Get Adobe Flash player

OPINIÓN
Por Ignacio Beteta V.




Ventas al menudeo
superan expectativas
(4.4% anual en enero 2012)



En el mes de enero 2012, el índice de ventas de los establecimientos comerciales, es decir, tiendas de autoservicio y departamentales aumentó 4.4% una vez descontado el efecto de la inflación, lo que refleja una recuperación de la demanda en la economía.  Visto desde otro punto de vista, la población en su conjunto, cuenta con “más dinero en los bolsillos”. 

A continuación se presentan las cifras de los últimos tres meses del comportamiento de las ventas al menudeo de los establecimientos comerciales, se analizan los elementos que impulsan dichas ventas y se comentan las expectativas para el resto del año.

I.- Las cifras del trimestre

Los siguientes datos estadísticos muestran el dinamismo de las ventas al menudeo de los establecimientos comerciales.


El mes de noviembre de 2011 presentó un crecimiento de 7.5% respecto del mismo mes del año anterior, favorecido principalmente por la primera edición del programa “El Buen Fin”.

La misma comparación correspondiente al mes de diciembre muestra que las ventas en ese mes de 2011 fueron mayores a las de 2012 en 3.5%.

Las cifras más recientes, para el mes de enero 2012, reflejan un aumento en las ventas del comercio al menudeo de 4.4%.

II.- Factores que impulsan las ventas

Son tres los factores que le han imprimido fuerza a las ventas: el empleo, la baja inflación y el crédito.

Empleo: El aumento en el número de empleados registrados como derechohabientes del IMSS, que en los primeros dos meses de 2012 ha aumentado 4.4% respecto al mismo período de 2011 y se ha ubicado en 15 millones 563,594, refleja en buena medida el crecimiento de la demanda agregada principalmente del sector exportador y en especial del automotriz.   Asimismo, el alto precio del petróleo que ha superado los $100 dólares por barril y se encuentra por encima del valor presupuestado de $84.9 dólares por barril, ha permitido que el gobierno federal continúe avanzando en la ejecución de las obras públicas que han sido puestas en marcha como carreteras, presas, entre otras, las cuales tienen un impacto favorable en la creación de fuentes de trabajo.

Baja inflación: El freno en el alza de los precios internacionales de los alimentos y la reciente apreciación del peso que ya registra un nivel inferior a $13.00 pesos por dólar, ha contribuido a que el salario mantenga su poder adquisitivo.  La inflación anual al mes de febrero 2012 es de 3.87%

Crédito: El crédito al consumo bancario, que al cierre del mes de enero de 2012 reporta una tasa anual de crecimiento de 24%, ha sido favorecido por las bajas tasas de interés y la reducción de la cartera vencida que llegó a 3.97% en el mismo mes señalado.  Adicionalmente, el bajo costo del dinero ha permitido que el comercio ofrezca ventas a plazos bajo la modalidad “meses sin intereses”, lo que ha favorecido la venta de bienes de consumo duradero, principalmente línea blanca y electrodomésticos.

3.- Las perspectivas.

Las ventas al menudeo, sin duda, continuarán presentando tasas anuales de crecimiento positivas.  De esta forma, si se comparan las ventas de cada mes de 2012 respecto del mismo mes del año anterior, se observará que en el presente año, las ventas serán superiores a las de 2011 en un rango del 3% al 5%.  Sin embargo, el consumo al por menor podría desacelerarse ligeramente en el segundo semestre de 2012, después de las elecciones presidenciales,  debido a una disminución del gasto público.  Este efecto será compensado en la medida en que se reactive la economía norteamericana y se mantenga el precio del petróleo de exportación por encima de los $100 dólares por barril.

Conclusión

La reactivación de las ventas al por menor es una buena noticia que refleja que la economía mexicana tiende hacia un crecimiento que se ubicará en 20012 entre el 3.3% y el 3.5%.  Sin embargo, existen dos observaciones que deben mencionarse.

Para los consumidores, se recomienda que sean prudentes en su nivel de endeudamiento y no pierdan de vista la capacidad de pago de sus deudas.

Por el lado de los empresarios y comerciantes, se sugiere que den seguimiento a sus ventas, previendo una ligera caída en el segundo semestre del año, elemento que deberán considerar dentro de su estrategia de manejo financiero y de stock de inventarios.

* El autor es economista por la Universidad Anáhuac, con maestría en finanzas en
San Diego State University; catedrático, investigador y consultor.