OPINIÓN
Por Ignacio Beteta V.
Banco Mundial sube
PIB México a 3.5 % para 2012.
¿Buena noticia en medio
de crisis europea?
 
A pesar del actual entorno económico mundial, donde prevalece la incertidumbre financiera en Europa, el Banco Mundial, en su Informe “Perspectivas económicas mundiales” del mes de junio de 2012, eleva las proyecciones de crecimiento de la economía mexicana para el presente año, de 3.2 a 3.5 %. Este cambio en la tendencia de la actividad económica contrasta con el caso de la Argentina y el Brasil, donde las estimaciones de crecimiento se revisaron a la baja. No obstante, lo positivo de la noticia para México, no debe descuidarse el darle seguimiento a las principales variables macroeconómicas, dada la situación económica internacional.

I. Las proyecciones del Banco Mundial

• México 2012: El Banco Mundial eleva sus proyecciones de crecimiento económico para este año, de 3.2 a 3.5 %, mientras que para la Argentina y el Brasil se muestra una perspectiva de menor crecimiento. Esto se debe a que México se verá impulsado por el comportamiento favorable de la economía norteamericana, y los países sudamericanos tendrán un mayor impacto negativo por la contracción de la economía de la Zona Euro, que se estima en 0.3 % y una desaceleración de la economía China, no obstante su alto crecimiento.



• México en el mundo: Las perspectivas de crecimiento para México en 2012 son más favorables que para el resto de Latinoamérica, pero son menores de las previstas para Asia, donde destacan la India con 6.6 % y China con 8.2 %.



México en el mediano plazo: El Banco Mundial proyecta un crecimiento económico de largo plazo de alrededor del 4 % para México. Esta institución financiera mundial recomienda que para poder crecer a un ritmo mayor deberá aprobar e instrumentar las reformas estructurales tales como la energética, la fiscal, la laboral y la educativa.



II. ¿Qué impulsa la actividad económica en México?

• En México, la estabilidad económica es un factor fundamental que favorece la inversión y la actividad económica. Por su parte, el sector manufacturero, que muestra tasas de crecimiento superiores a las observadas antes de la crisis financiera de 2008, es uno de los motores que impulsa la economía, resultado de la reactivación de la demanda de Estados Unidos de América (EUA), donde han destacado las exportaciones al sector automotriz. Para EUA, el Banco Mundial estima un crecimiento para 2012 y 2013 de 2.1 y 2.4 %, respectivamente.



• Asimismo, el elevado precio del petróleo ha favorecido el crecimiento al permitir que el gasto del gobierno se lleve a cabo sin recorte alguno. El precio presupuestado, $84.90 dls/brl; a la fecha, el promedio del año ha sido de $100 dls/brl. Aunque llegó a situarse en niveles de $110 dls/brl, en el mes de junio se ha reducido hasta $90 dls/brl. Aunque esta cifra está por encima del precio incorporado en el presupuesto oficial, no debe descuidarse este indicador.

III. Elementos de cautela

No obstante, la mejora en las estimaciones de crecimiento para el país, deberá dársele seguimiento a los siguientes puntos.

Estabilidad o incertidumbre en Europa. Una recesión más severa en Europa generaría un freno en la economía mundial, dando lugar a una incertidumbre financiera que afectaría a los mercados financieros, trayendo consigo una caída en las bolsas de valores, así como una depreciación del euro y de las monedas de países emergentes frente al dólar.

Tipo de cambio. La cotización del peso frente al dólar norteamericano, en lo que va del año, se ha depreciado cerca de un 4.5 %. Debido a que la depreciación del tipo de cambio encarece las importaciones, y con ello el resto de los precios de la economía, el Banco de México se vería obligado a instrumentar políticas monetarias más restrictivas. Por ejemplo, elevar las tasas de interés, y consecuentemente el costo del crédito, así como restringir la liquidez que se traduce en dificultades de cobranza para las empresas.

CONCLUSIÓN
Son buenas noticias para nuestro país las que presentó el Banco Mundial; sin embargo, no se deben perder de vista los nubarrones, principalmente en Europa. Se les recomienda a las personas y empresas mantener posiciones financieras líquidas, cubrirse contra las tasas de interés variable a través de coberturas y cuidar la regularidad de la cobranza.

Para los políticos, en vísperas de un nuevo gobierno, se recomienda seguir las indicaciones del Banco Mundial mediante la instrumentación de cambios estructurales en materia de política fiscal, laboral, energética y educación. Estos cambios nos permitirían registrar en el mediano y largo plazos mayores tasas de crecimiento.

Para datos estadísticos y proyecciones, consultar www.proyeccioneseconomicas.com

ÚLTIMAS COLUMNAS