Home || Hasta el momento || Rumbo a la Cumbre OTAN; crisis Rusia-Ucrania en la agenda

Rumbo a la Cumbre OTAN; crisis Rusia-Ucrania en la agenda


viernes 29 de agosto de 2014

La Cumbre de la OTAN se llevará a cabo los próximos 4 y 5 de Septiembre en la ciudad de Newport en Gales, Reino Unido, y se espera se aborden los temas internacionales más ásperos de la agenda global, entre los que destacan la crisis ruso-ucraniana, la salida de las tropas norteamericanas de Afganistán y la amenaza del Estado Islámico.

A medida que se acerca la fecha de inicio de la Cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Cardiff y Newport, Gales, se percibe un ambiente de incertidumbre por los temas que se abordarán en la misma, además de las extremas y hasta exageradas medidas de seguridad que han convertido al complejo Celtic Manor Resort en una “cárcel de máxima seguridad”.

Y es que no es para menos, ya que a la cumbre asistirán 60 jefes de estado y 130 ministros, destacando la participación del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama y su Secretario de Estado, John Kerry. Además de los 10 mil voluntarios y más de dos mil miembros de la prensa que cubrirán dicho evento.

La preocupación no es menor, ya que tan solo días atrás, el Estado Islámico (EI) se ha dispuesto a atacar a todo aquel que no sea musulmán de corte sunnita, o cualquier creyente en contra de la ideología, y más aún que la amenaza directa fue contra los norteamericanos, encargados de provocar un estado de guerra en Irak y otras regiones de Oriente Medio.

Básicamente la cumbre estará enmarcada por tres temas principales y algunos otros secundarios: la amenaza que representa elEstado Islámico, no solo para la región sino a nivel mundial; la crisis que se vive en Ucrania; y la situación de las tropas americanas en Afganistán. En algún momento de la reunión se tocarían temas como el conflicto Árabe –Israelí, o el acercamiento de Estados Unidos a los estados bálticos –Estonia, Letonia y Lituania.

Crisis ruso-ucraniana

Como parte de un método de presión, la OTAN con sede en Bruselas ha exigido a Rusia detener las acciones ilegales en Ucrania, así como el apoyo a separatistas prorrusos encargados de mantener un estado de inestabilidad y violencia en el país que fuera en años pasados parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Condenamos en los términos más enérgicos la indiferencia de Rusia ante sus obligaciones internacionales

Así lo señaló Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la Organización, en el marco de una reunión extraordinaria a petición de Kiev. Asimismo calificó de “escalada grave” las agresiones perpetradas por las fuerzas rusas en Ucrania, y de ilegales las ayudas a los rebeldes con elementos y equipamiento en el este y sureste del país.

Asimismo, acusó a Rusia de atacar Ucrania desde el interior y exterior, así como la constante presión con miles de soldados a las afueras del país, es decir, es una violación clara a la soberanía ucraniana y de su integridad territorial, así como una clara confrontación a los métodos de solución diplomáticos.

Rasmussen ha declarado que apoyara al Presidente Ucraniano Petró Poroshenko y al pueblo por medio de cuatro fondos fiduciarios en las áreas de logística, mando y control, ciberdefensa y ayuda al personal militar; sumado a las ayudas financieras de los aliados y un proceso reformador y modernizador.

Al respecto Rusia se ha negado a participar en la Cumbre por la retórica beligerante que ha tomado el organismo transatlántico en su contra, enviciada, de acuerdo a los rusos, por las potencias que la conforman; además de las acusaciones de la intrusión del organismo, en especial de Estados Unidos a países fronterizos con su territorio.

rusia-ucrania-banderas

Estados Unidos y sus nuevos aliados

La reunión abordará un tema geopolítico importante, ya que como parte de la estadía del Presidente Obama en Europa, visitará a su aliado Estonia –colindante con Rusia- así como a Letonia y Lituania, en vista de que el Presidente ruso, Vladimir Putin podría tener una nueva tendencia de reconquista de territorios, por lo que se entablarán pláticas para la instalación de sistemas de defensa.

En parte, se percibe un renacimiento de las antiguas prácticas de la Guerra Fría, aunque en la actualidad, son comúnmente llamadas “medidas de seguridad”, la pregunta es ¿Defensa de quien ante qué? En el marco de estas suposiciones, Obama ha descartado un enfrentamiento Ruso-Americano, pero apoya el derecho de legítima defensa ante cualquier ataque.

El panorama no vislumbra una guerra pero si una creciente tensión en aquella región báltica, ya que durante la reunión se pretende alcanzar un acuerdo de otorgamiento de recursos y efectivos en Finlandia y Suecia en caso de que una crisis se suscite. Ninguno de los dos países forma parte de la OTAN.

BARACK OBAMA Y ENRIQUE PEÑA NIETO

EI, el levantamiento de una ideología

Como se ha venido observando, la creciente tensión en Irak y Siria por la autoproclamación de un califato conocido como Estado Islámico, ha puesto en jaque a todo el mundo, por lo que se buscará en la reunión analizar las posibles formas de combatir la creciente amenaza del considerado grupo terrorista.

Previo a la reunión de la OTAN, Estados Unidos se ha propuesto buscar candidatos para combatir al grupo islámico radical, destacando Reino Unido y Australia como los candidatos potenciales para acompañar a los americanos en su lucha por la soberanía y libertad de los países involucrados y de las personas de distinto culto.

La Cumbre será el escenario para establecer medidas y un posible acuerdo que establezca la total defensa a los kurdos y personal americano amenazado por los terroristas, con la ayuda de los miembros más influyentes del organismo, Gran Bretaña, Francia y Alemania.

Turquía, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Jordania, estados que buscan eliminar la amenaza no parecen tener las intenciones de hacer algo al respecto

mapa

Karzai, al frente de un Afganistán desgastado

El último tema de la agenda, de los más sobresalientes, es el tema Afganistán, ya que a finales de año se vence el plazo para que las tropas norteamericanas abandonen el territorio, hecho que el Presidente saliente Hamid Karzai no ve con buenos ojos.

Aimal Faizi, portavoz de Karzai ha señalado que la decisión de no asistir a la Cumbre se debe a las diferencias con la Organización en lo que a necesidades del país refiere, tras la retirada de las tropas internacionales.

Sobre las presiones destaca la suscripción del Tratado Bilateral de Seguridad (BSA) impulsado por Washington, ya que condiciona la firma del pacto al cese de las incursiones aéreas de la Alianza en zonas civiles así como otras consideraciones.

Por medio del BSA, se presionaría a Karzai para mantener la presencia militar por más tiempo

Sobre otras cuestiones aún no se ha presentado declaración alguna, por lo que se prevé que la reunión se lleve en torno a acusaciones y desacreditaciones, así como amenazas y métodos de presión para la toma de decisiones. Será hasta el final de la reunión que se conozcan los resultados de una Cumbre que no se había llevado en medio de un ambiente tan caótico y polarizado.

Hadim Karzai

Hadim Karzai

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*