Get Adobe Flash player

OPINIÓN
Por Ignacio Beteta V.


Las subastas de dólares revaluarán el peso por debajo de los 13

La respuesta a las preguntas presentadas a continuación permite entender por qué el gobierno mexicano vuelve a implementar subastas diarias de dólares a partir del pasado 29 de noviembre.

1.- ¿Por qué debe evitarse una mayor devaluación
del peso? 

Cuando el peso se devalúa, los precios de los bienes importados se encarecen en términos de pesos, lo que impacta a la inflación. Al elevarse los precios de la mayoría de los bienes y servicios en una economía, disminuye el poder de compra de los salarios y las tasas de interés se elevan, lo que conjuntamente frena el crecimiento de la economía y el empleo. Por esta razón, cuando los precios en la economía son competitivos frente a los países con los que se tiene intercambio comercial, una mayor depreciación de la moneda local, no necesariamente da lugar a un incremento significativo en el valor de las exportaciones en términos de dólares, pero sí genera un impacto inflacionario en la economía local. México se encuentra en esta situación, donde un tipo de cambio por encima de los 13.00 pesos por dólar ocasiona más desventajas que ventajas, sobre todo ante la desaceleración de la economía estadounidense y la recesión europea. 

2.- ¿Cuáles son las causas de la reciente depreciación 
del peso mexicano? 

En términos generales, el tipo de cambio corresponde al valor de una moneda respecto de otra, como resultado de la ley de la oferta y la demanda, por lo que la paridad entre ellas es reflejo de movimientos entre la compra y venta de esas monedas. 

En el actual mundo global, la incertidumbre financiera ha dado lugar a que las grandes tesorerías vendan sus posiciones en divisas de las economías emergentes, ante el mayor riesgo aparente que representan. 

El caso de México, no es una excepción a esta práctica financiera, la cual ha provocado la depreciación del peso frente al dólar. Por lo tanto, no obstante que México ofrece rendimientos financieros mayores a los de las economías desarrolladas, cuando existe alerta de riesgo financiero mundial, las tesorerías globales venden pesos y compran dólares, ocasionando la devaluación de nuestra moneda. 

 3.- ¿Qué instrumento utilizará el gobierno para revertir
la devaluación del peso? 

De acuerdo con la ley de la oferta y la demanda, una mayor oferta de dólares en el mercado dará lugar a que disminuya el precio de esta moneda, lo que se traduce en una apreciación del peso frente al dólar. 

Para lograr el objetivo anterior, el gobierno utilizará el mecanismo de subasta diaria de dólares, que aplicó de octubre de 2008 a abril de 2010, para apoyar al peso como consecuencia de la crisis financiera mundial que inició a finales de 2008. 

La experiencia fue favorable, ya que el tipo de cambio, que había llegado a 15.10 pesos por dólar en febrero de 2009, se reevaluó hasta 11.50 pesos por dólar en abril de 2011. Este segundo periodo de subastas inicia el de noviembre de 2011.

El Banco de México (Banxico) ofrecerá diariamente 400 millones de dólares (mdd) mediante subastas a un tipo de cambio que, como mínimo, sea 2% mayor al tipo de cambio determinado el día hábil inmediato anterior. Para ello, el gobierno mexicano utilizará parte de sus reservas internacionales que ascienden alrededor de 140,000 mdd, según Banxico. 

En el caso extremo, en que tuviera que apoyarse al peso con 400 mdd durante 30 días consecutivos, ese monto representaría 3.5% de las reservas contabilizadas al cierre de noviembre de 2011. 

El 30 de noviembre del presente año se obtuvieron los primeros resultados favorables de la primera subasta al reducirse la cotización interbancaria del dólar de 13.80 a 13.61 pesos. La moneda mexicana continuará apreciándose frente al dólar, tendencia que será más marcada en la medida en que se reduzca el nivel de riesgo financiero global, el cual comienza a aminorarse ante la decisión de los Bancos Centrales de las economías desarrolladas de darle mayor liquidez a los mercados. En esta estrategia, participaron los bancos centrales de Europa y la Fed de EUA. 

El tipo de cambio, de acuerdo con nuestra expectativa, se ubicará por debajo de los 13.00 pesos por dólar, al lograrse un nuevo equilibrio, aunque sin poderse comprometer una fecha para que se cotice por debajo de esta barrera sicológica.


* El autor es economista por la Universidad Anáhuac, con maestría en finanzas en
San Diego State University; catedrático, investigador y consultor.