Home || Colaboradores || Antonio M. Prida || Caos para los estudiantes de Medicina

Caos para los estudiantes de Medicina

Facultad de Medicina.

Antonio M. Prida


De Frente y Derecho

Fotografía: Ciudad Universitaria.

viernes 2 de agosto de 2019

Da gusto ver que los pasantes de medicina se alistan para protestar por la reducción del presupuesto en salud y la crisis provocada en el sector por la llamada Cuarta Transformación y, de paso, protestar también por “el trato indigno a los profesionales que se encargan de velar por la salud” de la población mexicana. Bienvenido el pliego petitorio de la Asamblea Mexicana de Médicos Pasantes del Servicio Social y el activismo de los otros movimientos sociales de los profesionales de la salud.

Hay que saber que la atención médica en México se apoya en el trabajo de los médicos estudiantes y residentes, quienes no cuentan con la experiencia necesaria para ello. En efecto, desde las rotaciones clínicas que comienzan en el quinto semestre de la carrera, apenas teniendo conocimientos clínicos básicos, se enfrentan a un caótico sistema en donde se pretende atender a un paciente cada quince minutos, cuando para hacer una historia clínica y una exploración física completa, se requerirían al menos treinta minutos.

Protesta de medicina.

Fotografía: La Verdad Noticias.

Si bien en esa etapa los alumnos están bajo la tutela de los médicos adscritos, ya comienzan a “meterle mano” a los pacientes, práctica que en otras latitudes, como en Estados Unidos, no sucede sino hasta que cuentan con la licencia para ejercer como médicos. Todo ello lleva gran responsabilidad para los propios estudiantes, para los médicos adscritos, para los hospitales y para el sistema de salud en general.

Cuando los estudiantes de medicina llegan a la etapa del internado de pregrado, esto es, alrededor del noveno semestre de la carrera, se espera que el médico interno de pregrado atienda, en la mayoría de los casos sin supervisión, a pacientes durante 36 horas consecutivas o más, cada tercer día, generalmente sin descanso alguno, lo que resulta un absurdo y contrasta con las prácticas internacionales, en las que se prohíben jornadas mayores a 24 horas consecutivas, las cuales de por sí son excesivas.

Resulta inaceptable, inhumano y violatorio de los derechos humanos y de la dignidad de la persona, el maltrato generalizado que se da en las instituciones de salud, por parte de los jerárquicamente superiores, respecto de los inferiores, práctica que muy frecuentemente convierte a las víctimas en victimarios. Son comunes en este medio actitudes de desprecio, groserías y hasta ofensas graves que generan un ambiente incómodo para todos.

Recorte de salud.

Imagen: Víctor Solís.

Por otro lado, las fuertes y angustiosas experiencias que tienen que vivir los médicos a una edad joven, tales como ayudar a dar a luz a una mujer en situación de discapacidad –probablemente violada– cuyo recién nacido muere, presenciar la muerte de una joven de 18 años balaceada, o pincharse por error al suturar a un paciente con probable VIH, necesariamente provocan consecuencias psicológicas, en muchas ocasiones graves, que provocan suicidios. Llama la atención que ante esta realidad, el sistema médico carezca de tratamientos psicológicos especializados a disposición de los médicos que los requieren, para ayudarles a resolver el llamado Trauma Vicario o la Compassion Fatigue o el Síndrome de Burnout.

Si bien, a pesar de las graves deficiencias por falta de medicamentos, materiales e insumos y equipo funcional, los profesionales de la salud pública en México, es cierto que proporcionan a los pacientes la mejor atención posible, pues la mística con la que desarrollan sus actividades los profesionales de la salud es superior a la mística que hay en otros países. Ello gracias a nuestra idiosincrasia que favorece la ayuda al prójimo y a la característica tan mexicana de resolver la problemática que se presenta con ingenio y astucia, a falta de elementos adecuados.

Recortes en salud.

Imagen: Víctor Solís.

Hay que dejar en claro que, a pesar de este desastre, no hay escasez de médicos generales, sino de especialistas, ya que las plazas para realizarlas son mínimas. Tan sólo en este año presentarán el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas más de 46 mil doctores, de los cuales solamente 8 mil 500 tendrán la oportunidad de especializarse. Lo que sí falta son muchos más hospitales-escuela, distribuidos alrededor de toda la República.

Es tiempo ya de solucionar este caos, aprovechando la crisis del sector, generada por la Cuarta Transformación y exigir calidad de vida digna para quienes prestan los servicios de salud dentro de los centros hospitalarios, sus prestaciones laborales y horarios dignos.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

14 comentarios

  1. Jose Eduardo Ribé

    Buenisimo Toño. Tengo dos hijos que estudian medicina. Este artículo desde luego contribuirá para despertar conciencias. Un abrazo.

  2. Antonio M. Prida

    Ese es el propósito, querido José Eduardo, contribuir a que las cosas mejoren para ese importante gremio que nos cuida a todos. Felicidades por los dos hijos médicos. Deben sentirse orgullosos por ellos. Es la carrera de mayor vocación.

  3. Muy cierto, se ha propuesto a las autoridades un cambio y no ha sido aceptado.
    Ojalá el Dr. Alcocer entre en conciencia.
    Felicidades y saludos

  4. Esther Maria Leaños Miller

    Muy atinado querido Toño. Es indignante presenciar el resquebrajamiento del sistema de salud de nuestro país que, lejos de ofrecer mejoras, trunca el esfuerzo que millones de jóvenes deben hacer en el día a día en el ejercicio de su profesión. Ser médico de un sistema de Salud menospreciado y socavado se está convirtiendo, más que en un buen reto, en una trampa. Esta transformación perjudica la salud física, mental y emocional de los aspirantes, quienes por pretender convertirse en los futuros especialistas, comprometen en el camino su propia salud y hasta, a veces, la vida ¡Qué ironía!

  5. Antonio M. Prida

    Así es, Esther María, una trágica ironía que debemos cambiar pronto. Gracias por enriquecer el debate.

  6. Fernando Ramos González de Castilla

    A mi me parece que esta crisis causada por la 4T a acabar trayendo a México médicos cubanos para cosolidar el movimiento y además desplazar a los futuros médicos mexicanos. No se ve bien

  7. Gerardo De la Peza Berríos

    Gracias, Toño.
    Como siempre, un placer leer tu artículo.
    Lo verdaderamente preocupante ese que estos muchachos, estudiantes de medicina, ven amenazada su digna profesión por la inclusión de médicos extranjeros que están «importando» en la 4T. No se vale!!

  8. Mario González de la Mora

    Muy bueno el artículo Toño, aunque muy mala la realidad. Pero ahora ya están llegando los médicos Cubanos, como otra de las desatinadas ideas de AMLO. Dios libre a éste País de sus ineptos gobernantes y sus pasivos ciudadanos pensantes.

    Abrazo

  9. Francisco Martin del Campo

    Extraordinaria información que revela otra más de las carencias en Mexico , desgraciadamente las autoridades van en sentido contrario a la solución . Saludos al Doctor Sebastian Prida q algo habra aportado .

  10. Antonio M. Prida

    Así es, estimado Francisco, la experiencia del médico con quien contamos en casa, fue de gran utilidad para hacer ésta denuncia.

  11. Antonio M. Prida

    Gracias por enriquecer el debate, estimado Fernando.

  12. Antonio M. Prida

    Gracias por tu comentario, estimado Gerardo. Si bien el primer compromiso de los gobernantes es satisfacer las necesidades de sus nacionales, me parece que no hay que caer en la tentación del nacionalismo exacerbado, y menos en discriminaciones basadas en el origen de las personas. Todos cabemos y todos podemos contribuir a crear mejores sociedades.

  13. Claudia Rachadell

    Esto me causa tanto desasosiego como impotencia. Ojalá nuestro gobierno pudiera entender el daño que le hace al país. Se necesita que todos juntos levantemos nuestras voces y no nos quedemos esperando la siguiente nefasta decisión.

  14. Antonio M. Prida

    Cierto, querida Claudia. Hay que gritarlo a los cuatro vientos. Gracias por sumarte a la causa.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Antonio M. Prida

Antonio M. Prida
Antonio M. Prida Peón Del Valle es abogado de la Escuela Libre de Derecho y Consultor Legal Extranjero admitido por la Suprema Corte de Nueva York y Texas. Socio de Curtis, Mallet-Prevost Colt & Mosle (NY) y socio fundador de su oficina en México. Fue Director Regional de ProMéxico en Europa, con rango de Ministro, y actualmente es miembro del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI). Es miembro y ha sido integrante del Consejo Directivo de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados y Vice-Presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México; es Vice-Presidente Honorario Vitalicio de la Association Internationale des Jeunes Avocats y fue Consejero del Presidente de la Unión Internacional de Abogados. Miembro fundador, ex-Presidente y Presidente Emérito de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos y miembro fundador y secretario de la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación y de Mexicanos Primero. Presidente del Comité de Mediación del Capítulo Mexicano de la Cámara Internacional de Comercio y miembro del Instituto Mexicano de la Mediación. Ha sido profesor en la Escuela Libre de Derecho, la Universidad Iberoamericana y la Western State University de California. Tuvo una columna diaria en El Economista, fue corresponsal en Nueva York del mismo, de Expansión y del programa radiofónico “Mundo Empresarial”, condujo programas sobre el TLC en “Radio VIP” y fue colaborador del noticiero de Gutiérrez Vivó en Radio Red y de Rentería en Radio Fórmula.