Get Adobe Flash player

OPINIÓ
Por Ignacio Beteta V.




Se cumple previsión:
Peso mexicano a menos
de $13 por dólar



El 30 de noviembre de 2011, cuando el peso se cotizaba en $13.90 por dólar y el Banco de México anuncia que subastaría dólares ante movimientos bruscos en el tipo de cambio, consideramos que el tipo de cambio se ubicaría por debajo de los trece pesos por dólar, aunque la fecha no era predecible.  Hoy 2 de febrero de 2012, dos meses después, la cotización del peso frente al dólar es de $12.90 para su cotización interbancaria; en ventanilla, prácticamente se vende a $13.00 pesos por dólar.

Los elementos que han dado lugar a la revaluación del peso son:

· Una mayor estabilidad en los mercados financieros de Europa

· La mejora en las cifras reportadas de crecimiento en los EUA y la decisión de este país de no modificar sus tasas de interés hasta mediados de 2014, las cuales hoy registran valores menores al 0.5% para emisiones de corto plazo

· El elevado precio del petróleo de exportación

· El incremento continúo en el nivel de reservas internacionales

· La expectativa de que la política monetaria mantendrá su estabilidad.

La cotización del peso frente al dólar debe tener un equilibrio, ya que afecta diferentes variables en la economía.  Cuando el peso se devalúa, se observa que:

· Las exportaciones aumentan porque su precio en dólares disminuye.

· Pero el precio en pesos de los bienes importados aumenta.

· Consecuentemente la inflación se eleva.

Por esta razón, el tipo de cambio ideal es aquel que propicie un equilibrio en la balanza comercial, es decir, entre el valor de las exportaciones y de las importaciones, y que permite mantener la estabilidad de precios internos.

En cuanto al impacto del entorno externo en la economía, las expectativas han mejorado.  Se espera un crecimiento del PIB nacional del cerca del 3.3%, que será favorecido por las cifras recientes de la actividad en EUA, la cual muestra una recuperación al observarse que en el cuarto trimestre de 2011, se reporta un crecimiento trimestral anualizado de 2.8% y con una tendencia creciente, ya que el primer trimestre de ese año, el crecimiento sólo fue del 0.4%.



Asimismo, en esa misma economía, se reporta una reducción en el nivel de desempleo, el cual se ha reducido de 9.1% en agosto de 2011 a 8.5% para finales de ese mismo año.


Para mayores cifras sobre las expectativas de la economía, consultar nuestra página www.proyeccioneseconomicas.com.

* El autor es economista por la Universidad Anáhuac, con maestría en finanzas en
San Diego State University; catedrático, investigador y consultor.