Get Adobe Flash player

OPINIÓ
Por Ignacio Beteta V.


Relación Inversa entre el Costo de La Mano de Obra
y del Dinero


El sentido racional nos indica que para poder elevar el nivel de vida de una economía es necesario que la población perciba salarios con alto poder adquisitivo, lo que sólo se puede lograr con una elevada productividad de la mano de obra.

Este proceso requiere, además de la capacitación, de montos importantes de inversión en infraestructura, maquinaria y equipo así como tecnología lo cual hace indispensable reducir el costo del capital.

Sin embargo, los precios en la economía no se pueden lograr por decreto y es la ley de la oferta y demanda la que los explica.  Si en México se desea elevar el nivel de ingreso y poder adquisitivo de la población es necesario incrementar la disponibilidad de capital para que su costo se reduzca y aumente el ritmo de actividad económica y la producción  por hombre empleado para que, consecuentemente, la retribución a la mano de obra sea mayor.

El análisis que se presenta a continuación permite reforzar de manera estadística lo anterior.

I.- Definición de las variables.

Los factores de producción se agrupan, según los clásicos, en tierra, capital y trabajo.  Por cuestión de análisis estadístico, se consideran sólo estos dos últimos bajo la siguiente forma:

Costo del Capital: Se consideró a la Tasa de Interés de referencia del Banco Central de cada país más un costo adicional por la calificación de la deuda soberana según Standard & Poor´s. 

Costo del Trabajo: Se incorporó como base el pago en la Industria de Manufacturas en US dólares por hora, incluyendo prestaciones, según datos del Bureau of Labor Statistics de EUA

II.- El PIB per cápita y la retribución al trabajo.

La siguiente gráfica muestra para 2010, en un grupo seleccionado de países, que existe una estrecha relación  entre el pago al trabajo en la industria manufacturera y el nivel de vida en cada país, medido a través del ingreso per cápita.


Cabe señalar que Francia y Alemania presentan costos de la mano de obra relativamente elevados para su nivel de vida, lo que puede ser reflejo de la rigidez laboral en esos países.

Por otra parte, dentro de los países seleccionados, claramente se observa que Brasil y México presentan menores salarios y menor nivel de vida.

III.- Costo del capital y nivel de vida.

La gráfica anterior muestra la correlación estrecha entre nivel de vida y retribución al salario.  A continuación se presenta la relación  entre el costo del capital y el PIB per cápita, donde se observa que es necesario que las tasas de interés sean bajas para poder lograr niveles de vida mayores para la población.

Lo anterior se explica porque sólo se pueden pagar salarios altos cuando la productividad de la mano de obra es elevada, de lo contrario, se cae en una espiral inflacionaria.  Ahora bien, para reducir el costo del dinero se requiere de la oferta de capital lo que implica el desarrollo del sistema financiero local y del flujo continuo y permanente de recursos para inversión.


Conclusión.- Si se desea elevar el nivel de vida de la población en México se requiere de:

Mantener la estabilidad en las variables macroeconómicas. 

Profundizar en el desarrollo y competencia en el sistema financiero. 

Promover el flujo de inversiones dirigidas a proyectos específicos, con un mayor efecto a partir de las reformas estructurales que tanto se han analizado. Sin duda, comenzar por la reforma fiscal, que incentive la inversión, y modificaciones al marco legal del sector energético, serían grandes detonadores.

* El autor es economista por la Universidad Anáhuac, con maestría en finanzas en
San Diego State University; catedrático, investigador y consultor.