Home || Colaboradores || Un culto llamado Morena

Un culto llamado Morena

Morena y AMLO

Eduardo Caccia


Significando


martes 12 de junio de 2018

Hacia finales del año 1983, un joven Steve Jobs daba un discurso en un evento llamado Macworld en el que dirigía sus baterías contra el gigante de la computación IBM, haciendo una cronología de algunas acciones controvertibles de Big Blue (como se le conoce también a esa corporación). En su parte climática y previo a que mostrara por primera vez el icónico comercial “1984”, dijo: Es ahora 1984. Parece que IBM lo quiere todo. Se percibe a Apple como la única esperanza de competirle a IBM. Los distribuidores, que inicialmente recibieron a IBM con los brazos abiertos, ahora temen un futuro controlado y dominado por IBM. Cada vez más y desesperadamente están volviendo a Apple como la única fuerza que puede asegurarles su futura libertad. IBM lo quiere todo y apunta sus armas a su último obstáculo para el control de la industria: Apple. ¿Dominará Big Blue toda la industria computacional? ¿Toda la era de la informática? ¿Estaba George Orwell en lo correcto sobre 1984?

Jobs iniciaba no sólo el culto por Apple sino el de su propia personalidad, cumpliendo con cuatro características que funcionan para construir una marca, una religión o, inclusive, una candidatura presidencial con tintes mesiánicos: 1.- Establecer una oposición al statu quo (como estar en contra de una reforma, de un nuevo proyecto de infraestructura, de la corrupción, “al diablo con sus instituciones”); 2.- Declarar una diferencia en doctrina y lenguaje (el que no está conmigo, está contra mí; y el que no recoge conmigo, desparrama. Los que no están en el partido, son corruptos, yo y nadie más soy honesto); 3.- Hacer tangible la diferencia (creación de la religión o del partido político con nombre e identidad, conversión de feligreses o fanáticos, yo con mi ejemplo acabaré con la corrupción y habrá felicidad y armonía); y 4.- Satanizar a los otros (herejes, blasfemos, mafia del poder, fifís, burgueses, traficantes de influencias).

México es un país fértil para el desarrollo de religiones y el culto a la personalidad de los líderes. Se cree en las promesas políticas y religiosas de la misma forma que se cree en los actos de fe; son así por gracia divina, no cuestiones, no trates de entender porque están más allá de tu naturaleza humana y limitada.

Cuando veo imágenes de personas besando la mano del candidato presidencial de Morena, veo veladoras con su imagen al lado de la Santa Muerte, Jesús Malverde y otros artificios, o leo que hubo quien le pidió que sanara a un hijo, me pregunto cuál es el mecanismo social que nos hace una sociedad tan creyente en soluciones divinas, milagrosas, esotéricas y supersticiosas. La multitud no sólo escucha lo que quiere oír, también llena un vacío, un mar de carencias que van desde las materiales muy básicas para tener lo mínimo indispensable hasta las que prometen un paraíso en el país, donde habrá abundancia para todos, un nirvana, ese estado supremo de felicidad donde todo marcha sin mácula, ¿por qué? porque llegó el mesías salvador.

Morena es más que un partido político, es un sistema de creencias alrededor de un fundador. Tiene en su estructura lo que tienen todos los sistemas de creencias: interpretación, propósito y control. La interpretación describe la situación actual, el caos del mundo, establece sus causas y propone sus soluciones, establece un camino de salvación a través de una narrativa coherente para los seguidores (la mafia del poder y la economía neoliberal han impedido el desarrollo igualitario de México). El propósito es llegar al poder, acabar con el mal para que triunfe el bien (destruida la mafia del poder, se acabará con la corrupción y habrá dinero para crear cosas buenas). El control remite al estado ideal de cómo deberían ser las cosas (becarios sí, sicarios no, abrazos, no balazos, al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie, habrá paz y armonía, amor y paz). Es cierto que todos los partidos políticos de alguna forma tienen estos elementos alrededor de sus sistema de creencias, pero no todos son un sistema de creencias dirigido por un líder con tintes mesiánicos y hambre de culto.

Vivimos en una economía simbólica donde las marcas valen más por lo que significan que por lo que son. De la misma forma los líderes políticos y religiosos son valorados por lo que representan. La religión católica establece que Jesús llegó al mundo para liberarnos del pecado. El líder que promete liberación siempre tendrá eco en la comunidad porque los seres humanos siempre somos cautivos de algo. El líder de Morena encarna el arquetipo del rebelde, aquel que no sólo se opone sino que lucha para liberarse y liberar. En México nos encantan los libertadores. Desde antes que tuviéramos identidad los españoles liberaron a los pueblos sometidos por los aztecas. Luego los héroes de independencia nos dieron Patria y Libertad (y así lo gritamos la noche del Grito), más adelante la revolución mexicana nos liberó de la dictadura porfirista, ahora Morena promete liberarnos no sólo del PRI, sino de todos los males terrenales del país.

Ya habrá tiempo para los desencantos. Cuando llegue ese momento de comparar lo prometido contra la realidad, siempre habrá un demonio malvado al que echarle la culpa. Dios no ayuda a los mutilados para que les crezcan sus miembros faltantes, esos milagros no existen, me pregunto por qué.

El contenido presentado en este artículo es responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la opinión del grupo editorial de El Semanario Sin Límites.

16 comentarios

  1. Los españoles liberaron a quien??

    • A los pueblos que los Aztecas tenían sometidos. Saludos

    • Los totonaca, los tlaxcaltecas y los habitantes de Cholula se aliaron con los Españoles para que los ayudaran a liberarse de La tiranía a la que los tenían sometidos los Mexicas, ya que veían en estos hombres blancos y barbados a los libertadores, en realidad la conquista de Mexico no se dio por un gran ejército español, solo eran a lo mucho 500 españoles, sino por 7,500 guerreros indígenas que siguieron a los pocos españoles como sus libertadores.

  2. Horacio Chavez Gallegos

    Estimado Sr Caccia, pocos como usted para la psique del mexicano, en todos los niveles. Lo felicito!
    Referente a su artículo de hoy, creo que ha faltado demostrar que el supuesto Mesías es también tan corrupto como los otros candidatos y partidos.
    Es sorprendente que al día de hoy nadie le haya exigido a AMLO y a su esposa sus respectivas declaraciones de impuestos, recibos de honorarios. Vamos! Cualquiera que tenga un ingreso lícito pudiera demostrar algo tan sencillo, o mostrar una tontería y dejar la duda, insisto que me asombra que nadie insista lo suficiente, o será que a todos sus seguidores y a sus rivales les conviene no saberlo porque quieren que AMLO gobierrne? Yo no.

    • Horacio, ¿y qué hay de las mentiras de Anaya? Concuerdo en que ha sido un error no aclarar ello, ¿y qué pasaría si lo hiciera y todo estuviera en regla?
      Existe una cantidad impresionante de profesionistas que no declaran impuestos, dentistas, veterinarios, psicólogos, en fin…se les entiende pero los que mantenemos al país, los que conformamos la PEA, ya nos cansamos de sostener a todos los demás, en especial a políticos cínicos y mentirosos como los candidatos azul y verde..y por cierto, la psique del mexicano? vaya! ahora todos le rendimos culto a Malverde o a la Santa muerte!! NO, no somos así, y por supuesto que requerimos de un cambio, para que no haya más gente que sea ligero en generalizar

      • Horacio Chavez Gallegos

        Alonso, sin apellido, se ve que no has leído otras colaboraciones de Eduardo Caccia a eso me refería, que necesitamos un cambio cultural de fondo, no adoradores de la Santa Muerte, que los hay. La pibreza no la va a eliminar AMLO por decreto, ni la falta de cultura. Respecto a Anaya puedes tener razón, seguramente es corrupto también, pero alguna vez has cuestinado de que vive AMLO? Te consta? Cuento nos cuesta mantener su rancho de La Chingada? Cuanto nos cuesta mantener a sus hijos? Te crees el cuento que vive con 50 mil pesos mensuales? Es mentiroso igual que los otros candidatos. Cada quien votará por quien le convenga, si gana AMLO pues ni hablar, a trabajar con el, no esperen dinero gratis.

      • Cecilia Ximenez

        Sin tan corruptos los ciudadanos cualquiera que teniendo que pagar impuestos no lo hace
        Y los que cumplimos con esa obligación ciudadana tenemos que señalar a quienes no lo hacen se trate de quien se trate
        El gobierno mo tiene más dinero que el. Nuestro por eso ya basta de mantener a partidos políticos, de tener como Ejemplo de pureza y honestidad a
        De tener
        Programas
        Sociales que fomentan la irresponsabilidad social
        Y
        No la productividad y una cciudadania respinsable

    • Horacio Chavez Gallegos

      Para ENTENDER la psique del mexicano,, quise decir. Una disculpa.

    • Muchas gracias Horacio Chávez.

  3. Vaya relato que recuerda al descendiente de Díaz, hacia inicios de 1995, donde se aseguraba que el movimiento zapatista era guerrillero movido por extranjeros, y por tanto, un peligro para México. Así como entonces los proclives al gobierno, consideraban que los indígenas eran incapaces de organizarse, ahora consideran que la sociedad, necesitada y urgida de hallar una imagen que dé rumbo ante la injusticia y barbarie cotidiana, es absurda y poco inteligente. Tu mensaje subyacente acerca de las imágenes con las que asocias al candidato de morena, no hace más que reivindicar ese exacerbado odio hacia lo que es diferente para ti y varios que, con la comodidad de la medianía, o incluso auge, económica, lo perciben como un peligro para México.
    Al igual que el infame libro, dictado desde la cúpula del poder, estas notas, no abonan al análisis ecuánime del porqué la gente actúa así. Palabras dichas desde hace ya años, mesías, perseguidor del poder por el poder mismo, etc, dictadas también por el poder en turno, ya no hacen mella, ya están agotadas por superfluas y vacías de sentido; y resulta lastimoso ver que todavía existan personas que las repitan y se presten a ser simples comparsas.
    Efectivamente, ya veremos, si primero respetan. ahora sí, la voluntad popular, pues nos guste o no, nos declaramos como democracia; y posteriormente si el equipo de trabajo, no un solo hombre, es capaz de hacer lo propuesto (por cierto , al momento son los únicos que han hecho una propuesta seria de esbozo de plan de país, nota que escribo esbozo, pero los otros dos, ni siquiera eso han hecho) y de cambiar lo que se ha dado desde que la política mexicana se institucionalizó.
    Se les olvida que ya, al igual que los indígenas zapatistas, hemos aprendido a decir: YA BASTA.. y a exigir lo que por derecho nos corresponde: una sociedad equilibrada, próspera, educada, justa, que tenga que ofrecerle a nuestros hijos, nietos y demás que estén por venir. YA BASTA de guerras sucias, abiertas y/o veladas, que solo abonan a la polarización, porque así conviene. Si no estás de acuerdo con esto, si tu predilección política es verde o azul, se respeta aunque no comulgue con ello, y deberías hacer lo mismo, respetar…

    • Estimado Alonso (no tengo su apellido, disculpe que lo identifique nada más así),

      Lamento mis limitaciones para no entender cómo hay personas como usted que pueden afirmar, sin conocerme, si odio o no odio o a quién odio y hasta cómo odio.

      Lamento que considere mi artículo como una falta de respeto. Si diferir es no respetar, entonces estamos empatados. De cualquier manera, serénese, ya lo dicen bien y repetidamente los mesías: Amor y Paz.

  4. Gonzalo A. Guerra

    Eduardo, leo siempre con interés y disfruto tus artículos. En este en particular me parece genial que inicies con la referencia al discurso de Jobs de 1983 pues no deja de ser aterrador descubrir la constante Orweliana en las actitudes y mensajes del Mesías Tropical. Felicidades!

  5. Ricardo Medina

    Muy buena reflexión respecto al culto partidario. ¿Cómo considerarías que la tradición católica del país interactúa con el asunto partidario? ¿Limita o abona al fenómeno?

    • Gracias por tu comentario. Respondiendo a tu pregunta, considero que los procesos religiosos, en general, abonan a crear un contexto de culto. Ahí es donde una figura popular, mediática y que genera esperanza, tiene una correspondencia con lo aprendido en la narrativa de las religiones. Saludos

      • Quizá, si la narrativa es entendida superficialmente o se plantea el seguimiento a líderes humanos. La narrativa judeocristiana por ejemplo, pone especial énfasis en las limitaciones de figuras populares y mediáticas cuando desatienden lo esencial que es el contacto con lo divino. Habrá que leer los libros de los Reyes y los Jueces, o las cartas de Pablo, por ejemplo.

        A tu consideración, me parece que aquí amerita una distinción entre una lectura de la religión desde afuera (no del todo sociológica, pues no ha profundizado todavía) y la perspectiva teológica que la religión plantee.

Tu opinión es importante

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Sobre Eduardo Caccia

Eduardo Caccia
Licenciado en Administración de Empresas y estudios en análisis literario, Eduardo ha sido profesor en la Universidad Panamericana, y la Universidad de San Diego, en la Oficina de Educación Corporativa y Profesional. Ha escrito cientos de artículos sobre marcas y temas de código cultural en la revista Expansión, los periódicos Reforma, Mural, El Norte y La Jornada. Como conferencista ha participado en cientos de eventos en más de 10 países. Es socio fundador de la empresa Antropomedia, especializada en antropología digital y en el entendimiento de las redes sociales y la tecnología en nuestra vida diaria. Desde que Eduardo (Ciudad de México, 1962) era niño, su deseo era convertirse en arqueólogo; la vida lo puso en otra dirección, llevándolo a la investigación no tradicional de consumidores. Caccia reta el statu quo muy a su manera, se nombra “Any Possibility Officer” en Mindcode, la empresa de neuromarketing que fundó para hacer innovaciones y posicionamiento de marcas. Es autor de la metodología brandgenetic y creyente en la integración de las ciencias sociales con los negocios, para mejor entender la conducta del consumidor. Ha participado en diferentes asociaciones y consejos, tales como: el Consejo Ciudadano Consultivo de Calidad de Vida de la Ciudad de México por invitación del Jefe de Gobierno; del Consejo de Administración de Tecnolite; Consejo de Administración de la International Children’s Cancer Foundation, San Diego CA; Consejo de Administración de Tucané; Consejero de la Fundación PAS (Prevención Abuso Sexual a menores); miembro del GRECU (Grupo de reflexión sobre economía y cultura) de la UAM; del Consejo de la Incubadora de Negocios de la UP; y del Consejo de Administración de Mayama A.C., organización civil reconocida por la ONU. Desde que Eduardo (Ciudad de México, 1962) era niño, su deseo era convertirse en arqueólogo; la vida lo puso en otra dirección, llevándolo a la investigación no tradicional de consumidores. Caccia reta el statu quo muy a su manera, se nombra “Any Possibility Officer” en Mindcode, la empresa de neuromarketing que fundó para hacer innovaciones y posicionamiento de marcas. Es autor de la metodología brandgenetic y creyente en la integración de las ciencias sociales con los negocios, para mejor entender la conducta del consumidor. Ha participado en diferentes asociaciones y consejos, tales como: el Consejo Ciudadano Consultivo de Calidad de Vida de la Ciudad de México por invitación del Jefe de Gobierno; del Consejo de Administración de Tecnolite; Consejo de Administración de la International Children’s Cancer Foundation, San Diego CA; Consejo de Administración de Tucané; Consejero de la Fundación PAS (Prevención Abuso Sexual a menores); miembro del GRECU (Grupo de reflexión sobre economía y cultura) de la UAM; del Consejo de la Incubadora de Negocios de la UP; y del Consejo de Administración de Mayama A.C., organización civil reconocida por la ONU.