencial de 47 millones de personas con acceso a Facebook, Twitter u otra plataforma social, sólo basta con tener una idea y sumar capitales.

3

Por Vianey Pichardo

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*