Get Adobe Flash player

OPINIÓN
Por Ignacio Beteta V.



La expropiación de YPF, tango argentino que sorprende y confunde a la economía global



El gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner sorprende al mundo al decreta la expropiación del 51% de la empresa petrolera YPF (yacimiento de petróleos fiscales) propiedad de la española Repsol. Esta acción revierte la privatización de YPF, promovida en ___ por el entonces presidente Raúl Menem

I. ¿CUÁL ES EL TAMAÑO DE YPF?

YPF es una empresa petrolera cuyas ventas anuales en 2011 fueron aproximadamente una decima parte de las de PEMEX, en una economía cuyo PIB es de una tercera parte del de México.

YPF en 2011 aporto para el conglomerado industrial Repsol , el 17% de sus ventas y el 25% de sus utilidades

II. IMPLICACIONES PARA ARGENTINA

La expropiación de YPF se entiende como una medida del gobierno argentino para recuperar el control de una industria estratégica y altamente rentable, dados los elevados precios del petróleo que ha superado los $100 dólares/barril, después de que durante la recesión mundial de 2009 se ubico en $ 70 dls/barril.


Sin embargo, detrás de esta acción de privatización existen dos riesgos importantes:

El primero está relacionado con la empresa petrolera YPF. A) Al estar en manos mayoritariamente del estado, se corre el riesgo de que sus políticas de precios de venta en su mercado domestico se rijan por criterios políticos y su operación de aleje de la eficiencia y rentabilidad. B) Al tener la industria petrolera un margen elevado de operación, que las utilidades de YPF se utilicen para financiar el gasto público, en decremento de la empresa petrolera. Eventualmente la descapitalización de la empresa iria en contra de su salud financiera y limitaría su futura capacidad de operación y rentabilidad. C) Al expropiarse YPF esta empresa estará limitada para atraer tecnología para futuras exploraciones al considerar que gran parte de estas actividades solo se llevaran a cabo bajo convenios de asociación y no a través de la venta de tecnología.

El segundo riesgo de estatización de YPF está ligado a la capacidad futura de argentina para atraer inversión extranjera en general. Una comparación entre Argentina, Brasil y México indica que la inversión extranjera representa al menos 1.7% de su PIB.


Ante el temor de que existen acciones de expropiación en otras industrias, Argentina, muy probablemente, recibirá menores flujos de inversión extranjera, lo que sería un freno para su crecimiento económico futuro.

III. IMPLICACIONES PARA MÉXICO

PEMEX es propietaria de cerca del 10% de las acciones de Repsol. El patrimonio la petrolera mexicana se verá afectada por la perdida en que se incurra si el pago por la expropiación de los activos de YPF sea menor al valor registrado en sus libros.

Asimismo, la minusvalía de la acción de Repsol en los mercados financieros internacionales, también representa una pérdida patrimonial para PEMEX.

En conclusión, la expropiación petrolera de YPF no garantiza que está medida aparentemente lucrativa en el corto plazo vaya a dar lugar a beneficios de largo plazo. Esquemas alternativos como los de Inglaterra y Noruega, donde las empresas operadoras son privadas pero donde el estado se adjudica vía derechos, una parte importante de la utilidad de la actividad petrolera podría haber sido una estrategia más visionaria.

En el actual mundo global, las economías más exitosas serán las que estén más abiertas al comercio, a la recuperación de tecnología y capitales.

* El autor es economista por la Universidad Anáhuac, con maestría en finanzas en
San Diego State University; catedrático, investigador y consultor.