Home || Colaboradores || La gratitud, un pequeño gran milagro

La gratitud, un pequeño gran milagro

Gratitud.

Cristina Jáuregui


El arte de ser feliz

Fotografía: Shutterstock

miércoles 8 de mayo de 2019

Los minutos pasan, las horas pasan, los días pasan, también los años y difícilmente nos detenemos a dar gracias por estar vivos, por los regalos que la vida nos da; tomamos las cosas como si tuviéramos derecho a ellas, sin reparar en que éste, nuestro mundo, es solamente una estación de paso, al que llegaste sin nada y del que te vas a ir igualmente sin nada.

Los bienes materiales, tu casa, coches, dinero, bolsas, ropa, computadoras, tu refrigerador, tus mancuernillas, tu bicicleta, esas cosas con las que según tú hoy no puedes vivir, las tienes que dejar, no te las puedes llevar, no hay forma, ni siquiera te puedes llevar tu cuerpo, ése también aquí se queda.

Y pasamos la vida peleando y dando un valor equivocado a las cosas, los objetos, las monedas y billetes, un pedazo de tierra, un cuerpo esbelto y joven, familias dejan de verse por herencias, madres e hijas no se hablan por dinero, hijos engañan a sus padres, parejas se separan.

Lo verdaderamente importante, las personas, los recuerdos, los viajes, los sentimientos, las sonrisas, un abrazo, una tarde entre amigos, una cena en familia, todo eso que extrañamos cuando alguien se va, que echamos de menos tarde, lo dejamos pasar de largo, lo descalificamos y estamos dispuestos a perderlo una y otra vez.

bienes materiales.

Imagen: TreeHugger.

Así que algo no está bien, ¿en dónde nos equivocamos?, ¿en qué momento dejamos de ver lo que sí importa? No lo sé, lo que sí sé es que en el momento en que hacemos un alto y nos damos cuenta de eso, nuestra vida se torna diferente, los días se vuelven hermosos, los encuentros valiosos y la emoción que sentimos, ese “gusto”, esa “alegría”, es la gratitud que experimentamos cuando realmente valoramos lo importante.

El poder de la gratitud es inmensurable, tiene muchos beneficios a nivel emocional, mental y físico.

Cuando te sientes agradecido, lo expresas y lo vives; cuando disfrutas cada momento y valoras su profundo misterio y significado, entonces disminuye el dolor físico y mejora el sistema inmunológico, liberamos grandes cantidades de dopamina lo que ayuda a tener menos enfermedades y sentirse mucho mejor. La dopamina es un neurotransmisor que, entre otras cosas, nos ayuda a regular nuestros estados de ánimo, a dormir mejor, y tener pensamientos positivos, lo que quiere decir que está comprobado que ser agradecido realmente altera nuestro cuerpo y mente.

Ser agradecido reduce la depresión, sintonizas con toda la abundancia que ya hay en tu vida. De pronto, las cosas que te parecían insignificantes toman fuerza y un mayor tamaño; tener un techo, dinero, un transporte, es importante y necesario, pero nada se compara con tener, amigos, compañeros, un amor, familia, un beso, una sonrisa, un apapacho, un abrazo, la sonrisa de un bebé, la risa contagiosa de un niño, nada se compara con despertar cada mañana, con poder pensar, aprender, escuchar, bailar, cantar, vivir.

Ser agradecido te ayuda a ver lo maravilloso que ya posees, el increíble ser que eres, el misterio y el milagro de estar aquí y ahora.

La gratitud es como una espiral que siempre regresa a ti cuando la vives, cuando la experimentas, cuando lo expresas regresa y eso produce una enorme felicidad.

Ser agradecidos con la familia

Fotografía: Mejor con Salud

Para poder ser agradecidos te recomiendo escribir un diario, parece un cliché, pero es completamente eficiente hacerlo. Todos los días escribe tres cosas por las que te sientes agradecido ese día, puede ser desde “porque tengo una cobija para taparme”, hasta “me clonaron mi tarjeta de crédito pero… eso sólo pudo suceder GRACIAS a que soy sujeto de crédito”.

Estoy convencida de que podemos agradecer muchas más de tres cosas en un solo día, pero empezar a dar pequeños pasos nos ayuda a llegar a la meta.

¿Tú por qué tres cosas agradeces hoy?

Yo:

  1. Agradezco que me estás leyendo ahora mismo.
  2. Agradezco que hoy desperté con mi alma viva y consciente.
  3. Agradezco el amor que tengo en mi vida.

Esto es para ti que siempre estás del otro lado leyéndome… Gracias.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

3 comentarios

  1. Gracias por tu artículo, agradezco lo puntual y adecuado para todo momento!

  2. Hermoso y muy cierto!
    Muchas gracias!

  3. Qué buen artículo!!! Gracias por recordarnos lo importante de agradecer todo lo que bueno tenemos!!!
    Gracias por las amistades que están cerca de mi
    Gracias por poder leerte
    Gracias por el amor que me rodea.
    Saludos Cris!

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Cristina Jáuregui

Cristina Jáuregui
Es una profesional del Desarrollo Humano y la Psicoterapia. Su formación es un reflejo de su espíritu inquieto, investigador y profundamente honesto, que la llevaron por caminos insospechados hasta el campo de la conducción y la comunicación, dándole la oportunidad de ser conductora de Diálogos en Confianza en Canal Once, así como locutora de radio por internet, con el programa “Despierta tu Neurona”. Su pasión por la comunicación le abrieron las puertas a ser parte del Consejo Editorial de la revista “Mejores empleos” donde escribía una columna mensual, así como en la revista “Azmas” y “Tiempo real”. Su profunda admiración por la construcción y el desarrollo de la identidad humana, la llevaron a la Especialidad en Desarrollo Humano que le abrió las puertas al mundo de la Programación neurolingüística y la Psicoterapia Gestalt en las que hizo estudios de especialidad y diplomado. La búsqueda de un nuevo entendimiento de la problemática humana para alcanzar la realización y la felicidad, la llevaron a formarse en áreas como codependencia, autoestima, salud y desarrollo personal y educación de la afectividad, a través de la especialidad en “A Life of Happiness and Fulfillment” Por la Escuela de Negocios de la India y la especialidad en “Positive Psychology” por la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill”. La riqueza de su vida profesional se ha desplegado en terrenos como la docencia universitaria, tallerista en congresos, facilitadora y conferencista en diversas instituciones de educación superior y una vasta práctica de la terapia individual y de pareja. Su primer libro publicado busca ayudar a todas las víctimas del Bullying, niños, niñas, adolescentes, maestros, padres de familia y la sociedad en general: “¡Ya basta! Acabemos con el Bullying”.